'Gané el certamen Miss Canadá pero mi trabajo puso en riesgo a mi padre en China' - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

‘Gané el certamen Miss Canadá pero mi trabajo puso en riesgo a mi padre en China’

Spread the love
Miss World Canada 2015, Anastasia Lin, who has spoken up for human rights in China, and now her father has been threatened by the Chinese Communist government. (Image: Anastasia Lin/ By Fadil Berisha)
Miss Mundo Canadá 2015, Anastasia Lin, quien ha hablado a favor de los derechos humanos en China. Su padre ha sido amenazado por el gobierno comunista chino. (Imagen: Anastasia Lin / Por Fadil Berisha)

Por Katy Mantyk

 

Esta es una carta abierta de Anastasia Lin, Miss Canadá 2015, publicada originalmente en The Washington Post. Ella aprovechó su popularidad para denunciar los abusos a los derechos humanos en China, y ahora su padre está siendo amenazado por las autoridades chinas. Él le pide que haga silencio porque tiene miedo. ¿Qué debería hacer?

 

Mi padre nunca estuvo tan orgulloso de como cuando fui coronada Miss Mundo Canadá en mayo. Es un honor increíble ser capaz de representar a mi país en el escenario mundial. Para mi padre, que aún vive en China, fueron los frutos de todos sus esfuerzos para apoyarme.

 

Author of the article, Anastasia Lin, Miss World Canada, 2015. (Image: Anastasia Lin/By )
La autora del artículo, Anastasia Lin, Miss Mundo Canadá, 2015. (Foto: Anastasia Lin / Facebook)

Aunque el acceso a la información está restringido en China, la noticia de mi victoria se extendió rápidamente en mi provincia natal de Hunan, y mi padre fue inundado con mensajes de felicitaciones y buenos deseos para mí. Pero las cosas pronto tomaron un giro oscuro. Ahora, tan sólo unas semanas después de la coronación, él tiene miedo de hablar conmigo.

La razón de esto es muy familiar para los chinos que dicen lo que piensan en el extranjero.

Poco después de mi victoria, mi padre comenzó a recibir amenazas por parte de agentes de seguridad chinos, quienes se quejan de que esté divulgando cual es la situación de los derechos humanos allí. Como actriz, con frecuencia tomo papeles en películas y programas de televisión que arrojan luz sobre la corrupción oficial y la persecución religiosa en China y mi plataforma de Miss Mundo Canadá refleja estas pasiones.

 Sin duda, temiendo por su vida y negocio, mi padre me pidió que renunciara a mi defensa de los derechos humanos.

Me dijo que si no me detengo, tendríamos que ir por caminos separados.

Muchos activistas chinos han tenido experiencias similares. Incluso después de que emigran a Occidente, el Partido Comunista utiliza a sus familiares en China como factores para silenciarlos e intimidarlos.

En muchos casos, los miembros de la familia son “invitados a tomar el té” por funcionarios de organismos de seguridad, quienes emiten vagas amenazas de represalias si sus familiares en el extranjero no se desdicen. Este método es una reminiscencia de cómo, durante la Revolución Cultural, se alentó a los niños a denunciar e informar sobre los padres y unos miembros de las familias se volvieron contra los otros bajo amenaza de persecución.

Algunos chinos, especialmente aquellos que vivieron la Revolución Cultural y campañas posteriores, han internalizado la lección de que no hay que hablar críticamente del régimen. Eso explica por qué, además de recibir muchos mensajes de apoyo, también he recibido cartas de chinos que me dicen que baje el tono de mi plataforma de derechos humanos, que consideran demasiado política. Pero para mí esto no es una cuestión de política. Se trata de los valores humanos universales que nunca deben ser acallados.

Muchas personas me han preguntado por qué he seguido hablando después de que mi padre se vio amenazado.

Aunque no he experimentado personalmente la persecución (me mudé a Canadá cuando tenía 13 años), mis papeles como actriz han requerido familiarizarme íntimamente con las historias y experiencias de los que sí lo han sido. En una película, basada en una historia real, representé a un practicante de Falun Gong encarcelado en un campo de trabajo forzado chino, porque no quiso renunciar a sus creencias, incluso después de soportar una tortura angustiosa. Resalto el coraje de esas historias, creo que deben ser escuchadas.

Un cambio positivo en el mundo será posible solo con sacrificio y riesgo. Millones de ciudadanos chinos mucho más valientes que yo han tomado estos riesgos, sólo para ser encarcelados y torturados, o algo peor. Manteniendo firmes nuestras convicciones y valores, honramos su sacrificio. Es impensable que tales esfuerzos deban causar dolor a nuestros seres queridos. Me partió el corazón cuando mi padre me envió un mensaje pidiendome callar. Luché pensando en lo que haría, sopesando lo correcto para mí, para mi padre, para todos los que están dentro de China y para todos los que han dejado de construir una nueva vida en los países libres. Todos vivimos bajo la amenaza del régimen chino. Demasiado fácilmente aceptamos este tipo de coacción como algo normal, culpando a los que hablan en lugar de denunciar a los que elevan los garrotes.

Pero el silencio no va a proteger a mi padre, e incluso si él no puede comprender o aceptar por qué sigo hablando, yo sé que estará más seguro a la luz de la atención internacional que en las sombras donde lo quieren los autoritarios.

Los días pasarán y la atención se atenuará. Por favor no se olviden de mi padre y de los millones de familias como la mía. Dejando China no se hace uno libre, no cuando los amigos y la familia allí se convierten en rehenes.

La libertad se logra cuando dejamos de aceptar la tiranía y desafiamos a aquellos que la sostienen.

Clic aquí para leer más artículos interesantes. Danos un ME GUSTA en Facebook o síguenos en Twitter. ¡Gracias!

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.