¿El fin del PCCh? Estados Unidos da un golpe mortal a los funcionarios comunistas chinos - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

¿El fin del PCCh? Estados Unidos da un golpe mortal a los funcionarios comunistas chinos

Spread the love

Con China tambaleándose bajo la presión de la guerra comercial con Estados Unidos y las fuertes protestas en Hong Kong contra un proyecto de ley a favor de Beijing, el gobierno de Estados Unidos ha asestado un golpe contra funcionarios chinos corruptos.

La administración Trump podría utilizar la Iniciativa de Recuperación de Activos de la Cleptocracia para castigar a los funcionarios sospechosos de corrupción o de violaciones de los derechos humanos

La Iniciativa para la recuperación de activos de la Cleptocracia

La cleptocracia es una forma de gobierno en la que unos pocos gobiernan el país y utilizan su poder para explotar los recursos y el pueblo de la nación con el fin de enriquecerse.

aviso

En cierto modo, esto describe esencialmente a China. Aunque el gobierno comunista se posiciona como “al servicio” del pueblo, la verdad es que aplasta las libertades personales de sus ciudadanos.

Se sabe que muchos de los altos funcionarios chinos tienen activos en el extranjero, activos que han adquirido a través de la corrupción y de acciones inhumanas.

Y ahora, Estados Unidos está listo para tomar medidas enérgicas contra estas personas.

Se sabe que muchos de los principales funcionarios chinos tienen activos en el extranjero que han adquirido a través de la corrupción y acciones inhumanas. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Funcionarios

Según las estimaciones, más del 74 por ciento de los hijos varones de funcionarios chinos por encima del nivel ministerial del Partido Comunista Chino (PCCh) son ciudadanos estadounidense o una tarjeta verde (green card).

Cuando se trata de nietos, casi el 91 por ciento tiene la ciudadanía estadounidense.

Muchos de estos funcionarios se han aprovechado de sus posiciones en el Partido, acumulando enormes cantidades de riqueza y transfiriéndola a Estados Unidos.

Como resultado, un ciudadano chino normal tiene que lidiar con esquemas de bienestar incompetentes y libertades personales muy bajas, mientras que los funcionarios corruptos y sus hijos llevan una vida libre en Estados Unidos con todas las comodidades que el dinero puede comprar.

Además, algunos de los funcionarios están involucrados en la persecución de las minorías étnicas y religiosas en el país.

El Departamento de Estado de los EE.UU. recientemente pidió a los practicantes de Falun Gong en los EE.UU. que proporcionaran una lista de oficiales de alto rango que saben que han estado persiguiendo su fe.

Visas

El gobierno podría pronto congelar sus activos y negarles visas.

Para que la iniciativa de recuperación de activos tenga más impacto, la administración ha propuesto una nueva legislación que recompensaría a los denunciantes que exponen a funcionarios corruptos de gobiernos extranjeros.

“El proyecto de ley permite al Departamento del Tesoro proporcionar a los denunciantes no sólo incentivos monetarios, sino también medidas de protección, incluido el asilo para el denunciante y su familia inmediata…

El proyecto de ley propone un programa único de denunciantes centrado en la corrupción en el extranjero, y que difiere en aspectos importantes de otros programas gubernamentales establecidos para denunciantes”,

según The National Law Review.

Sanciones

El llamado a sancionar a los funcionarios chinos está ganando terreno en Estados Unidos a raíz de la crisis actual en Hong Kong.

La administración de la ciudad está tratando de aprobar un proyecto de ley que sometería a los hongkoneneses a las leyes penales de Beijing, despojándolos así de sus derechos humanos básicos.

Esto ha dado lugar a enormes protestas de ciudadanos preocupados.

El congresista estadounidense Mike Gallagher ha pedido a la administración Trump que tome medidas estrictas contra los funcionarios chinos que conspiran contra la democracia de Hong Kong.

El llamado para sancionar a los funcionarios chinos está ganando terreno en los EE. UU. tras la actual crisis en Hong Kong. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Derechos Humanos

“La Casa Blanca, junto con el liderazgo del Congreso, debe dejar muy claro al Partido Comunista de China y al mundo entero que Estados Unidos continúa monitoreando cuidadosamente a Hong Kong y que cualquier acto de violencia contra futuras protestas será castigado con sanciones Magnitsky contra los funcionarios responsables”,

dijo en una declaración (The Epoch Times).

Algunos legisladores estadounidenses le han pedido a Trump que haga de los temas de derechos humanos y de la situación de Hong Kong una parte de las conversaciones comerciales con China.

Si Bejing continúa con sus prácticas de políticas comerciales sesgadas, el robo de la propiedad intelectual estadounidense, la persecución de las minorías y la erosión de las libertades en Hong Kong; el conflicto entre Estados Unidos y China podría extenderse fácilmente a una guerra fría de larga duración.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.