La leyenda del hongo espiritual (lingzhi) - Vision-Times-en-Español
China Antigua

La leyenda del hongo espiritual (lingzhi)

Spread the love

POr: Kan Zhong Guo staff

lingzhi-svampsmallEl hongo espiritual es una famosa hortaliza china. Se dice que la seta silvestre Lingzhi nos beneficia espiritualmente más que cualquier otra hierba o sustancia conocida. La siguiente leyenda permite imaginar los grandes beneficios de esta seta Lingzhi.

Hace mucho tiempo en una pequeña aldea de China vivía un dedicado estudiante con una gran ambición, poder pasar los “exámenes prácticos” para convertirse en funcionario de gobierno. Le llamaban “Señor Ambición”. Sin embargo había reprobado los exámenes una docena de veces.

El Sr. Ambición decidió cambiar su ambición y convertirse en un monje taoísta. Pensó que disfrutar de la longevidad como monje era más importante que ser un funcionario de gobierno. Dejó atrás el mundo mundano y se fue a vivir a un templo en una montaña. Allí, se convirtió en un dedicado monje taoísta, ayunando regularmente y comiendo solo verduras.

aviso

Habiendo sido un monje taoísta en menos de un año, un día el Sr. Ambición se miró en el espejo. Para su asombro vio que había perdido mucho peso y parecía un palo. Se asustó tanto por su salud que decidió abandonar el templo de inmediato y regresó al mundo común.

No mucho tiempo después de regresar a la ciudad, el Sr. Ambición hizo fortuna mediante su negocio de construcción, pero su fortuna no le ayudó a recobrar su buena salud. Un día mientras construía una vivienda, los trabajadores del Sr. Ambición extrajeron un extraño objeto de la tierra. Con carne gruesa y cuerpo blando, parecía casi una gran mano humana. Todos estaban asustados, pero particularmente el Sr. Ambición. “¿Podría ser esto un mal presagio para mí? ¿Se caerá el edificio después de completarlo?” Estaba preocupado y decidió consultar a un adivino.

Este objeto señala un desastre real para ti, Sr. Ambición”, dijo el adivino.

¿Cómo puedo evitar ese desastre?” preguntó el Sr. Ambición. “Haré lo que sea”.

Después de un silencio prolongado, el adivino dijo: “Bueno, podrías convertir el inminente desastre en buena suerte si tuvieras el valor de comerte el extraño objeto”.

Al principio el Sr. Ambición estaba sorprendido por la sugerencia, pero más tarde la aceptó y esa noche se comió el gran y carnoso objeto. No sabía tan mal como había anticipado; en realidad en cierto modo le gustó su sabor.

Unos días después, el Sr. Ambición empezó a sentir grandes cambios físicos – su complexión mejoró considerablemente, había ganado peso, su pelo gris volvió a su color original, y parecía mucho más joven que su edad. ¡Se sentía realmente bien!

Más tarde durante esos días, un monje taoísta pasó por el lugar de la construcción donde el Sr. Ambición trabajaba. Al avistar al Sr. Ambición, se detuvo y dijo: “Señor, parece diferente a otras personas. ¿Podría tomar su pulso?

Después de tomar el pulso del Sr. Ambición, el monje taoísta le preguntó: “¿Es posible que haya tomado algo que parece una mano humana grande?” El Sr. Ambición le contó toda la historia.

El monje dijo: “Señor, el extraño objeto es una hortaliza llamada ´carne vegetal espiritual´. Como la has comido ya no perteneces a este mundo común. Deberías venir conmigo al templo en la montaña donde puedes ser un monje taoísta y disfrutar de la inmortalidad en la Tierra”.

El Sr. Ambición aceptó su consejo y volvió al templo, donde se quedó ahí para siempre.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.