Los horrores de la China Comunista: recuerdos de un miembro de la orquesta de Shen Yun - Vision-Times-en-Español
China, Derechos Humanos

Los horrores de la China Comunista: recuerdos de un miembro de la orquesta de Shen Yun

Spread the love

Yu Liang es miembro de Shen Yun Performing Arts, una compañía que viaja por el mundo difundiendo la cultura china y exponiendo la brutalidad del régimen comunista chino.

Mientras vivía en la China comunista, Yu enfrentó miseria y el desamparo, ya que tuvo que ver cómo su vida y la de su familia eran destruidas lentamente por las fuerzas pro-comunistas en el país.

Una vida horrible en China

Yu recuerda una mañana de agosto de 1999 cuando su madre la despertó y le preguntó si practicaría los ejercicios de Falun Dafa con ella. De niña, Yu no estaba consciente del clima político de esos tiempos. Después de todo, ella tenía alrededor de 4 años.

El gobierno chino estaba reprimiendo brutalmente a los seguidores de Falun Gong, caracterizandolos como lunáticos que propagaban supersticiones. Practicar Falun Gong al aire libre era básicamente invitar a la persecución del régimen comunista.

aviso

Y desafortunadamente, eso es exactamente lo que pasó.

A los pocos minutos de estar realizado los ejercicios de Falun Gong, Yu abrió los ojos repentinamente después de ser interrumpida por todo tipo de ruidos a su alrededor. Vio un enjambre de oficiales de policía y agentes secretos que venían hacia ella. Se llevaron a su madre en una camioneta junto con todas las participantes del grupo de ejercicios.

Yu fué la única que quedó, preguntándose qué había pasado. Su madre permaneció detenida durante un año. Después de su liberación, su madre presentó un demanda al gobierno por el abuso que había sufrido. Sin embargo, esto sólo le trajo más miseria ya que fue arrestada y detenida una y otra vez.

Yu fue separada de su madre cuando tenía sólo cuatro años. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Alejada de su familia

Durante casi dos años, Yu no vio a su madre. Y para el 2001, sólo tenía la compañía de su padre. Yu le preguntó varias veces a su padre cuándo iba a volver su madre. Cada vez que lo hacía, su padre le susurraba que su madre volvería pronto.

Con el paso de los años, Yu pasó de ser una estudiante de primaria a una universitaria, se enfrentó a un acoso constante por su decisión de no unirse al Partido Comunista. Yu fue incluso interrogada. Ambos padres fueron objeto de constante acoso en sus lugares de trabajo.

“Las noticias de los compañeros practicantes – esos tíos, tías, abuelos, abuelas, hermanos y hermanas mayores que conocía desde que era niña – cómo fueron arrestados ilegalmente, enviados a campos de trabajo o encarcelados… parecía interminable…

Cada día en China, vivía con el profundo temor de que esos tiempos de pesadilla volvieran para atormentarnos. Constantemente me preguntaba si yo sería la siguiente en la fila.”

Yu le dijo a Shen Yun.

Mientras viaja por el mundo, la mente de Yu viaja de vuelta a su hogar en China, un lugar donde no se podrá presentar. (Imagen: Shen Yun)

Edad Adulta

En 2015, Yu decidió dejar la China comunista. Ella era una experta en tocar la pipa y eventualmente se unió a la orquesta de Shen Yun.

Mientras viaja por el mundo, la mente de Yu viaja de vuelta a su hogar en China, lugar donde no podrá actuar, ya que Beijing ha prohibido la presentación de Shen Yun en el país. Ella siente que la brutalidad comunista ha durado demasiado tiempo y debería haber terminado ya.

Pero para que eso suceda, Yu podría tener que esperar un poco más, al menos hasta que la población de la China comunista decida derrocar el régimen comunista de una vez por todas.

Se ha confirmado que más de 4.300 practicantes de Falun Gong han sido asesinados por Beijing, y miles más han sido encarcelados y torturados.

Muchos seguidores también fueron sometidos a la sustracción forzada de órganos por el régimen chino.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.