Es necesario minimizar la dependencia estadounidense de China para los productos farmacéuticos - Vision-Times-en-Español
Acontecimientos del Mundo, Verdad

Es necesario minimizar la dependencia estadounidense de China para los productos farmacéuticos

Spread the love

Una dependencia excesiva de China para fabricar ingredientes farmacéuticos activos (API) y productos médicos terminados ha dejado a Estados Unidos vulnerable propiciando una guerra comercial.

Esto sucedió como un medio de castigo económico, y un posible cuello de botella en la cadena de suministro, en un movimiento estratégico del partido comunista, para infligir daño a los ciudadanos estadounidenses.

Los legisladores llevan años reconociendo el problema de la dependencia de China para el suministro de API y medicamentos, pero la pandemia mundial dejó expuesto este tema de forma urgente.

El público estadounidense se volvió dolorosamente consciente de la situación desfavorable, cuando la pandemia Covid-19 golpeó con toda su fuerza a principios del año pasado.

aviso

En este entonces, hubo una escasez de ventiladores y equipos de protección personal (EPP) muy necesarios para la salud.

La legislación propuesta recientemente alentaría a las compañías farmacéuticas estadounidenses a diversificar sus cadenas de suministro.

Y de este modo reducir el riesgo inherente de depender de proveedores de un solo país para fabricar ingredientes que son cruciales para la salud y el bienestar de la nación.

Riesgos de importar medicamentos de China

Las compañías farmacéuticas prefieren importar API y medicamentos de China para aprovechar los bajos costos laborales y las leyes ambientales laxas.

La falta de regulaciones y aplicación de las leyes también significa que las condiciones en las que se producen los API y los medicamentos pueden resultar en productos de calidad inferior con posible contaminación.

Este fue el caso en 2018 cuando se descubrió que Losartán, un medicamento para la presión arterial, estaba contaminado con contaminantes cancerígenos .

El proveedor del API utilizado en losartán, Zhejiang Huahai Pharmaceutical, había realizado un cambio en el procesamiento en 2011 que resultó en la formación de impurezas en este medicamento.

La empresa no abordó adecuadamente las impurezas,y continuó produciendo la API para compradores de todo el mundo.

Detección de elementos contaminantes

Existe un pequeño número de inspectores de la FDA que evalúan las instalaciones de fabricación de fármacos y API en China, es un factor que dificulta la detección oportuna de contaminantes.

Uno de los factores que agrava el problema de la detección de elementos contaminantes, es la falta global de etiquetado en los medicamentos que tiene que indicar el país de origen.

Por lo tanto, los hospitales y los prescriptores no pueden aislar un medicamento con contaminantes conocidos que se originan en China y cambiarlo por su equivalente no contaminado fabricado en un país diferente.

Industria farmaceútica y medicamentos defectuosos

Como muchas industrias en China, la industria farmacéutica recibe apoyo estatal en forma de subsidios, lo que le da una ventaja competitiva.

Esta ventaja económica conduce a una mayor participación de mercado al desplazar a los competidores, lo que pone a los consumidores en riesgo de contaminación por medicamentos defectuosos.

Los consumidores de estos medicamentos defectuosos incluyen al público estadounidense y también a los ciudadanos chinos, ya que el país generalmente rechaza la competencia extranjera en su mercado interno de productos farmacéuticos.

Los fabricantes extranjeros que ingresan al mercado a menudo se enfrentan al robo de propiedad intelectual, ya que se pueden producir y distribuir falsificaciones una vez que se introduce un nuevo medicamento.

También enfrentan retrasos prolongados en la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de China.

Los legisladores hacen “sonar la alarma”

Marco Rubio and Elizabeth Warren proposed a bill back in August 2020 to study the U.S. pharma supply chain.
Marco Rubio y Elizabeth Warren propusieron un proyecto de ley en agosto de 2020 para estudiar la cadena de suministro farmacéutica de EE. UU. (Imagen: Gage Skidmor e a través de Flickr CC BY-SA 2.0)

La dependencia de Estados Unidos de las drogas fabricadas en China no ha pasado desapercibida para los legisladores.

Incluso antes de que la pandemia de Covid-19 mostrara cuán vulnerables podrían ser las cadenas de suministro, es que se ha discutido el tema de los suministros de medicamentos.

En julio de 2019, la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad de China de EE. UU. celebró audiencias sobre el asunto para revisar el estado actual de la dependencia de EE. UU. de los productos farmacéuticos fabricados en China.

La administración actual emitió las órdenes ejecutivas para estudiar el asunto en detalle y para que se puedan proponer recomendaciones de soluciones que garanticen la seguridad durante desastres y disputas con China.

El apoyo bipartidista para estudiar la cadena de suministro actual y las propuestas de legislación para reducir la exposición a las drogas de China ha ganado terreno.

Soluciones a la dependencia de los productos farmacéuticos chinos

Hay varias recomendaciones para reducir los riesgos en la cadena de suministro.

  • El abastecimiento de productos de varios países

El tener abastecimiento de productos de diferentes paises, reduce las posibilidades de contaminación y ofrece alternativas cuando un proveedor está en peligro.

  • Etiquetado de productos 

El etiquetado de los productos del país de origen, permitiría a los profesionales médicos y a los distribuidores, detectar y retirar rápidamente los medicamentos contaminados de las estanterías.

  • Asociación a países cercanos

El desplazamiento o el trabajo con países asociados con buenas relaciones más cercanos, minimiza el riesgo de pérdida de suministros durante una catástrofe mundial.

  • Producción en ubicaciones nacionales dentro del país

Así también, trasladar la producción a ubicaciones nacionales dentro del país, evita la escasez causada por el deterioro de las relaciones con otras naciones.

Si bien los costos pueden ser prohibitivos cuando se fabrican medicamentos en los EE. UU. debido a los altos costos laborales, hay empresas y organizaciones que buscan reestructurar la fabricación de productos farmacéuticos.

Phlow, una compañía farmacéutica con sede en Richmond, VA, busca utilizar la tecnología para cambiar la forma en que se fabrican los medicamentos y reducir los costos de producción.

 

 

Debbie Cho
Debbie ha trabajado en contabilidad corporativa y tiene títulos en ciencias sociales y economía financiera.
Escribe sobre temas relacionados con China y las finanzas, lo que une a sus intereses educativos y laborales.
aviso
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.