El Vaticano es urgido a hablar en contra de la cosecha de órganos en China - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

El Vaticano es urgido a hablar en contra de la cosecha de órganos en China

Spread the love

Un destacado experto en asuntos chinos ha pedido al Vaticano que se pronuncie en contra de la industria china de la recolección de órganos sancionada por el Estado, en la que presuntamente se está matando a presos de conciencia a pedido.

Steven Mosher, presidente del Population Research Institute, dijo al medio católico LifeSiteNews que era hora de que el Vaticano se uniera a un creciente coro de voces condenando la cosecha de órganos en China.

“Sería muy útil que la Academia Pontificia de Ciencias, encabezada por el Arzobispo Marcello Sorondo, se pronunciara en contra de la práctica continua de la sustracción de órganos en China de personas que son ejecutadas por esa razón”,

dijo Mosher.

Le dijo a John-Henry, redactor jefe de LifeSiteNews, que las pruebas recogidas mostraban que lo que estaba ocurriendo en China “no era una imagen bonita”.

aviso

“Esta es una cuestión de matar literalmente a la gente por sus órganos para obtener ganancias”,

dijo Mosher.

“Estados Unidos -en su informe de derechos humanos publicado el mes pasado- se refirió al problema de la ejecución de presos por sus órganos y ha pedido que se considere como una verdadera violación de los derechos humanos.

Por lo tanto, creo que mucha gente está hablando con la misma voz sobre este tema y sería útil que el Arzobispo Sorondo sumara su voz a la del pueblo que está exigiendo a China que ponga fin a este horrible abuso de los derechos humanos”,

dijo.

Mosher asistió a una conferencia el 20 y 21 de mayo en la Academia Juan Pablo II para la Vida Humana y la Familia en Roma.

Dijo que esperaba visitar al arzobispo Sorondo mientras estaba en la capital italiana y que ya le había enviado al arzobispo argentino nuevos datos que revelan que las cifras de trasplantes del gobierno chino son falsas.

Vea la entrevista completa aquí:

Hazmerreír

El arzobispo Sorondo se ha ganado la infamia en el pasado por elogiar a la China comunista mientras menospreciaba al padre Bernardo Cervellera, jefe de la agencia AsiaNews, dijo en un editorial que las opiniones del arzobispo sobre China hacían que la iglesia fuera el hazmerreír.

El Arzobispo Sorondo también fue noticia por invitar a funcionarios chinos que se cree que están involucrados en la cosecha de órganos a los eventos del Vaticano organizados por la Academia Pontificia de Ciencias, mientras que su propia visita a una conferencia sobre el tráfico de órganos en China en agosto de 2017 fue vista como propaganda para la prensa estatal de China.

Otra publicación religiosa, el Catholic Herald informó que vieron una carta escrita por el arzobispo en la que decía que el gobierno chino ha “llevado a cabo la reforma del sistema de donación de órganos”.

En su entrevista con LifeSiteNews, Mosher declaró que en Occidente cualquier persona que necesitara un trasplante esperaría mucho tiempo por un tejido compatible.

Pero en China, si se busca un órgano para trasplante, “generalmente en el plazo de una semana y, a veces, en un plazo de 24 a 48 horas, se tiene el corazón, el riñón y el hígado que se estaba esperando“.

Mosher señaló, al igual que muchos otros preocupados por esta práctica, que esto sólo puede hacerse si existe un gran número de “donantes” vivos a quienes recurrir.

“La única manera de que eso ocurra es que un millón de personas en el corredor de la muerte en China ya hayan sido sometidas a un análisis de tejidos”,

dijo Mosher.

“Ponen el tejido del posible comprador del órgano en la computadora y cuando aparece una coincidencia esa persona es ejecutada, y sus órganos son sacados e inmediatamente trasplantados al comprador”.

Señaló que ahora las personas asesinadas por sus órganos en China ya no son ejecutadas por medio de disparos y luego se les extirpan los órganos, sino que las personas son paralizadas y luego asesinadas a medida que se les extraen los órganos.

“Esto es un gran negocio”, dijo.

“Es un negocio del que los funcionarios del Partido Comunista probablemente se están beneficiando, y es un negocio que es poco probable que quieran abandonar a menos que haya una tremenda presión internacional”.

Ocurre hace tiempo

Mosher dijo que fue el primero en enterarse de la cuestión de la cosecha de órganos en China a principios de la década de 1990.

Dijo que la recolección de órganos aumentó más tarde cuando el gobierno chino comenzó a perseguir a los practicantes de Falun Gong, quienes, según los investigadores, son las principales víctimas de la matanza de sus órganos.

Los invitamos a ver un vídeo de China Uncensored sobre la cosecha de órganos en China:

 

En 2006 se denunció que un gran número de practicantes de Falun Gong estaban siendo asesinados por sus órganos en un hospital en el norte de China, la denuncia fue acompañada por informes creíbles.

La Coalición Internacional para Acabar con el Abuso de Trasplantes en China publicó un informe de 700 páginas a mediados de 2016, que demostró el alcance de la recolección forzada de órganos en China.

El informe estima que en China se realizan anualmente entre 60.000 y 100.000 trasplantes de órganos.

Entre las pruebas utilizadas para calcular estas cifras se encontraban los datos de los ingresos del hospital, los volúmenes de trasplantes, los índices de utilización de camas, el personal quirúrgico, los programas de capacitación y los fondos estatales.

El informe fue escrito por investigadores canadienses, el ex congresista David Kilgour, el abogado de derechos humanos David Matas y el periodista de investigación Ethan Gutmann.

Concluyeron que la fuente de estos órganos eran los prisioneros de conciencia, la mayoría practicantes de Falun Gong que han sido perseguidos por el estado desde 1999.

Otros prisioneros de conciencia – tibetanos, uigures y cristianos de la casa – también han sido blanco de los comunistas como fuente de órganos corporales, sólo que en menor medida, según el informe.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.