Falun Dafa: la "sofisticada campaña" de represión que enfrentan los practicantes que viven fuera de China - Vision-Times-en-Español
China Hoy, Verdad

Falun Dafa: la “sofisticada campaña” de represión que enfrentan los practicantes que viven fuera de China

Spread the love

La represión a los practicantes de Falun Gong que viven en el extranjero forma parte de una “sofisticada, global y exhaustiva campaña de represión transnacional” llevada a cabo por el Partido Comunista Chino (PCCh), según informe publicado a principios de febrero.

Otros grupos de personas que el PCCh tiene en su punto de mira son:

  • los uigures,
  • los tibetanos,
  • los disidentes políticos y, más recientemente,
  • los hongkoneses y
  • los mongoles de Mongolia interior.

El informe daba ejemplos de cómo los practicantes de Falun Gong se enfrentan a represalias periódicas por parte de China y de agentes del Estado chino.

Persecución Global

“Estas incluyen el acoso frecuente y las agresiones físicas ocasionales por parte de los miembros de las delegaciones chinas visitantes o de los apoderados pro-Beijing en las protestas en el extranjero, como en los casos que se han producido desde 2014 en Estados Unidos, la República Checa, Taiwán, Brasil y Argentina”,

dice el informe.

aviso

Una practicante de Falun Gong (Falun Dafa) en Islandia protesta por la llegada de un alto funcionario chino en 2012. La pequeña pancarta que sostiene incluye los tres principios fundamentales de la práctica: Verdad, Compasión y Tolerancia. (Imagen: Wikimedia)

“Los medios de comunicación y las iniciativas culturales asociadas a Falun Gong han denunciado robos sospechosos dirigidos a información sensible, manipulación de vehículos y presiones de las autoridades chinas para que las empresas locales corten la publicidad u otras obligaciones contractuales con ellos”,

se indicó.

Múltiples practicantes de Falun Gong en Tailandia también se han enfrentado a la detención, incluido un taiwanés implicado en emisiones de radio no censuradas a China y varios casos de refugiados chinos formalmente reconocidos como tales por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR)”.

El informe también menciona el caso de Sun Yi, un ingeniero y practicante de Falun Gong, que se convirtió en el tema de la película Carta desde Masanjia.

“En octubre de 2017, un practicante de Falun Gong que había sobrevivido a un campo de trabajo chino y se había convertido en un informante de alto perfil sobre los abusos del PCCh, -al colocar a escondidas una carta en una decoración de Halloween cuando estaba detenido y más tarde filmando un documental con imágenes encubiertas-, murió de insuficiencia renal repentina en Indonesia”,

dijo el informe.

“Algunos colegas consideran que su muerte es sospechosa, pero no se le practicó una autopsia”.

El ex recluso del campo de trabajo Sun Yi fue el protagonista de la película “Carta de Masanjia”. (Imagen: cortesía de Flying Cloud Productions)

La influencia internacional del régimen chino ha conseguido que otros países se conviertan en cómplices de sus campañas en el extranjero, según el informe.

Las “formas más duras”

El informe dice que:

“Las formas más duras de represión transnacional directa por parte de agentes chinos, como espionaje, ciberataques, amenazas y agresiones físicas; surgen principalmente del aparato militar y de seguridad nacional del PCCh: organismos como el Ministerio de Seguridad del Estado (MSS), el Ministerio de Seguridad Pública (MPS) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), aunque la división precisa del trabajo entre estas entidades es a menudo poco clara”.

Tales actividades dirigidas a Falun Gong son dirigidas por la Oficina 610, una agencia de seguridad extralegal, y el MPS, dijo el informe.

“Pero los funcionarios locales de varias regiones también participan en la vigilancia de los exiliados de Falun Gong de sus provincias”.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, lleva más de 20 años siendo perseguido en la China continental. Además de la meditación y los ejercicios de movimiento lento, los practicantes siguen tres principios fundamentales: Verdad, Compasión y Tolerancia.

La práctica comenzó en el norte de China a principios de la década de 1990. Fácil y gratuita de aprender, se extendió rápidamente por toda China y más allá de sus fronteras.

Debido a su popularidad, el PCCh comenzó a perseguir a sus practicantes en 1999.

La persecución ha sido brutal, y el ejemplo más notable que se conoce son los repetidos informes de que los practicantes están en el punto de mira para la extracción de órganos vivos en la industria de trasplantes del país.

Practicantes de Falun Gong meditando en público en Guangzhou en 1998, antes de que el Partido Comunista prohibiera el grupo espiritual en 1999. Estas sesiones de ejercicio siguen estando prohibidas en China. (Imagen: Minghui.org)
aviso
Artículos PreviosArtículos Siguientes

Leave a Reply

Your email address will not be published.