Hongkoneses desafían prohibición policial y conmemoran masacre de Tiananmen - Vision-Times-en-Español
China, Derechos Humanos

Hongkoneses desafían prohibición policial y conmemoran masacre de Tiananmen

Spread the love

En el Parque Victoria de Hong Kong, en la noche del 4 de junio, miles de personas se reunieron para celebrar una vigilia por los muertos durante la masacre de la Plaza Tiananmen de 1989 en Beijing, ignorando las órdenes de la policía de quedarse en casa.

Las velas se encendieron a las 6:30 pm hora local, cuando cayó la noche un número cada vez mayor de personas se unió a los participantes iniciales del evento.

La vigilia comenzó oficialmente a las 8:00 p.m, con un momento de silencio a las 8:09. La gente gritó consignas como:

  • “Hong Kong libre, la revolución de nuestros tiempos”,
  • “Reivindicar el 4 de junio”,
  • “Acabar con la dictadura de un solo partido” y
  • “Oposición a la Ley de Seguridad Nacional”, refiriéndose a la nueva legislación impuesta recientemente por Beijing.

Muchos también agitaron pancartas con las palabras “El cielo destruirá al Partido Comunista Chino”, mientras que otros cantaron Gloria a Hong Kong, el himno no oficial del movimiento de democracia de la ciudad, que comenzó la primavera pasada.

aviso

Hace 31 años, el Partido Comunista Chino (PCCh) ordenó a las tropas de la ley marcial reprimir a los manifestantes estudiantiles que se manifestaban en la plaza de Tiananmen, lo que resultó en la muerte de miles de personas en las noches del 3 y del 4 de junio.

La masacre de Tiananmen puso brutalmente fin a semanas de manifestaciones pidiendo al PCCh una mayor democracia y transparencia y detuvo las reformas políticas defendidas por algunos funcionarios chinos.

Victoria Park, Hong Kong, 4 de junio de 2020 – Los hongkoneses llegan a una vigilia a la luz de las velas para conmemorar la masacre de la plaza de Tiananmen, China. (Imagen: Song Bilung / The Epoch Times)

Los acontecimientos de 1989 han resonado durante mucho tiempo en la gente de Hong Kong. Luego, bajo el dominio colonial británico, los hongkoneses expresaron un fuerte apoyo al movimiento democrático chino.

El 21 de mayo de 1989, más de 1,5 millones de personas marcharon por Hong Kong para respaldar las protestas en China continental, la mayor reunión de la historia del país hasta el movimiento anti-extradición de 2019.

En apoyo a los Movimientos Democráticos Patrióticos en China, después de la masacre de Tiananmen, desde 1990 la Alianza de Hong Kong ha celebrado eventos de vigilia cada año.

Por lo general, la asistencia es de decenas de miles, pero la participación de este año se vio amortiguada por la pandemia Covid-19.

Los participantes se ocuparon de respetar el distanciamiento social, manteniendo a la multitud dispersa, mientras usaban máscaras faciales. Los asistentes se dispersaron alrededor de las 8:45 p.m

Libertad al borde del abismo

La vigilia anual para recordar la masacre de la Plaza Tiananmen es significativa no sólo como una manera de recordar a las víctimas del comunismo en la China continental, sino que también sirve como un símbolo importante de la lucha en curso de millones de hongkoneses por una plena democracia en su propia ciudad.

La prohibición de la policía, anunciada el 1 de junio, citó las restricciones de distanciamiento social para protegerse contra la pandemia.

Pero con muchos hongkoneses temiendo la inminente pérdida de autonomía de la ciudad frente al PCCh, el aniversario de este año en Tiananmen, pesa particularmente fuerte.

Según un artículo del 3 de junio de la Prensa Libre de Hong Kong:

“Hay temores de que la vigilia en el Parque Victoria de Causeway Bay… nunca vuelva a suceder a la luz de la inminente ley de seguridad nacional”,

de la cual el 28 de mayo se aprobó un proyecto de resolución por el parlamento nominal de China, el Congreso Popular Nacional.

Desde 1997, Hong Kong se ha administrado como una región especial en la República Popular China (PRC), cuando la ciudad volvió del dominio colonial británico.

A pesar de las promesas de la República Popular China de permitir que Hong Kong mantuviera una gobierno separado hasta 2047, bajo el marco de “Un país, dos sistemas”, el régimen del PCCh ha estado impulsando constantemente políticas en la ciudad, que amenazan su estado de derecho al estilo occidental y sus derechos humanos.

Hong Kong ha detenido a 14 activistas pro democracia. (Imagen: Studio Incendo vía Flickr)

La primavera pasada, los hongkoneses comenzaron a protestar por un polémico proyecto de ley de extradición propuesto por el gobierno de Hong Kong, el cual está repleto de funcionarios puestos por el Partido Comunista.

Para detener la legislación y temiendo que permitiera a Beijing someter a los hongkoneses a juicio en tribunales continentales, millones de personas han participado en las manifestaciones, las cuales superaron los 2 millones.

Si bien la ley de extradición fue abandonada a finales de año, los informes generalizados de brutalidad policial y “suicidios” sospechosos han galvanizado el movimiento, que exige la aplicación de cinco demandas importantes, entre ellas el derecho de los hongkoneses a elegir a su propio director ejecutivo.

