En sus últimos momentos Trump y su administración enfatizan valores fundamentales y denuncian a China por genocidio - Vision-Times-en-Español
Acontecimientos del Mundo, Verdad

En sus últimos momentos Trump y su administración enfatizan valores fundamentales y denuncian a China por genocidio

Spread the love

Cuando las últimas horas de la administración Trump concluyeron el 19 de enero, el presidente deseó suerte a la nueva administración y pidió a los estadounidenses que oraran por su éxito.

Mientras que algunos de sus miembros clave de su personal pusieron en evidencia al Partido Comunista Chino (PCCh) por su persecución de musulmanes uigures y practicantes de Falun Gong.

Libertad Religiosa

El secretario de Estado saliente, Mike Pompeo, no se anduvo con rodeos para Beijing, describió el estado de vigilancia en Xinjiang y las atrocidades cometidas contra los uigures, nada menos que por “crímenes contra la humanidad” y “genocidio”.

“Este es un conjunto de acciones muy serias y trágicas que están teniendo lugar allí en alguna parte occidental de China… Se trata de trabajo forzado, esterilización forzada, abortos forzados.

El tipo de cosas que no hemos visto en mucho tiempo en este mundo”,

dijo Pompeo en una entrevista con Fox News America Reports .

aviso

Pompeo dijo que su departamento había realizado “una revisión exhaustiva de los hechos” y determinó que el PCCh de hecho no solo ha cometido los crímenes de los que ha sido acusado, sino que busca “denegar a estas personas, no solo a los musulmanes Uigures, sino a otras religiones también, la simple capacidad de seguir existiendo”.

“Me he referido a esto a lo largo del tiempo como la mancha del siglo. Es realmente eso”.

Atrocidades en Xinjiang

El secretario de Estado emitió un comunicado de prensa fuertemente redactado el martes 19 de enero, titulado “Determinación del secretario de Estado sobre las atrocidades en Xinjiang”, donde llamó a “la naturaleza del Partido Comunista Chino” un “régimen marxista-leninista que ejerce el poder a largo plazo” que sufren los chinos a través del lavado de cerebro y la fuerza bruta”.

Pompeo recordó los juicios de Nuremberg al final de la Segunda Guerra Mundial que llevaron ante la justicia a los autores de crímenes de lesa humanidad y genocidio de Hitler, lo que llevó a la eliminación del Partido Nazi y el fascismo del escenario mundial. 

Señaló que los juicios “Enjuiciaron a los perpetradores por crímenes de lesa humanidad, los mismos crímenes perpetrados en Xinjiang”.

En una nota similar, el embajador general de Estados Unidos para la libertad religiosa internacional, Sam Brownback, desafió al PCCh por su persecución de 21 años a la práctica espiritual Falun Gong, así como por la sustracción forzada de órganos de sus seguidores. 

Brownback escribió:

“¿Qué significa el número 6.600? Es el número aproximado de practicantes que Falun Gong informa que el PCCh arrestó en 2020.

¿Cuántas veces el PCCh acosará y arrestará a los practicantes de Falun Gong por negarse a renunciar a sus creencias antes de que el mundo se enfrente a esta injusticia? ”

(abajo en Twitter).

U.S. Secretary of State Mike Pompeo (R) shakes hands with State Department Ambassador at Large for International Religious Freedom Sam Brownback (L) during a press event at the State Department May 29, 2018 in Washington, DC. The State Department held the event to release of the 2017 Annual Report on International Religious Freedom.
El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo (derecha), estrecha la mano del embajador general del Departamento de Estado para la Libertad Religiosa Internacional, Sam Brownback (izquierda), durante un evento de prensa en el Departamento de Estado el 29 de mayo de 2018 en Washington, DC. (Imagen: Alex Wong/Getty Images)

Suerte a la administración entrante

En su discurso de despedida, el presidente Trump le deseó suerte a la administración entrante de Biden-Harris y pidió a los estadounidenses que “Oren por su éxito en mantener a Estados Unidos seguro y próspero”.

