Los "errores" del New York Times sobre Falun Gong son extraños y preocupantes - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

Los “errores” del New York Times sobre Falun Gong son extraños y preocupantes

Spread the love

Se ha pedido al New York Times (NYT) que informe de manera honesta y justa sobre la práctica espiritual de Falun Gong, después de que publicó un controvertido informe sobre los medios de The Epoch Times.

La petición fue realizada por el Centro de Información de Falun Dafa (FDIC), que dijo que The New York Times había difundido falsedades sobre Falun Gong, en un ataque a un medio rival.

En un comunicado, el centro hizo un llamamiento al:

The New York Times para que elimine las políticas, influencias y/o prejuicios actualmente vigentes, que impiden una presentación de informes justos y precisos sobre Falun Gong, y para que obtenga la historia, toda la historia, correctamente”.

El extenso artículo del NYT, publicado el 25 de octubre, hizo una serie de afirmaciones sobre La Gran Época. La Gran Época respondió diciendo que el artículo era “ligero en hechos y pesado en sesgo”.

aviso

Mientras tanto, la FDIC y su director ejecutivo, Levi Browde, dijeron que el artículo del NYT incluía falsedades sobre Falun Gong, también conocido como Falun Dafa.

“No estamos al tanto del funcionamiento interno de La Gran Época y, por lo tanto, no podemos comentar sobre los puntos expuestos en este artículo”,

dijo Browde.

“Sin embargo, dadas las falsedades que se propagan sobre Falun Gong, es razonable cuestionar la objetividad, si no la integridad, del artículo en su conjunto”.

En una declaración detallada, la FDIC, que se describe a sí misma como una oficina de prensa de Falun Gong, así como un recurso principal para obtener información sobre los abusos de los derechos humanos que los practicantes enfrentan a manos del régimen comunista chino; abordó no solo el artículo, sino también la cobertura de NYT de la práctica durante las últimas décadas.

Gente de la provincia de Sichuan practicando Falun Gong en la década de 1990. (Imagen: Minghui.org)

El centro dijo que el artículo del NYT propagaba narrativas falsas e inexactitudes sobre la práctica espiritual, así como “Una sorprendente trivialización de la naturaleza y escala de los abusos de derechos humanos que enfrentan los practicantes de Falun Gong en China” desde que comenzó la persecución en 1999.

La práctica no se hizo pública hasta 1992, pero debido a sus beneficios para la salud y la moral, ganó rápidamente un gran número de seguidores, de decenas de millones de personas.

“Nos entristece ver que The New York Times difame a Falun Gong, en un ataque a un medio de comunicación rival”,

señaló Browde.

“Los errores cometidos en este artículo sobre la práctica espiritual basada en el budismo, así como las omisiones significativas que rodean la persecución en China, señalan un extraño y preocupante deterioro del que una vez fue un pilar del periodismo americano”,

agregó.

La FDIC dijo que el artículo de The New York Timescontiene flagrantes falsedades sobre las enseñanzas y creencias de Falun Gong” y pasó a dar un ejemplo con el artículo que propaga la idea de que Falun Gong “prohíbe el matrimonio interracial”.

El centro señaló que:

“Cualquier examen por más casual de las comunidades de Falun Gong en cualquier parte del mundo, incluso aquí en Nueva York, demuestra que abundan los matrimonios interraciales y los niños de razas mixtas”.

La declaración de la FDIC señaló que el propio Browde, más varios miembros del personal voluntario del centro, están en matrimonios interraciales, muchos con hijos. Todos practican Falun Gong.

El centro dijo que esas mentiras provienen de fuentes oficiales chinas.

“En los últimos años, los sitios web de las embajadas chinas en todo Occidente han comenzado a usar esta frase para demonizar a Falun Gong en su propaganda en inglés porque saben que se activará en Occidente”,

dijo el FDIC.

“Al incluir esta falsedad en el artículo, The New York Times demuestra que no se llevó a cabo ni siquiera un nivel básico de verificación de hechos, o peor aún, se incluyó a sabiendas para fortalecer la narrativa de la historia”.

La FDIC dijo que el artículo repetía de manera similar puntos de propaganda adicionales del Partido Comunista Chino (PCCh) sobre Falun Gong. También incluyó declaraciones más sutiles, pero no menos engañosas, dijo FDIC.

Un practicante de Falun Gong sostiene una pancarta en la Plaza Tiananmen que dice “Verdad, Benevolencia, Tolerancia”, los principios básicos de la práctica. Un policía se acerca para arrestarlo. (Imagen: Centro de información de Falun Dafa)

El centro también criticó el intento del artículo del New York Times de atribuir un perfil político específico a Falun Gong.

“La comunidad de Falun Gong, así como el fundador de Falun Gong, el Sr. Li Hongzhi, no tienen vínculos políticos en los Estados Unidos ni en ningún otro lugar. De hecho, el Sr. Li ha pedido repetidamente a los practicantes de Falun Gong que no involucren la práctica en política”,

explicó el FDIC.

“Por supuesto, los individuos dentro de la comunidad de Falun Gong tienen sus propias creencias que abarcan el espectro político, desde los muy liberales hasta los muy conservadores y todo lo demás.

Sin embargo, la comunidad de practicantes no se involucra, como grupo o comunidad, en la política, ni apoya a ningún político en particular”,

dijo el comunicado.

“Además, si nos fijamos en el apoyo que ha recibido Falun Gong, particularmente en Estados Unidos, está claro que Falun Gong sigue siendo una cuestión totalmente apartidista, como debería ser”,

Browde sugirió que el artículo es parte de una tendencia del NYT.

“Lamentablemente, la información problemática en este artículo no es una anomalía”,

comentó Browde.

“Más bien, se produce en el contexto de un silencio casi completo de 20 años de The New York Times sobre los terribles abusos de derechos humanos que se cometen en China, contra los chinos comunes que practican Falun Gong, a pesar de informar sobre otros grupos religiosos perseguidos en China y otros lugares”

dijo él.

La declaración del FDIC continuó señalando que al menos una ex reportera del NYT, ha declarado públicamente que se le disuadió de investigar la evidencia de extracciones forzadas de órganos a prisioneros de conciencia de Falun Gong.

La declaración luego dio a conocer la historia del NYT de ignorar la persecución a Falun Gong en China, algo que se ha señalado y que ha sido bien documentado en otros lugares.

“Todo esto plantea la pregunta: Ante una documentación tan extensa de organizaciones de derechos humanos, gobiernos democráticos en Occidente, las Naciones Unidas y muchos otros medios de comunicación, en este artículo,

¿Por qué The New York Times caracterizaría la totalidad del evidencia como “El grupo… acusa”? ¿Es The New York Times reticente a contar la historia completa sobre la persecución a Falun Gong, y si es así, ¿por qué?”

preguntó el FDIC, que luego ofreció una explicación.

“Quizás, ¿tiene algo que ver con la reunión entre el editor del The New York Times, Arthur Sulzberger Jr., y el ex-líder del PCCh Jiang Zemin (quien comenzó sin ayuda la persecución a Falun Gong) en 2001? Después de esta reunión, no hubo reportajes significativos sobre la persecución a Falun Gong durante los próximos 20 años (con una notable excepción: el trabajo de Andrew Jacobs)”,

agregó el comunicado.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.