Grandes virtudes dan un futuro más brillante - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Grandes virtudes dan un futuro más brillante

Spread the love

Por Kanzhongguo staff

© Mountain | Wikipedia
© Mountain | Wikipedia

Al final de la dinastía Yuan, Wenliang Yu, un buen amigo del consejero militar Bowen Liu, era conocido como una persona virtuosa y con un talento traído desde su juventud. Yuan fue muy bien parecido al crecer. Por lo que más se le conoció fue por sus grandes virtudes; como la rectitud, la inocencia y por proteger la virtud de otros, se le consideró un gran caballero.

Wenliang fue el profesor familiar de los dos hijos de un hacendado rico. Debido a sus esfuerzos, dedicación y su sabia guía, sus dos alumnos mejoraron rápidamente sus resultados académicos y su carácter. Por eso, Wenliang era muy respetado por el hacendado.

Liu Bowen
Liu Bowen

El tiempo pasó rápido. Durante una noche, Wenliang se despertó por los golpes intermitentes en su puerta. Tras escuchar atentamente, preguntó: “¿Hay alguien ahí?” Nadie contestó, pero los golpes continuaron.

aviso

Wenliang estaba bastante confundido. Fue corriendo a vestirse y caminó hasta la ventana cautelosamente para echar un vistazo antes de abrir la puerta. Para su sorpresa, vio a una mujer muy elegante llamando a su puerta. La mujer lucía tan bella bajo la luz de la luna que parecía un hada.

Wenliang preguntó en voz alta: “Por favor dime qué pasa ¡o llamaré a la gente!” La bella mujer contestó con una voz dulce pero nerviosa: “¡No, por favor! No soy una mala persona; soy la hija del hacendado. ¡Por favor abra la puerta!” Wenliang estaba aún más confundido y preguntó amablemente: “Oh, lo siento. Pero, ¿por qué viene tan noche?”  La joven mujer dijo tímidamente: “Sr. Yu, si le digo la verdad…estaba tan impresionada por su conocimiento y bella apariencia…que me enamoré de usted…y no pude encontrar una oportunidad para expresar mis sentimientos…”

Wenliang interrumpió a la joven antes de que terminara: “Señorita, lo siento, pero un hombre y una mujer solteros ¡no pueden estar en una habitación por la noche! Por favor ¡vea su comportamiento y vuelva! La mujer no se rindió y tocó la puerta más fuerte. Wenliang se enfadó tanto que gritó: “¡Qué atrevida es! Si no se va, ¡llamaré a los demás!” Los golpes dejaron de sonar. Cuando Wenliang se acercó a la ventana, vio que la joven se había ido.

Después de esto, estaba un poco aliviado, pero no podía dormirse. Al final, decidió marcharse del lugar para no causar ningún problema.

A la mañana siguiente muy temprano, se apresuró a decirle adiós al hacendado. Para proteger la reputación de la joven, dijo que había pasado algo importante en su familia y que debía volver a casa lo más pronto posible. Agradeció el hacendado por su bondad, este no tuvo más opción que verle partir.

Más adelante, se encontró con su buen amigo Bowen Liu, que era bueno prediciendo el futuro. Bowen dijo sorprendido: “¿Qué gran virtud hiciste? Ahora has cambiado tu destino. ¡Enhorabuena! Obtendrás gran fama y fortuna el año que viene. ¡Qué bendición!” Wenliang no le contó la verdad, pero dijo: “Bueno, no hice nada grande; ni me atrevo a soñar que tendré éxito en los exámenes imperiales. Así que por favor no te burles de mi”. Bowen dijo seriamente: “Querido hermano, no lo escondas de mi. Ahora mismo he predicho lo que te ocurrirá. Pero no diré nada, si ese es tú deseo”. Después se rió y elogió la gran virtud de Wenliang.

Al año siguiente, la corte celebró los exámenes imperiales nacionales. Wenliang fue uno de los primeros candidatos. De ahí en adelante, cambió completamente su pobre destino como profesor. Más tarde, fue promovido y fue muy conocido por su rectitud e incorruptibilidad. Las generaciones siguientes también se beneficiaron de esta gran virtud y su éxito se debió a sus grandes virtudes.

Lo anterior puede resumirse en un poema:

Manteniendo la inocencia y protegiendo la virtud de otros, un futuro brillante espera.

Las grandes virtudes de un verdadero caballero le traen grandes bendiciones.

Aconsejamos damas y caballeros con sabiduría en este mundo material, que por favor observen su comportamiento.

¡Los dioses bendicen a los caballeros con grandes virtudes y lo mismo es para sus próximas generaciones,… un futuro brillante!

Fuente: Historia de la Dinastía Yuan

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.