La historia de Estados Unidos de Norte América y el estándar del oro - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Conexión Entrepreneur

La historia de Estados Unidos de Norte América y el estándar del oro

Spread the love

Fue en 1933 que EE. UU. se salió del estándar del oro.

A partir de 1929 Estados Unidos sufrió la Gran Depresión, se creía que alejarse del estándar del oro ayudaría a estimular la economía.

Más de ocho décadas después, los economistas aún están divididos sobre si una economía debe basarse o no en el estándar del oro.

Oro, depresión y crecimiento económico

En octubre de 1929, el mercado de valores de los EE. UU. se derrumbó, borrando millones de dólares de las cuentas de los inversionistas.

aviso

En los años siguientes, el empleo y la producción industrial disminuyeron.

En 1933, cuando la Gran Depresión estaba en su punto más bajo, casi 15 millones de ciudadanos estadounidenses estaban sin trabajo y la mitad de los bancos del país habían cerrado.

En estas circunstancias, Franklin Roosevelt fue elegido como el presidente 32º de los Estados Unidos. En 1933, Roosevelt terminó efectivamente con el estándar de oro.

Y en 1934, aprobó la Ley de Reserva de Oro, la que dictaminó que el metal no podía ser de propiedad privada.

Se pidió a todos los ciudadanos estadounidenses que intercambiaran su oro con el gobierno por un precio fijo de US $20,67 por onza.

“La ley requería que los certificados de oro en poder de la Reserva Federal a través de la propiedad privada, se entregaran y otorgaran al Departamento del Tesoro.

Solo a los joyeros con licencia se les permitía tener oro para fines de venta…

La Ley de la Reserva de Oro afianzó la nacionalización del dinero y personificó una invasión clara e injustificada del gobierno central en la economía”,

según FEE.

Fue Franklin Roosevelt quien terminó con el estándar de oro en los EE. UU. (Imagen: fdrlibrary a través de flickr CC BY 2.0)

Después de que la ley entró en vigencia, el gobierno pudo aumentar sus reservas de oro. Posteriormente, el precio del oro se elevó a US $35 por onza y la Reserva Federal pudo aumentar la oferta monetaria.

Esto permitió a las industrias encontrar su camino de regreso, crear más empleos, aumentar el gasto de los consumidores y, finalmente en 1939, sacar a los Estados Unidos de la Gran Depresión.

Entonces sí, salir del patrón oro terminó creando la prosperidad a corto plazo que siguió en las décadas posteriores a la Gran Depresión. Pero también creó un sistema económico insostenible que hay hoy en día.

La consecuencia

Estar fuera del estándar del oro significa que no hay un activo duro para respaldar la moneda.

Los bancos que controlan la moneda pueden seguir imprimiendo tanto dinero como quieran, creando una sobre oferta de riqueza, causando inflación y manipulación masiva de los precios de la moneda.

Muchos economistas sienten que el sistema actual es una receta para el desastre a largo plazo.

Judy Sheldon, asesora económica del presidente Trump, aboga por devolver a los Estados Unidos al patrón del oro, ya que cree que estabilizará la economía con bases sólidas y tangibles.

“Se supone que es un depósito de valor confiable… No se supone que sea un instrumento de política gubernamental más, para tratar de diseñar resultados.

Y lo que hemos visto es que los bancos centrales se esfuerzan demasiado por hacer exactamente eso, y nos han llevado directamente a un escenario de tasas negativas, lo que socava por completo la idea de tener fe en el futuro”,

indicó  en una entrevista (CNN)

 

Estar fuera del estándar de oro significa que no hay un activo sólido para respaldar la moneda. (Imagen: Captura de pantalla / Youtube)

Sin embargo, no muchos están convencidos de que regresar a un estándar del oro beneficiaría a los EE. UU. de alguna manera.

Por el contrario, se argumenta que tal decisión aplastaría la economía estadounidense y es completamente inviable debido a los complejos mercados financieros activos de la actualidad.

Por lo tanto, podría ser necesaria una revisión completa, y teniendo en cuenta los complejos instrumentos financieros empleados a gran escala por Wall Street en la actualidad, una limpieza dolorosa será inevitable.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.