Embajador de EE.UU. pidió que China ponga fin a la "guerra contra la fe" - Vision-Times-en-Español
Derechos Humanos, Verdad

Embajador de EE.UU. pidió que China ponga fin a la “guerra contra la fe”

Spread the love

Parece algo poco creible, que hoy en día, en pleno siglo XXI, exista la persecución a personas por su fe.

En un mundo que aparenta ser cada vez mas “libre”, suceden cosas, que si nos detenemos a mirar e informarnos con atención, pueden abrirnos los ojos, y cambiar totalmente nuestra manera de percibir la realidad.

En este caso, paises como China (con un gobierno comunista y totalmente ateo), prohibe que personas inocentes, practiquen de manera libre su fe; privándolos de su libertad, y en casos extremos torturándolos, e incluso quitándoles la vida, con el fin de hacer que renuncien a sus creencias religiosas y espirituales.

Medidas en contra de la persecución China

El pasado 17 de noviembre, el embajador estadounidense Sam Brownback, renovó su petición, para que Beijing ponga fin a la “guerra contra la fe”.

aviso

El llamamiento se llevó a cabo en una sesión informativa especial para el Foro de Ministros de la Alianza Internacional para la Libertad de Creencias Religiosas (Alianza IRF).

Sam Brownback resaltó el uso de la tecnología por parte de China para perseguir a los grupos religiosos.

Los miembros de la FIR, que representan a 31 naciones, advirtieron en una declaración conjunta, sobre el empleo ilegal de la tecnología que utiliza China.

Este país comunista, vigila las acciones de los individuos debido a su religión o creencia y reprime a comunidades religiosas enteras.

“Esto es algo que han hecho en el Tíbet, que están haciendo en Xinjiang, y que se está desarrollando en diferentes lugares de su país.  Y queremos evitar que esto se extienda a otros países del mundo “, declaró Brownback.

“Creo que en particular lo que China está haciendo está absolutamente equivocado. Es una de las peores situaciones de persecución religiosa del mundo hoy en día, si no la peor”, continuó el Embajador.

En la entrevista pidió específicamente a China, que detenga “su guerra” contra la fe musulmana, budistas tibetanos, la iglesia cristiana, católica, y contra Falun Gong“.

Traducción del twist: La guerra de fe del Partido Comunista Chino apunta a cristianos, musulmanes, budistas y devotos de Falun Gong por igual. El PCch no perdona a nadie.

“El partido comunista no perdona a nadie”

Cabe recalcar, que incluso en medio de la pandemia mundial (en octubre), más de 1.000 personas practicantes de Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, fueron arrestadas y acosadas por la policía, con 65 adherentes condenados a la cárcel.

Reconociendo esta amenaza, el Secretario de Estado Mike Pompeo, expresó en Twitter, su preocupación por la persecución China :

“el PCCh, apunta a cristianos, musulmanes, budistas y devotos de Falun Gong por igual. El Partido no perdona a nadie”.

En octubre del año pasado, el Departamento de Comercio de EE.UU. puso en una lista negra a 28 oficinas y compañías de la policía china, incluyendo el fabricante de equipos de vigilancia Hikvision.

En toda China se desplegó una tecnología especial de vigilancia, para disidentes y  ciudadanos comunes.

Víctimas del comunismo

El Presidentre Donald Trump, el pasado 7 de noviembre, en el 103º aniversario de la infame Revolución de Octubre en Rusiaconmemoró a las más de 100 millones de vidas, víctimas de regímenes comunistas en el siglo XX, y prometió detener la propagación de esta ideología en todo el mundo.

En un mensaje presidencial en el Día Nacional de las Víctimas del Comunismo, Trump declaró que el comunismo es una : “ideología opresiva que, sin excepción, deja a su paso miseria, destrucción y muerte”.

El gobierno de Trump conmemoró esta fecha desde 2017, en memoria al centenario de la toma del poder por los comunistas en Rusia.

“Aunque el marxismo promete igualdad, paz y felicidad, en la práctica sólo resulta en desigualdad, violencia y desesperación”, dice la declaración.

El comunismo es responsable de 100 millones de muertes en el siglo XX, según el Libro Negro del Comunismo, con regímenes en China, la Unión Soviética, Camboya y Corea del Norte entre los principales asesinos.

“Durante el último siglo, los regímenes comunistas, desde el Khmer Rouge de Camboya hasta el Derg de Etiopía, han confirmado la opresión aplastante inherente a la filosofía de Karl Marx”, dice el mensaje presidencial.

“Como estadounidenses orgullosos que aprecian las bendiciones de la libertad y la democracia, prometemos apoyar a los más de mil millones de personas que actualmente están cautivas en los regímenes comunistas y a las que se les niegan sus derechos inalienables a la vida y la libertad”.

aviso
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.