La reencarnación de una mascota amorosa - Vision-Times-en-Español
Paradigmas, ¡¡ OMG !!

La reencarnación de una mascota amorosa

Spread the love

Queena Hsiao de Taiwan perdió a su gato Biebi hace más de un año. En el último minuto, ella le dijo a Biebi que quería seguir amándolo y le pidió que volviera con ella como un bebe con una marca de nacimiento roja.

Sanli News Net informó en marzo que Biebi era un gato sin hogar hace más de una década. Cuando Queena lo encontró en el mercado, estaba siendo ahuyentado por las personas.

aviso

Estaba tan angustiada que usó una lata de comida para gatos para sacarlo una noche del mercado y lo llevó a casa. Queena nombró al gato Biebi.

Biei estuvo con Queena durante muchos momentos importantes de su vida, como enamorarse, romper con los novios, casarse y tener un hijo.

aviso

En junio de 2017, Biebi resultó herido y luego contrajo una infección. Antes de morir, Queena lo cargó en sus brazos y lo acarició con suavidad y le dijo: “Si tu y yo estamos destinados a estar juntos, por favor, vuelve conmigo como mi hijo. Para que pueda reconocerte, prométeme que llevarás una marca de nacimiento roja contigo”.

Después de que Biebi se fue, Queena lloraba a diario. En ese momento, su hijo también la consoló y le dijo: “Mamá, no llores, no estés triste, ¡Biebi volverá contigo como tu bebé!”

Un día, Queena descubrió que estaba embarazada. Después de que nació su bebé, revisó al bebé en busca de una marca de nacimiento roja, pero no pudo encontrar ninguna marca en el cuerpo, las manos o los pies.

Cuando el bebé tenía 24 días de edad, según las costumbres locales, se rasura la cabeza del recién nacido.

After her baby was born, she checked the baby for a red birthmark, but she could not find any marking on the body, hands, and feet.(Image: via pixabay / CC0 1.0)
Después de que nació su bebé, revisó al bebé en busca de una marca roja, pero no pudo encontrar ninguna en su cuerpo, las manos o los pies. (Imagen: vía pixabay / CC0 1.0)

Después de afeitar la mitad de la cabeza del bebé, el barbero de repente dijo: “¡Wow! Es bueno que haya crecido en el cuero cabelludo, ¡no se verá bien en la cara o en el cuerpo!

Resultó que había una marca de nacimiento roja en la cabeza del bebé que era difícil de ver. Queena inmediatamente lloró, y en su mente, dijo: “¡Biebi está de vuelta! ¡Realmente cumpliste tu promesa!

El tiempo vuela y el niño ya tiene un año. Cada vez que Queena piensa en la marca de nacimiento roja, se siente increíble. Ella dice emocionalmente: “Gracias por volver a mí y dejarme seguir queriéndote”.

Translated by Yi Ming and edited by Helen  Traducido por Yi Ming y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.