La fuerza del sentimiento anti-Beijing entre los 7 millones de habitantes se manifestó en las elecciones distritales de Hong Kong celebradas en noviembre pasado, cuando los candidatos pandemócratas obtuvieron una victoria aplastante contra los políticos pro-PCCh, ganando más del 80 por ciento de los votos.

Desde entonces, el PCCh ha intensificado sus intentos de reducir la posibilidad de que los hongkoneses protesten.

‘Seguridad nacional’

Cuando se aplique la ley de seguridad nacional de la Asamblea Nacional Popular, de Hong Kong significará el fin de facto de la autonomía de la ciudad, ya que prohíbe las “acciones o actividades” consideradas subversivas o consideradas como el resultado de una “injerencia extranjera”.

El PCCh utiliza leyes similares para enjuiciar a los disidentes en China continental.

La ley de la ANP de Hong Kong se aplica en conjunto con el artículo 23 de la Ley Básica de la ciudad.

Ambos se refieren a la regulación de la seguridad nacional, pero el artículo 23 nunca ha sido legislado debido a la indignación pública que causó, cuando las autoridades de Hong Kong intentaron hacerlo en 2003.

En los últimos meses, el gobierno de Hong Kong y Beijing han hecho movimientos que sugieren que se están preparando para activar el artículo 23 antes de septiembre, cuando estén previstas las elecciones para el Consejo Legislativo de Hong Kong.

La líder de Hong Kong, Carrie Lam (frente), celebra su conferencia de prensa semanal en Hong Kong el 2 de junio de 2020. (Imagen: Bill Cox / The Epoch Times)

 

El 29 de mayo, la Directora Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, explicó a los periodistas que la ley de seguridad nacional era necesaria para proteger la ciudad contra los “movimientos independentistas de Hong Kong” y la “interferencia extranjera”, y describió las protestas del año anterior como “disturbios”.

“La amenaza a la seguridad nacional en Hong Kong está aumentando constantemente”,

dijo Lam.

“Podemos mirar hacia atrás durante el año pasado y ver que Hong Kong ha sufrido todo tipo de disturbios, que han sido ampliamente reportados”.

En los últimos meses, las autoridades de Hong Kong y la República Popular China han intensificado la represión en la ciudad, con varios políticos pro-democráticos encarcelados y la policía paramilitar china continental estacionada en Hong Kong.

Hong Kong resiste

Las protestas contra la extradición, así como el movimiento Occupy Central de 2014 en el que decenas de miles de personas, en su mayoría estudiantes, protestaron por el sufragio universal, han hecho mucho para unir a los hongkoneses ante la invasión comunista.

“Si comparas lo que sucedió en 1989 y ahora, es lo mismo”,

comentó al Wall Street Journal Lee Cheuk-yan, líder sindical que dirige la Alianza que organiza las vigilias de Tiananmen.

“Lo que está en juego hoy es la ‘destrucción completa de Hong Kong’.

Ahora, nos enfrentamos a este régimen, tal como el pueblo de China lo enfrentó en el 89”.

El activista Lee Cheuk-yan habla en un evento de derechos humanos en 2013. (Imagen: Yu Gang / The Epoch Times)

 

Según Radio Free Asia, el grupo de Lee no esperaba que tanta gente se presentara al evento de este año.

Habían planeado una breve transmisión en vivo de unos minutos, mientras que otros podían participar online en sus hogares. Sin embargo, los manifestantes llenaron seis campos de fútbol.

La policía uniformada y de civil se mantuvo al margen y observó, pero Lee, de 63 años, es uno de los casi 10.000 hongkoneses que han sido arrestados por su participación en las protestas.

También fue arrestado en 1989 cuando viajó a Beijing para apoyar a los manifestantes continentales.

Un participante de apellido Yip señaló a RFA que las protestas en curso habían hecho que la generación joven de Hong Kong fuera más consciente sobre los manifestaciones de 1989 en China.

“No todos en nuestra generación sabían lo que sucedió el 4 de junio de 1989, pero llegamos a aprender sobre ello a través del movimiento anti-extradición”,

relató Yip.

“En realidad, somos iguales a los activistas de la democracia de 1989, porque también estamos luchando por la democracia”.

“Creo que la mayoría de la gente de Hong Kong tiene que resistir. Tenemos que luchar por algo que el pueblo de Hong Kong merece tener”,

mencionó una mujer que trabaja como contadora a la Prensa Libre de Hong Kong.

“En el último año, Hong Kong sacrificó mucho”.

Hablando con periodistas, Lee Cheuk-yan relató que la Alianza continuará las vigilias, incluso si son prohibidas por el PCCh y sus representantes en Hong Kong.

“Este es un frente internacional para que Hong Kong le muestre al mundo que aunque China está totalmente a oscuras y lavando el cerebro de su propio pueblo, en Hong Kong todavía encenderemos nuestras velas por aquellos que sacrificaron [sus vidas] en el movimiento por la democracia del 89”,

dijo.

“Hacemos un llamado a la gente de Hong Kong para que encienda una vela con nosotros el 4 de junio del próximo año, y posteriormente”,

dijo Lee.

“Lucharemos y haremos saber al mundo que el pueblo de Hong Kong no abandonará su libertad”.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.