¿Ir a la cárcel por hacer trampa en los exámenes? En China pasa... - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

¿Ir a la cárcel por hacer trampa en los exámenes? En China pasa…

Spread the love

En China, el Exámen Nacional de Ingreso a la Universidad (NCEE), conocido popularmente como gaokao, es uno de los exámenes más importantes en los que participa un estudiante.

Hacer trampa en los exámenes de admisión a la universidad y enfrentar la cárcel en China

Cada año, millones de estudiantes de secundaria participan en este examen que, literalmente, puede hacer o deshacer su futuro.

Dada la importancia de gaokao, es inevitable que haya algunos estudiantes que, para sacar buenas notas, intenten hacer trampa en los exámenes. Aquellos que sean sorprendidos cometiendo tales actividades fraudulentas, pueden ser enviados a prisión.

aviso

Haciendo trampa durante los exámenes

Fue en 2016 que hacer trampa en los exámenes se clasificó como un delito criminal, pudiendo ser  sancionado con hasta siete años de cárcel.

Después de numerosas quejas de trampas, las autoridades tuvieron que imponer tales reglas muy estrictas, incluso organizando sindicatos entre profesores y estudiantes. En 2013, estalló una revuelta después de que los vigilantes descubrieran el fraude en los exámenes y trataran de detenerlos.

La presión para tener éxito es enorme durante el gaokao, ya que solo 1 de cada 10 estudiantes que participan, son seleccionados para las universidades de primer nivel. Ser admitido en tales universidades es básicamente el boleto para trabajos administrativos de clase alta.

Algunos estudiantes hacen trampa porque temen perder la reputación frente a sus maestros, compañeros, padres y familiares. El fraude de exámenes puede afectar negativamente incluso a los estudiantes más brillantes.

Recientemente, un informe de los medios sacó a la luz un incidente de trampa que tuvo lugar en 1997. Gou Jing, una estudiante de familia campesina, se sorprendió cuando obtuvo calificaciones muy bajas en el examen de gaokao, durante ese año.

Repitió la prueba el año siguiente, solo para obtener una puntuación baja una vez más. Jing se sorprendió, ya que ella había obtenido el cuarto lugar en una prueba simulada de decenas de miles de estudiantes.

Para la mayoría, la admisión a las mejores universidades es imposible sin obtener buenos puntajes. (Imagen: Captura de pantalla / Youtube)

Sin embargo, dado que su puntaje oficial de gaokao fue bajo, tuvo que aceptar su destino y fue admitida en una escuela técnica superior de tercera clase. Varios años después, en 2003, Jing recibió una carta de su antiguo maestro que le pedía perdón.

Aprovechándose de la bondad

Al parecer, el maestro había dispuesto que su propia hija obtuviera las calificaciones de Jing, para ingresar a una universidad de alto rango. En una investigación de 2019, se identificaron 242 incidentes de impostores, en una sola provincia, entre 2002 y 2009.

Wan Hongcai, vice rector de la Universidad de Xiamen, dijo al South China Morning Post

“Los campesinos son generalmente amables y honestos y nunca podrían imaginar que les ocurriera este tipo de trampas… Muchos de [los que fueron engañados en una universidad] simplemente pensaron que fallaron en la prueba y que era su destino.

No preguntarían a su escuela secundaria, ni a la autoridad educativa local, si había algún problema con la calificación de un estudiante o el proceso de inscripción”.

Afortunadamente para Jing, logró tener éxito por su cuenta y se convirtió en alto ejecutivo de una empresa de comercio electrónico. Sin embargo, una vida tan buena es imposible para la mayoría de los participantes de gaokao.

Casi una cuarta parte de ellos, a menudo, no logran ser admitidos, incluso en universidades de educación superior; están mayoritariamente condenados a vivir una vida de trabajos manuales y de bajos salarios.

IA y exámenes

En los exámenes gaokao de este año, muchos centros emplearon IA (inteligencia artificial) para atrapar a los alumnos que hacían trampa.

En la provincia de Liaoning, en el noreste de China, se utilizó IA para analizar la transmisión en vivo de las salas de examen y alertar a los monitores en el lugar, en caso de que los movimientos corporales de los estudiantes fueran clasificados como sospechosos.

Se utiliza IA en los exámenes para atrapar a los que hacen trampa. (Imagen: captura de pantalla / YouTube)

La decisión final sobre si un estudiante hizo trampa o no, recae en el monitor, ya que la IA fue incapaz de identificar con precisión, si el estudiante había hecho trampa.

Sin embargo, con el gobierno chino expandiendo la vigilancia de la IA en todos los aspectos de la sociedad china, las tecnologías de IA pronto serán lo suficientemente maduras como para atrapar incluso, a los tramposos más astutos.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.