Espiritualidad y artes: conoce al artista chino que pinta con "Zen" - Vision-Times-en-Español
Culturarte

Espiritualidad y artes: conoce al artista chino que pinta con “Zen”

Spread the love

Kim Hoa Tram nació en la ciudad de Saigón, Vietnam, en 1959. Actualmente vive en Australia, gran parte de su arte está inspirado en las prácticas y experiencias budistas zen.

También es conocido por su nombre chino Shen Jinhe.

Pinturas zen

“El zen es el estado mental original alcanzado por el despertar espiritual; está vacío, puro y quieto… Este es el estado mental que me gustaría expresar en mis obras.

El espacio vacío juega un papel importante en mis obras. Es “pintura invisible” lo que no puedes ver pero puedes escuchar y sentir”,

dijo Tram en un comunicado (Eventfinda).

Según Tram, antes de tomar un pincel, primero medita para despejar su mente de pensamientos impuros y erróneos.

aviso

Después de obtener el estado de ánimo adecuado, se esfuerza por alcanzar un estado de no pensamiento, y finalmente unifica su mente y cuerpo para estar a gusto.

En este momento, la mente se vuelve ilimitada y las imágenes comienzan a emerger automáticamente de la punta del pincel de Tram.

Mueve el pincel rápidamente e imbuye la pintura con la energía vital de Qi. Alguien que esté sintonizado con tales energías reverberará instantáneamente con la resonancia espiritual de las pinturas de Tram.

Entre las pinturas que expresan con elegancia el estilo de Tram se encuentra una obra de arte que consta de dos secciones tituladas Delusion and Awakening.

Ambas secciones representan ilustraciones en cuatro paneles y se leen de derecha a izquierda. En cada panel, la imagen de un pájaro es un objeto recurrente.

En Delusion, se representa a un pájaro alegre persiguiendo las hojas que caen, lo que indica el deseo inherente a todos los seres humanos. El pájaro se detiene en el tercer panel y cae de bruces en el último.

El “Espejismo” y el “Despertar” de Tram presentan a las aves como los personajes principales. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

La siguiente sección, Despertar, es la parte más intensa de la pintura.

Sobre cuatro paneles, se muestra un pájaro bebé llorando al lado de un pájaro muerto, un pájaro joven grita en estado de shock, un pájaro viejo mira al pájaro muerto, y un pájaro aún más sabio se representa encaramado en una rama con una expresión de aceptación.

La pintura básicamente muestra el ascenso del pájaro al despertar espiritual.

Influencia zen en el arte japonés

Aunque el Zen comenzó en China como una mezcla entre el budismo y el taoísmo, es en Japón donde se arraigó la tradición espiritual.

Alcanzó una tremenda popularidad entre los samurais en el siglo XIII y ejerció una gran influencia en las artes japonesas. Nada ejemplifica esto más que la ceremonia japonesa del té, también conocida como el “Camino del Té”.

Llamado sado o chanoyu en el idioma local, implica la preparación ceremonial de té verde en polvo.

El acto de moler las hojas de té, agregar agua y mezclarlas con un batidor de bambú fue visto como el ejemplo perfecto del uso de una tarea diaria con fines meditativos.

De hecho, los elementos básicos del procedimiento fueron desarrollados por el fundador del budismo zen en Japón, Myoan Eisai.

La ceremonia japonesa del té incorpora principios zen. (Imagen: wikimedia / GNU FDL)

En el campo de la pintura, el estilo más influenciado por el budismo zen es Sumi-e, que básicamente se refiere a un estilo de pintura con tinta.

La pintura fue vista como el resultado de meditar sobre la esencia de un sujeto. Como tal, los pintores que siguen este estilo no están demasiado interesados ​​en crear una ilusión de realidad en sus obras.

Otro campo que el Zen influyó es la jardinería de piedra.

Dado que los monjes consideraban las tareas cotidianas como un tipo de meditación, cuidar de un jardín de piedra era muy valorado, ya que requería un mantenimiento constante.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.