Gran compasión - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Gran compasión

Spread the love

Traducido por Isabel Chang

Kwong Sen Qia

Cómo la compasión de un empleado detuvo un robo

Si un ladrón armado estuviera delante  tuyo con una pistola y una bomba a control remoto, ¿cómo lo manejarías? Un dependiente se convirtió en el centro de atención en los medios de Hong Kong después de que disuadiera con éxito a un ladrón armado para que abandonara su tienda. ¿De dónde vino su coraje? Descubrámoslo.

El 26 de diciembre, el “Apple Daily” de Hong Kong informó que un empleado de una tienda de alimentos enfrentó a un ladrón armado con una pistola y una bomba, mientras trabajaba solo en la tienda. El ladrón no sólo no robó la tienda, sino que siguió el consejo del dependiente y se fue corriendo.

aviso

El héroe de esta historia es Kwong Sen Qia, de 41 años, que ha trabajado para la cadena de tiendas de alimentación durante 11 años. El 24 de diciembre, después de cambiar turnos con su compañero de trabajo, un hombre armado entró llevando una máscara. Cuando el hombre colocó su arma en el mostrador junto con una pequeña caja, sostuvo un aparato de control remoto en su mano diciendo: “Esto es una bomba. Si pulso el botón del control remoto, explotaré. Dese prisa y dame todo el dinero de la caja registradora”.

El Sr. Kwong dijo que nunca había vivido algo así anteriormente. No sabía qué hacer. Pero en lugar de pensar en si mismo, sólo pensó en el ladrón.

Intenté razonar con él: Oh, este es un asunto serio, tienes que pensarlo detenidamente. No tenemos mucho dinero en la caja. Además, el circuito cerrado de TV está grabando todo. Va a ser muy difícil salirte con la tuya. Tienes que pensarlo tranquilamente dos veces y no hacer ninguna tontería. Date prisa y vete”.

El ladrón estaba aturdido y escuchó atentamente lo que el Sr. Kwong le decía. Mientras tanto, un cliente entró. El Sr. Kwong le dijo: “Entro alguien, ten cuidado y vete”. El ladrón pareció despertar justo en ese momento, recogió su pistola y la bomba y salió corriendo por la puerta. Todo el suceso sólo duró  de 3 a 5 minutos.

La gente estaba sorprendida por su coraje. Algunos medios especularon sobre si era budista. El Sr. Kwong dijo que no es budista, sino un practicante de Falun Gong que cree que el bien engendra bien y el mal engendra mal. En el pasado, había persuadido a otros ladrones y atracadores para que dejaran de hacer cosas malas. “Como cultivadores, no podemos aprobar tal comportamiento y debemos ser responsables hacia la sociedad”, dijo.

Él continuo: “Nuestro maestro quiere que sigamos los principios de verdad, benevolencia y tolerancia y que seamos buenas personas. Ciertamente no quería que el ladrón cometiera tal crimen. Hice lo que hice por su propio bien. No quería que hiciera nada insensato”.

Cuando habla sobre su cultivación, cuenta que empezó a practicar Falun Gong en 1996, después de conocerlo a través de su primo. Falun Gong enfatiza la virtud y la cultivación de la compasión. Él dijo que se ha beneficiado mucho desde que comenzó la práctica. Recientemente su compañía le ascendió debido a su excelente desempeño en el trabajo. Su deseo para el Año Nuevo es que todos podamos dar un paso adelante y promovamos valientemente la compasión para ayudar a extinguir la maldad en el mundo.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.