El duro oficio de los recolectores de nidos de Ya´an - Vision-Times-en-Español
Viajeros

El duro oficio de los recolectores de nidos de Ya´an

Spread the love
The only way to reach the birds' nest cave. (Image: Sina News)
La única manera de llegar a la cueva donde anidan las aves. (Imagen: Sina News)

 

Por Cecilia Kwan

 

[su_dropcap size=”5″]E[/su_dropcap]s así como estos aldeanos, en la provincia de Sichuan, recogen nidos comestibles de aves, a través de un sendero de montaña muy estrecho.

 

Son nidos de golondrinas que usan su saliva para amalgamar hierbas, ramas y plumas. Una vez cocidos al vapor, se utilizan para preparar sopas, y por su alto contenido de proteína también se utilizan para elaborar un tónico muy preciado.

 

Cada mes de mayo, los residentes de Ya´an suben y bajan por un camino muy estrecho, de aproximadamente 20 cm. de ancho por las laderas de las montañas, para recoger nidos y hierbas.

 

Durante una caminata de 4 horas y una búsqueda de 2 horas, estas personas arriesgan sus vidas para luego vender estos objetos en el mercado.

 

Hace unos años, los aldeanos podían cosechar más de 200 nidos de golondrina en un año, pero ya el año pasado la recolección cayó a poco más de 100. Hay preocupación por el futuro de esta actividad debido a que la pobreza del suelo para la agricultura genera incertidumbre sobre la cosecha de los nidos de estas aves.

 

(Image: Sina News)
La remota región de la montaña Maoke. (Imagen: Sina News)

En lo profundo de la región montañosa y con apenas algún signo de vida humana, a 3,224 m de altura, la montaña Maoke permanece envuelta por nubes y niebla durante todo el año.

 

El pueblo más cercano está a más de 96 Km. al oeste, donde vive una comunidad de alrededor de 200 habitantes. El camino es el único acceso al pueblo.

 

(Image: Sina News)
El camino a la aldea. (Imagen: Sina News)

Abril es el mes en que se recolectan los nidos, el hongo de oruga, y la orquídea Gastrodia elata.

 

La distancia desde el pueblo hasta la cueva de los nidos es de sólo unos pocos kilómetros, sin embargo, una diferencia de casi 1.005 m. de altura hace que el camino sea difícil. El peligro acecha en todas partes; musgo, piedras sueltas, ortigas Para cruzar o pasar los recolectores tienen que girarse, estirarse, o incluso apoyarse en sus cuatro extremidades.

 

[su_heading size=”18″]Estos bosques vírgenes son traicioneros. No hay forasteros que se atrevan a explorarlos sin un baquiano. Incluso los pobladores tienen que ir en grupo por razones de seguridad.[/su_heading]

 

[su_slider source=”media: 40648,40649,40650,40651,40652,40653,40654,40644,40645,40646,40647″ limit=”36″ height=”400″ responsive=”no”]

 

aviso
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Leave a Reply

Your email address will not be published.