Gao Zhisheng, abogado chino de derechos humanos, 'desaparecido' durante 3 años - Vision-Times-en-Español
Actualidad, China Hoy, Derechos Humanos

Gao Zhisheng, abogado chino de derechos humanos, ‘desaparecido’ durante 3 años

Spread the love

Gao Zhisheng, es el abogado de derechos humanos de China quién nunca dudó en alzar su voz contra las atrocidades del Partido Comunista Chino (PCCh).

Como resultado, ha sido perseguido durante toda su vida. Después de “desaparecer” en 2017, Gao no ha sido visto por nadie. Actualmente su esposa pide ayuda a la comunidad internacional.

La historia de su persecución

Nacido en 1964, Gao fue en realidad, miembro del Ejército Popular de Liberación (EPL) y del PCCh durante su juventud. Después de dejar el EPL, Gao trabajó como vendedor de comida. En 1991, se inscribió en un curso de derecho y cuatro años después, en 1995, aprobó el examen del colegio de abogados.

Cuando en 2005 renuncio al PCCh, su vida dio un giro para peor. En una carta abierta, acusó a la dirección del partido de dirigir “bases de lavado de cerebro” para tratar con los practicantes de Falun Gong.

aviso

Pronto, fue visitado por agentes del Ministerio de Seguridad del Estado y su familia fue puesta bajo vigilancia policial las 24 horas del día. A partir de entonces, la vida de Gao fue básicamente una serie de arrestos, detenciones y torturas.

Comienza lo peor

En 2006, Gao fue arrestado y condenado a tres años de prisión por cargos de incitación a la subversión contra el Estado. Su licencia para ejercer la abogacía fue suspendida, fue puesto en libertad condicional durante cinco años y privado de todos sus derechos políticos.

En 2007, Gao desapareció durante unas seis semanas. Más tarde se reveló que había sido secuestrado por la policía secreta china y torturado brutalmente. Dos años después, su esposa y sus dos hijos huyeron a Estados Unidos para evitar la persecución del Partido.

En 2007, durante las seis semanas que estuvo desaparecido, Gao fue brutalmente torturado por la policía secreta china. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Ese mismo año 2007, Gao desapareció una vez más durante 14 meses, sólo para reaparecer en 2010 y explicar que había sido detenido por la policía durante el tiempo que estuvo desaparecido. En abril de ese año, desapareció una vez más.

El 2011, los medios de comunicación informaron que Gao estaba en prisión cumpliendo una condena de 3 años.

En 2014, Gao fue liberado de la cárcel pero fue obligado a hacer de una cueva, su casa. Las autoridades le impidieron recibir cualquier tratamiento médico o salir de la aldea.

En 2017, Gao desapareció de la esfera pública. La policía informó a su hermano que estaba detenido en Beijing. Nadie le ha visto ni ha sabido nada de él desde entonces.

No se lo ha visto en 3 años

Geng He, esposa de Gao, hizo recientemente una aparición pública y protestó en el consulado chino de San Francisco, junto con algunos amigos cercanos de su marido.

Ella pidió al gobierno de Estados Unidos que ayudara a asegurar la liberación de su marido y espera que la comunidad internacional dote a los Estados Unidos de la fuerza necesaria para este propósito.

Geng He, esposa de Gao, pidió al gobierno de EE.UU que ayudara a asegurar la liberación de su marido. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

“Día tras día, mes tras mes, año tras año -el 13 de agosto, serán tres años- cada día anhelo una llamada de él y quiero comentarle sobre las dificultades de criar a nuestros hijos… ¿Dónde está Gao Zhisheng? ¿Cuándo puedo esperar esta llamada?… me preocupa que durante la pandemia ellos [las autoridades] lo infecten con la enfermedad, y luego lo dejen desaparecer de esta manera.

Todos los días, me preocupo. Tan pronto como dejo de trabajar, inmediatamente pienso en él. De repente salta a mi mente y entonces llamo a su hermano mayor, pero todavía no hay noticias”,

explicó ella a The Epoch Times.

Geng reveló que su cuñado continúa visitando frecuentemente la estación de policía para tratar de obtener más información sobre Gao. Algunos abogados visitaron la Administración Penitenciaria de Beijing en un esfuerzo por conocer la ubicación de Gao. Sin embargo, no se les dio ninguna respuesta.

Mientras tanto, las autoridades locales han estado acosando a los familiares de Gao y de su esposa, quienes siguen viviendo en China. Los funcionarios han recogido las tarjetas de identificación de los miembros de la familia para evitar que salgan del país.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.