Expedición detecta a la criatura marina más larga - Vision-Times-en-Español
Planeta, Vida

Expedición detecta a la criatura marina más larga

Spread the love

Una expedición que forma parte de la iniciativa del Schmidt Ocean Institute en Australia y el Pacífico ha revelado algunos nuevos resultados sorprendentes.

Explorando los cañones submarinos cerca de Ningaloo, científicos de investigación dirigidos por la Dra. Nerida Wilson, una científica investigadora senior del Museo de Australia Occidental, vieron con asombro la imagen de una masiva criatura que de repente apareció en la pantalla de su computadora.

La hermosa criatura nadaba a una profundidad de 610 metros (2.000 pies). Era un sifonóforo. Se estima que tiene unos increíbles 46 metros (150 pies) de largo, tenía la forma de una gigantesca masa galórca.

“Parecía un ovni increíble”,

comentó.

aviso

Una apolemia sifonófoba gigante

Este depredador es, de hecho, una criatura gelatinosa, compuesta por una colonia de zooides individuales, que son racimos de células que se clonan miles de veces.

Pero es más complicado que eso. De hecho, según un artículo de investigación publicado en Developmental Dynamics, los zooides nacen asexualmente y cada uno realiza una función diferente para el cuerpo más grande del sifonóforo.

Todos están unidos, para trabajar como un equipo de tentáculos, como una cortina o una red en la que captura a otros bichos como peces pequeños y crustáceos.

Muchos sifonóforos brillan de color verde o azul, pero algunas especies incluso brillan en rojo cuando son perturbadas.

Wilson y sus colegas se unieron a investigadores de la Universidad de Curtin, Geoscience Australia y Scripps Institution of Oceanography.

Documentaron el organismo con la ayuda de SuBastian, el robot de aguas profundas pilotado remotamente. Completaron 20 inmersiones a profundidades de hasta 4.500 metros durante 181 horas de exploración.

La medusa Melena del León puede rivalizar potencialmente con el sifonóforo. (Imagen: wikimedia / CC0 1.0)

 

A bordo del Falkor, una nave de investigación administrada por el Schmidt Ocean Institute, la misión del equipo era aprender más sobre las criaturas que viven bajo el agua en la zona.

Los científicos pensaron que este sifonóforo giratorio podría ser el organismo marino más largo del mar.

Sólo las medusas de la melena del león, con tentáculos que alcanzan hasta 40 metros (120 pies) de largo, y las enormes ballenas azules a 30 metros (100 pies), rivalizan con el sifonóforo.

Nuevos descubrimientos

Jyotika Virmani, directora ejecutiva del Schmidt Ocean Institute, señaló:

“Lo fascinante de esta parte particular del mundo es que no ha sido explorado. Cada vez que la gente baja a las profundidades del mar, es tan vasto y sin embargo tan inexplorado que es muy fácil hacer nuevos descubrimientos y ver algo que nunca hemos visto antes. Es como estar en un nuevo planeta”.

Los científicos a bordo de Falkor también identificaron hasta 30 nuevas especies además del sifonóforo. Charlie Wiener, Director de Comunicaciones Marinas de Schmidt comentó:

“Ser capaz de caracterizar lo que hay en un clima cambiante es muy importante para que sepamos lo que tenemos y si estamos perdiendo algo”.

Las imágenes y muestras recogidas de los océanos que rodean Australia tendrán importantes implicaciones para la sustentabilidad y protección de estos ecosistemas submarinos.

Esponjas de vidrio

Durante la expedición, los científicos vieron una serie de esponjas de vidrio en Cape Range Canyon y observaron por primera vez en las aguas de Australia Occidental el pulpo bioluminiscente de Taning y pepinos de mar de cola larga.

Durante una expedición en Cape Range Canyon, los científicos observaron el calamar de pulpo bioluminiscente de Taning. (Imagen: pixabay / CC0 1.0)

 

La hermosa escena de esponjas de vidrio flotante transparente observadas en el área de Cape Range Canyon fue una ventaja adicional para los científicos.

Las esponjas de vidrio se encuentran comúnmente en las profundidades del océano. Sus tejidos son partículas estructurales similares a los vidrios. Llamados espículas, están hechas de sílice (de ahí el nombre).

La Dra. Lisa Kirkendale, directora de zoología acuática del Museo del Oeste de Australia e investigadora co principal, expuso:

“Estos especímenes representan tantas extensiones en profundidad y registros de rango para tantas especies, formarán una nueva parte importante de las colecciones del Museo WA”.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.