Guía de primeros auxilios: Para dueños de gatos - Vision-Times-en-Español
T.Q.M., Vida

Guía de primeros auxilios: Para dueños de gatos

Spread the love

VISION TIMES

¿Quién no ama a los gatos? Son sensibles, inteligentes y tan adorables. Los gatos no se enferman fácilmente, pero siempre es bueno tener a mano un kit de primeros auxilios.

El kit debe tener:

  • Un termómetro,
  • Tijeras de nariz redonda,
  • Algodón,
  • Vendas,
  • Aceite de oliva,
  • Paracetamol,
  • Sal de mesa sin yodo,
  • Crema para los ojos,
  • Polvo de glucosa,
  • Parafina medicinal,
  • Crema antibacteriana que contenga Neomicina Sulfato,
  • Leche de magnesia,
  • Crema antiséptica y
  • Peróxido de hidrógeno 3%

Consultar a un veterinario

Consulta a un veterinario si tu gato ha tenido un accidente, se ve débil o aburrido, tiene problemas respiratorios, está haciendo sonidos de dolor o malestar, tiene dificultades de equilibrio, o problemas urinarios o para defecar.

aviso

Es importante recordar que  necesitas mantener la calma en una crisis.

Resucitación

Acércate a tu gato despacio y con cuidado. Un gato en shock o con dolor tiene el potencial de arremeter contra ti si se siente amenazado. En caso de una lesión, comienza los primeros auxilios inmediatamente mientras alguien llama al veterinario.

En el método boca a nariz, primero, comprueba si hay obstrucción en la boca y retírala con una horquilla o alicate. Pon el gato sobre su espalda y saca su lengua.

Mantén la boca del gato cerrada con la mano y sopla rítmicamente una vez cada segundo en su nariz. Persevera, aunque te tome una hora.

Otro enfoque es el método de presión:

Pon al gato de lado. Abre la boca. Retira las obstrucciones. Saca su lengua. Con las palmas de las manos en el centro del pecho, 3 cms detrás del codo, empujar hacia abajo firmemente, liberar rápidamente y repetir. No te rindas, aunque te tome una hora.

Consulta a un veterinario si tu gato ha tenido un accidente, se ve débil o atontado, tiene problemas respiratorios, está haciendo sonidos de dolor o malestar, tiene dificultades de equilibrio, o problemas al orinar o defecar. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

 

Heridas

En caso de lesiones, venda las heridas para ayudar a detener el sangrado. Use algodón, pañuelos de papel o un trozo de toalla y venda la herida.

Con lesiones internas, tu gato sangrará por la nariz o por la boca. Trata el traumatismo de tu gato (si está conscientes y no vomita) con una mezcla de 50 ml de polvo de glucosa en 500 ml de agua cada 2 horas, y luego, llévalo al veterinario.

Férulas

Sólo una pata inferior rota puede ser astillada. Deja que el gato se acueste con la pata adolorida hacia arriba. Utiliza palos o cualquier cosa bastante rígida del tamaño correcto para hacer una férula.

Coloca la pata en la férula y átala con un calcetín o una venda elástica. Cuida a tu gato con dolor y trauma, y llévalo al veterinario.

Gusanos

Es importante mencionar que los gatitos deben ser llevados al veterinario a las 6 semanas para que se les administre medicamentos para las lombrices intestinales, y luego de nuevo a los 3 meses para las tenias.

Los gatos mayores deben recibir regularmente medicamentos para prevenir los gusanos según lo prescrito por el veterinario.

Dolor de oídos

Las causas del dolor de oído en los gatos son gérmenes, ácaros u objetos extraños. Los síntomas incluyen frotar, empujar la cabeza con fuerza contra la pared u otros lugares.

Si el oído huele mal, o hay secreción, pon un poco de aceite de oliva tibio en el oído, y dá a tu gato un cuarto de paracetamol; nunca le des una aspirina a un gato. No pongas nada más en la oreja.

Consulta a un veterinario.

Dale a tu gato tratamiento  para el dolor y el trauma antes de llevarlo a un veterinario. (Imagen: maxpixel / CC0 1.0)

 

Bola de pelos

La causa de una bola de pelo alojada en el estómago es de lamer el cuero y tragar el pelo. Este toma forma de bola en el estómago, especialmente en el caso de los gatos de pelo largo.

Los síntomas son comer hierba y eructos. Otros síntomas incluyen vómitos, dificultad para defecar, pérdida del apetito y dolor en el abdomen.

Para aliviarlo, puede administrar 25 ml de parafina medicinal, y si la bola de pelo aún no ha salido, dirígete al veterinario. Evita las bolas de pelo cepillando a tu gato regularmente.

Electrocución

En el caso de que tu gato o gatito haya mordido un cable eléctrico expuesto y haya recibido un choque, es posible que no pueda por sí mismo liberarse del cable.

Si todavía tiene el cable eléctrico en la boca, no lo toques. Saca el enchufe del toma corriente. Desconecta el enchufe de la toma inmediatamente antes de tocar el gato.

Si tocas al gato antes de desconectarlo, también puedes recibir una descarga eléctrica. Si no respira, siente su latido del corazón colocando los dedos alrededor de 3 cm detrás del codo del gato y en el centro de su pecho. Si el corazón del gato no late, realiza RCP.

Si está latiendo, realiza respiración artificial. Si la boca o los labios del gato se quemaron (rojo brillante), frótalos suavemente con un 3 por ciento de peróxido de hidrógeno.

No utilices ningún otro antiséptico. Transporta el gato al veterinario inmediatamente. Estas son algunas de las maneras en que tu puedes ayudar a tú gato cuando tiene lesiones leves o graves.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.