La Cueva de las Hadas y la Cueva de la Mano de Buda, Taiwán - Vision-Times-en-Español
Viajeros

La Cueva de las Hadas y la Cueva de la Mano de Buda, Taiwán

Spread the love
Billy Shyu
Por:  BILLY SHYU

La Cueva de las Hadas (仙洞 巖) y la Cueva de la Mano del Buda (佛手 洞), como lo sugieren sus nombres, son dos cuevas misteriosas ubicadas en una pequeña aldea frente al Centro de Contenedores del Puerto de Keelung, en la ciudad de Keelung, al norte de Taiwán.

Fueron exquisitamente erosionadas por el agua del mar en los acantilados y, de hecho, son las mejores obras de arte creadas por la Madre Naturaleza.

The Fairy Cave used to be one of the eight most striking attractions in Keelung. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
La Cueva de las Hadas solía ser una de las ocho atracciones más llamativas de Keelung. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

El “Cielo de una sola línea” en la Cueva de las Hadas

Te invitamos a ver el siguiente vídeo de la Cueva de las Hadas y de la Cueva de la Mano de Buda, en la ciudad Keelung, Taiwán.

 

Con un majestuoso arco de losa de mármol frente a la entrada, la Cueva de las Hadas es una cueva en forma de Y.

Su cámara lateral a la izquierda está justo detrás de la entrada de la cueva y se conoce como el “Cielo de una sola línea (一線天)”.

aviso

Tiene más de 80 mts (262 pies) de largo y es el más largo de su tipo en Keelung.

Some carvings of calligraphy on the walls were incribed during the Qing Dynasty. (Image: Julia Fu / Vision Times)
Algunas tallas de caligrafía en las paredes fueron inscritas durante la dinastía Qing. (Imagen: Julia Fu / Vision Times)

Es un paso angosto y estrecho entre dos enormes rocas, donde su techo parece una sola línea.

Esta cámara lateral es tan estrecha que permite que solo una persona promedio pueda maniobrar a la vez y como máximo 10 personas pueden ingresar al mismo tiempo.

Después de pasar la sección estrecha, de repente aparece un pequeño cuadrado como si fuera un verdadero país de hadas.

It's strenuous to eage one's way through the narrow passage between the cliffs. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
Es agotador facilitar el camino de uno a través del angosto pasaje entre acantilados. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

Para atravesar el estrecho “Cielo de una sola línea”, uno debe bajar el cuerpo y avanzar lentamente durante más de 30 mts, para evitar golpear la roca sobre la cabeza.

Por lo tanto, es especialmente agotador y problemático explorar esta cámara estrecha para quienes son de tamaño más grande.

No es raro escuchar a los niños, u a otros visitantes acobardarse, y gritar durante el viaje.

La cámara principal de la Cueva de Hadas

The carvings on the walls creates the ambience of Dunhuang Caves. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
Las figuras esculpidas en las paredes crean el ambiente de las cuevas de Dunhuang. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

La cámara principal que comienza directamente desde la entrada, es bastante más ancha pero no tan profunda.

En las paredes de la cueva, hay algunas figuras esculpidas de deidades legendarias y caligrafía china inscritas durante la dinastía Qing, creando el ambiente de las cuevas de Dunhuang (敦煌 石窟).

Al final de la cámara, hay una plaza bastante espaciosa donde las estatuas de Buda y algunas otras deidades legendarias están consagradas para que los visitantes las adoren.

The main chamber of the Fairy Cave. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
La cámara principal de la Cueva de hadas. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

La leyenda dice que la Cueva de Hadas se llama así porque era el lugar donde un ser humano se cultivaba con éxito en un inmortal y ascendía al cielo.

Además, en octubre de 1884 durante la Guerra Sino-Francesa, la cueva fue el lugar donde las tropas francesas desembarcaron en el norte de Taiwán y capturaron el puerto de Keelung.

La Cueva de la Mano de Buda

Ubicada a unos 30 metros de la Cueva de las Hadas, la Cueva de la Mano de Buda es otra asombrosa obra de erosión.

A diferencia de la Cueva de las Hadas, la Cueva de la Mano del Buda no tiene un pilar prominente y su entrada está prácticamente oculta al final de un callejón estrecho, detrás de una zona residencial.

Como no es visible desde el exterior, esta cueva se puede perder fácilmente de vista.

The entrance of the Buddha’s Hand Cave. (Image: Julia Fu / Vision Times)
La entrada de la Cueva de la Mano de Buda. (Imagen: Julia Fu / Vision Times)

La Cueva de la Mano de Buda se compone de unas 10 cámaras de varias formas. Algunas son estrechas y paralelas entre sí, mientras que otras son espaciosas como un pequeño cuadrado.

Esta cueva es tan complicada que parece un laberinto. Afortunadamente, no es muy profundo, por lo que los visitantes no se perderán adentro.

The Buddha’s Hand Cave looks like a labyrinth. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
La Cueva de la Mano del Buda parece un laberinto. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

En los viejos tiempos, la Cueva de la Mano de Buda estaba habitada por lugareños y en el pasado fue un refugio antiaéreo durante el período colonial japonés y la Segunda Guerra Mundial.

Como se abrió formalmente al público en los últimos años después de que el gobierno local reparó el camino con escaleras que conducen a la entrada, esta increíble cueva está casi en su estado prístino, sin esculturas ni instalaciones hechas por el hombre.

The weathered hand imprint on the rock resembles the shape of Buddha’s hand . (Image: Billy Shyu / Vision Times)
La huella de la desgastada roca se asemeja a la forma de la mano de Buda. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

Lo más llamativo es que en el extremo interior de una de las cámaras, hay un cóncavo natural con una huella de cinco dedos en el techo.

Debido a que se parece a la mano de Buda, la cueva fue llamada así.

Es una pena que las rocas de dos de los dedos colapsaran, pero los visitantes aún pueden identificar claramente la mano del Buda por la forma de la palma y los tres dedos restantes.

There are about ten chambers in the Buddha’s Hand Cave. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
Hay alrededor de 10 cámaras en la Cueva de la Mano de Buda. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)

Estas dos cuevas solían ser uno de los mejores lugares para escuchar el asombroso eco de las olas y fueron consideradas como uno de los ocho paisajes más sorprendentes de Keelung.

The small park above the Fairy Cave is good spot to overview the Keelung Harbor. (Image: Billy Shyu / Vision Times)
El pequeño parque sobre la Cueva de las Hadas es un buen lugar para ver el puerto de Keelung. (Imagen: Billy Shyu / Vision Times)
aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.