Los lobos han estado cuidando su manada durante al menos 1,3 millones de años - Vision-Times-en-Español
Planeta, Vida

Los lobos han estado cuidando su manada durante al menos 1,3 millones de años

Spread the love

Los Lobos de hoy viven y cazan en manadas, lo que les ayuda a cazar presas grandes. Pero, ¿cuándo evolucionó el comportamiento de este grupo?

Un equipo de investigación internacional ha reportado sobre especímenes de un lobo ancestral, Canis chihliensis, de la Edad de Hielo del norte de China (hace ~ 1,3 millones de años), con lesiones debilitantes en mandíbulas y pata.

El lobo sobrevivió a estas heridas el tiempo suficiente para curarse, lo que respalda la probabilidad de compartir alimentos y el cuidado familiar en este primitivo canino.

Evolución

El Dr. Xiaoming Wang, curador de paleontología de vertebrados en el Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles, quien co-dirigió el estudio, dijo:

aviso

“Debido a su posición en la pirámide alimenticia, los depredadores superiores son escasos en el registro fósil. Incluso las heridas devastadoras que se curan, son aún más escasas. Durante mucho tiempo, los fósiles que conservan grotescas lesiones del pasado, han fascinado a los paleontólogos y cuentan historias que raramente contadas”.

El Dr. Haowen Tong, profesor del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia de Ciencias de China, en Beijing, dirigió las excavaciones que descubrieron los fósiles en la cuenca de Nihewan, un conocido sitio de la Edad de Hielo en el norte de China.

Basado en su esqueleto, C. chihliensis era un gran canino con mandíbulas y dientes fuertemente construidos, especializado en comer carne y romper huesos. Las lesiones en el esqueleto proporcionan evidencia adicional de cómo el animal solía moverse y comportarse.

El estudio representa el primer registro conocido de infección dental en C. chihliensis, que probablemente se produjo al aplastar el hueso para llegar a la médula interior, algo que hacen los lobos modernos, cuando cazan presas más grandes que ellos.

Uno de los C. chihliensis también se fracturó gravemente la espinilla (tibia), astillándola en tres partes. La lesión debió haber incapacitado al lobo, un depredador activo que cazaba persiguiendo a la presa – sin embargo, sobrevivió, como lo demuestra la curación del hueso.

La supervivencia sugiere que, mientras se recuperaba, obtenía alimento de alguna otra forma que no fuera la caza, probablemente con el apoyo de la manada.

Lobo feroz

Para ayudar a interpretar las lesiones, el estudio también examinó especímenes de otro gran canino extinto: el feroz lobo, Canis dirus, que tiene abundantes fósiles en las mundialmente famosas filtraciones de asfalto, en Rancho La Brea en Los Ángeles, California.

Habiendo vivido en Rancho La Brea hace aproximadamente 55.000 a 11.000 años, el lobo terrible es geológicamente más joven que el C. chihliensis.

A pesar de la diferencia de edad, el terrible lobo feroz – que según estudios anteriores había sido un depredador de presas grandes, con una estructura social probablemente similar a la de los lobos grises de hoy en día – sufrió lesiones en dientes, mandíbulas y patas, similares a las de C. chihliensis.

El Dr. Mairin Balisi, investigador postdoctoral de la Fundación Nacional de Ciencias en el Museo y Fosas de Alquitrán de La Brea y co-autor del estudio, dijo:

“Es increíble ver estas infecciones dentales y la tibia fracturada de este lobo chino primitivo y encontrar heridas similares en nuestros lobos feroces en Rancho La Brea.

Las colecciones de los museos son valiosas por muchas razones. En este caso, nos han permitido observar el comportamiento compartido entre especies en todos los continentes, a través del tiempo”.

Proporcionado por: Academia de Ciencias de China [Nota: Puede editarse en contenido y extensión].

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.