Karl Marx: El enemigo de las familias - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Karl Marx: El enemigo de las familias

Spread the love

El comunismo, descendiente de Karl Marx, es la ideología más malvada del mundo. Su tema subyacente es el engaño.

Cualquier orden o bondad presente en la sociedad es algo de lo que los comunistas primero deben deshacerse para establecer su hegemonía.

El manifiesto de Marx afirmó claramente que el comunismo no se puede lograr sin derrocar las condiciones sociales existentes.

Según fee.org:

aviso

“Marx creía que la individualidad era la antítesis del igualitarismo que imaginaba. Por lo tanto, el ‘individuo’ debe ‘ser eliminado del camino y hacer imposible su existencia’”.

Aunque el objetivo principal del comunismo era abolir el concepto de propiedad privada, Marx requería la erradicación sistemática de otros sistemas que se habían establecido en la “sociedad burguesa”.

El primero de ellos fue la familia.

La percepción comunista de la familia

Marx admitió claramente en más de una ocasión que derribar el concepto de familia no era una idea fácilmente aceptada, incluso por el revolucionario más radical.

Sabía que sería difícil conseguir apoyo para una demanda tan descabellada.

Según él, la familia plenamente desarrollada es, en teoría, un concepto muy burgués. Consideraba a la familia como la representación simbólica de la ganancia privada y la veía basada en el capital.

Creía que prácticamente todas las familias dependían del capital y sin él, la estructura familiar colapsaría antes de lo que todos pensaban.

La cultura comunista sostiene el punto de vista de que una familia es esencialmente la unidad perfecta para satisfacer las necesidades de un sistema capitalista, y que su función básica es el consumo.

Los marxistas sostienen que el concepto familiar facilita una estructura jerárquica y, a través de la riqueza y la herencia, crea desigualdad en la sociedad.

(Image via pixabay / CC0 1.0)
Los marxistas culpan a la estructura familiar de crear desigualdad en la sociedad a través de la riqueza y la herencia. (Imagen: a través de pixabay / CC0 1.0)

Reemplazo comunista del sistema familiar

Los comunistas, en general, aborrecen la tradición y la adhesión a viejas prácticas. Esto incluye conceptos de religión e ideologías que se han transmitido de antepasados.

La familia también es algo que se ha establecido a través de la tradición y, por lo tanto, también debe ser derribada.

Marx creía que al descartar el sistema familiar, los individuos serían libres de alcanzar su máximo potencial en lugar de estar sujetos a las reglas dictadas por un ecosistema familiar.

La vida comunitaria ocuparía el lugar de la familia. No habría necesidad de monogamia y los niños serían criados colectivamente por la comunidad.

Conceptual y prácticamente, se ha observado que cuanto más ideales socialistas abraza un gobierno, más invasiones se hacen en la vida privada y específicamente en el funcionamiento de una familia.

Intentos de desestabilizar a la familia

Un ejemplo de esto serían los Kibbutzim practicados en Israel. En este sistema, se espera que los ciudadanos compartan todo, desde la vivienda y la ropa hasta la comida.

Los expertos políticos se han referido a esto como un estado niñera en el que no hay ningún valor para el individuo aparte de ser un engranaje mecánico para enriquecer al estado.

En tiempos más recientes, el Partido Nacional Escocés trató de introducir el concepto de “persona nombrada” en 2016.

Esto básicamente se traduce en el monitoreo estatal de las familias. El estado asigna un individuo, que podría ser un maestro o un trabajador social, a una familia.

Este individuo tendría derechos supremos sobre los padres con respecto al cuidado de los niños. El individuo mantendría registros personales sobre diferentes aspectos de las funciones diarias de la familia.

Él o ella también tendría acceso completo a los niños, lo que les permitiría visitas sin supervisión y no programadas con los niños. Afortunadamente, este plan fue rechazado por la Corte Suprema del Reino Unido y declarado ilegal.

(Image: Screenshot / YouTube)
La “persona nombrada” tendría derechos supremos sobre los padres con respecto al cuidado de los niños. (Imagen: captura de pantalla / YouTube)

La caída

Estos son solo algunos ejemplos de cómo diversas formas de sistemas comunistas/socialistas han intentado influir y, en consecuencia, anular el concepto de familia en la sociedad moderna.

A lo largo de los años, el comunismo ha fracasado miserablemente en sus intentos de lograr la aceptación de su gobierno por parte de sus súbditos, y millones han sufrido y muerto como consecuencia de estos intentos.

Para Marx, la familia representa un microcosmos del capitalismo. Pero, ¿por qué no lo identificó como un microcosmos del socialismo para argumentar que si el socialismo es factible a nivel familiar, entonces podría serlo a una escala mayor?

según mises.org.

No hay duda de que sin una paternidad adecuada y una estructura familiar sólida, las sociedades modernas sufrirían un deterioro constante y eventualmente terminarían en un caos completo, lo que resultaría en la anarquía.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.