“Hace cuatro años lanzamos un gran esfuerzo nacional para reconstruir nuestro país, renovar su espíritu y restaurar la lealtad de este gobierno a sus ciudadanos.

 

En resumen, nos embarcamos en una misión para hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande para todos los estadounidenses”.

“Esta semana inauguramos una nueva administración y les transmitimos nuestros mejores deseos. Y también queremos que tengan suerte, una palabra muy importante”,

dijo Trump.

Trump, quien deja el cargo con un índice de aprobación del 51 por ciento según Rasmussen Reports, expresó en el discurso de 19 minutos su gratitud a su familia, el vicepresidente Mike Pence y su esposa y familia, el jefe de gabinete Mark Meadows y todo el personal de la Casa Blanca. 

El presidente volvió a condenar los disturbios en el Capitolio de los Estados Unidos durante la sesión conjunta del Congreso del 6 de enero, diciendo que “todos los estadounidenses estaban horrorizados por el asalto a nuestro Capitolio”.

“La violencia política es un ataque a todo lo que apreciamos como estadounidenses. Nunca se puede tolerar.

Ahora más que nunca debemos unirnos en torno a nuestros valores compartidos y superar el rencor partidista y forjar nuestro destino común”.

Horizontes abiertos y posibilidades infinitas

Trump se llamó a sí mismo el “único verdadero externo a la política, que ha ganado la presidencia” porque “no había pasado [su] carrera como político, sino como constructor mirando horizontes abiertos e imaginando posibilidades infinitas”.

Si bien Trump se unirá a un pequeño club de presidentes que solo sirvieron un mandato, elogió sus principios de “Estados Unidos primero” que beneficiaron a una amplia gama de estadounidenses,

“Reavivamos la creación de empleos en Estados Unidos y logramos un desempleo récord para afroamericanos, hispanoamericanos, asiáticos estadounidenses, mujeres, casi todos”.

“Los ingresos se dispararon. Los salarios se dispararon. El sueño americano se restauró y millones de personas salieron de la pobreza en tan solo unos pocos años. Fue un milagro”.

45° presidente

Pero lo que el 45avo presidente enfatizó con más pasión, fueron los valores que los padres fundadores de Estados Unidos dejaron a la posteridad hace más de 200 años.

“Sobre todo, hemos reafirmado la idea sagrada de que, en Estados Unidos, el gobierno responde al pueblo. Nuestra luz guía, nuestra estrella del norte, nuestra convicción inquebrantable ha sido que estamos aquí para servir a los nobles ciudadanos de Estados Unidos.

Nuestra lealtad no es para los intereses particulares, corporaciones o entidades globales. Es para nuestros niños, nuestros ciudadanos y nuestra propia nación”,

dijo.

“Restauramos el principio de que una nación existe para servir a sus ciudadanos. Nuestra agenda no se trataba de derecha o izquierda, no se trataba de republicanos o demócratas, sino del bien de una nación, y eso significa toda la nación”.

“Luchamos por el principio de que todo ciudadano tiene derecho a igual dignidad, igual trato e iguales derechos porque todos somos iguales ante Dios.

Todos tienen derecho a ser tratados con respeto, a que se escuche su voz y a que su gobierno escuche”.

Donald Trump reconoció las amenazas externas que el país enfrenta constantemente, pero dijo que el factor más peligroso que enfrenta Estados Unidos hoy “es una pérdida de confianza en nosotros mismos, una pérdida de confianza en nuestra grandeza nacional. Una nación es tan fuerte como su espíritu “.

“Ninguna nación puede prosperar por mucho tiempo si pierde la fe en sus propios valores, historia y héroes, porque estas son las fuentes mismas de nuestra unidad y vitalidad”,

dijo Trump.

aviso
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.