La poción de Meng Po y la reencarnación - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

La poción de Meng Po y la reencarnación

Spread the love

La gente debe beber el brebaje antes de renacer en este mundo humano.

Según cuenta la leyenda, después de la muerte, las almas son enviadas a diferentes reinos con el fin de recibir su castigo en el infierno hasta que alcancen el décimo reino, el reino de Meng Po.

Meng Po es una deidad femenina cuya tarea consiste en preparar las almas para reencarnarse; habiéndolas  purgado de todo conocimiento previo, el espíritu es enviado para renacer en una nueva vida.

Según cuenta la leyenda, después de la muerte, las almas son enviadas a diferentes reinos con el fin de recibir su castigo en el infierno hasta que alcancen el décimo reino, el reino de Meng Po.

aviso

La diosa

Meng Po es una deidad femenina cuya tarea consiste en preparar las almas para reencarnarse; habiéndolas  purgado de todo conocimiento previo, el espíritu es enviado para renacer en una nueva vida.

Se dice que la poción de Meng Po puede borrar la memoria de los acontecimientos pasados, es por eso que la gente viene a este mundo sin ningún recuerdo de sus vidas anteriores, fascinándose por la fama, la fortuna y el sentimentalismo en este mundo humano.

La poción de Meng Po está hecha de hierbas del mundo humano y se la conoce como los “cinco sabores del olvido”: dulce, amargo, agrio y salado.

Quien quiera reencarnar, deberá beber la poción que le producirá amnesia instantánea, borrando todo recuerdo de vidas pasadas.

Para aquellas almas que se niegan a beber e intentaban huir, un par de ganchos salen desde el fondo del brebaje para sujetar sus pies, y un tubo de acero perfora su garganta y la fuerza a beber la poción.

En ocasiones, algunos fueron capaces de evitar beber la poción, y cuando volvieron a nacer pudieron recordar fragmentos de vidas pasadas.

Se dice que Meng Po nació durante el período de la dinastía Han del Oeste (206 – 25 a.C) y fue muy estudiosa de las enseñanzas de Confucio.

Durante su vida, jamás recordó su pasado ni pensaba en el futuro, pero ponía todo su corazón en enseñar a la gente a no matar y a ser vegetarianos.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.