La realidad de los niños abandonados en China - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

La realidad de los niños abandonados en China

According to a 2018 UNICEF report, there are around 69 million left-behind children in China, accounting for almost 30 percent of kids in rural areas. (Image: Screenshot / YouTube)
Spread the love

El rápido progreso de China en las últimas décadas, ha creado un problema muy singular: el de los niños dejados atrás. Se trata de niños que han quedado solos en sus hogares rurales, por padres que emigran a las zonas urbanas para trabajar.

Como resultado, estos niños son cuidados por sus abuelos u otros parientes de la familia extendida. Según un informe de UNICEF de 2018, hay alrededor de 69 millones de niños abandonados en China, lo que, en las las zonas rurales, representa casi el 30 por ciento de los niños.

Niños abandonados

Aunque China ha logrado un crecimiento económico masivo como nación, gran parte de ese crecimiento se limita a las ciudades y a otras regiones urbanas. Las zonas rurales no se han beneficiado mucho de este salto económico.

Como tal, la gente de los pueblos tiene una calidad de vida mucho más baja. Esto obliga a muchas personas de esas regiones a migrar a los centros urbanos para tener un mejor ingreso y vida.

aviso

Aquí es donde el sistema Hukou, o el sistema de registro de hogares, se convierte en una de las principales razones del aumento de niños abandonados.

El sistema Hukou es básicamente una herramienta para controlar la migración interna.

Aunque el gobierno permite a la gente emigrar a cualquier lugar de China para encontrar un trabajo, el sistema Hukou bloquea la obtención de bienestar social y de otros beneficios del lugar al que han emigrado.

Tales beneficios sólo pueden ser disfrutados en su lugar de nacimiento. Por lo tanto, si un migrante rural se llevara a sus hijos a la ciudad, éstos se verían privados de los beneficios de educación, que habrían recibido si se hubieran quedado en casa.

Por lo tanto, la mayoría de los migrantes optan por dejar a sus hijos atrás.

Chinese children playing in the classroom before school.
Bajo el sistema Hukou, los hijos de los migrantes rurales no pueden recibir prestaciones de educación si se trasladan con sus padres a una zona urbana. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Estos niños sólo ven a sus padres a razón de una vez al año durante el Año Nuevo Chino, cuando millones de personas regresan a casa para celebrar la ocasión.

Sin embargo, hay niños que no han visto a sus padres en años y posteriormente pierden el afecto por ellos. Jie Fei, de 22 años, fue criado por sus abuelos y ahora rara vez habla con sus padres.

“No hemos hablado mucho durante muchos años. Empezamos a discutir cada vez que intentábamos hablar con el otro, así que dejamos de hablar si no había nada importante… Sé que mucha gente está en una posición similar a la mía, con padres que trabajan fuera y que son criados por los abuelos…

Pero lo que no puedo dejar pasar es que los padres de los demás, por lo menos vuelven a casa cada Festival de Primavera. Mis padres no han vuelto en 10 años. Se preocupan demasiado por el dinero”,

comentó a ABC News.

La pandemia del coronavirus parece haber animado a los niños que quedaron atrás, ya que los padres se vieron obligados a permanecer en sus ciudades de origen debido a los cierres, y otras restricciones de viaje decretados por el gobierno.

Como resultado, muchos niños pudieron pasar más tiempo con sus padres este año que nunca antes.

El impacto de ser dejado atrás

Muchos niños muestran niveles muy bajos de satisfacción en la vida. Se ha observado que los que se quedan atrás a la edad de tres años, tienen problemas emocionales más altos que sus pares que viven con sus padres. A la edad de nueve años, estos niños tienden a tener menos comportamientos pro-sociales.

Algunos estudios han demostrado que aproximadamente el 50 por ciento de los niños que quedan atrás, terminan, en algún grado, sufriendo de aprehensión y melancolía.

También son más propensos a la ansiedad, la depresión, la introversión, el complejo de inferioridad, entre otros.

A man talks to a depressed Chinese youth.
Algunos estudios han demostrado que aproximadamente el 50 por ciento de los niños que quedan atrás, terminan sufriendo, en algún grado, de aprehensión y melancolía. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Estos niños son menos entusiastas en las actividades académicas y otras actividades escolares. Muchos de ellos tienden a abandonar la escuela muy pronto.

El bajo nivel de educación, termina empujando a estos niños a la pobreza cuando crecen. Incluso si estos niños permanecen en las escuelas, su relación con los maestros tiende a estar llena de dificultades.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.