Los perros podrían ser la respuesta al TDAH - Vision-Times-en-Español
Salud y Belleza, Vida

Los perros podrían ser la respuesta al TDAH

Spread the love

Sabrina E.B. Schuck, especialista en desarrollo infantil de UCI Health, preocupada por la falta de tratamientos para niños con trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), decidió buscar terapias además de los medicamentos para calmarlos y ayudarlos a concentrarse.

En un primer ensayo aleatorio de su tipo, Schuck y sus colegas descubrieron que la terapia con perros es eficaz para reducir algunos de los síntomas del TDAH en los niños.

Al menos el 5 por ciento de los niños estadounidenses son diagnosticados con TDAH.

Schuck, quien tiene un doctorado en educación y una maestría en psicología clínica, es profesora asistente de pediatría y directora ejecutiva del Centro de Desarrollo Infantil de la Salud de la UCI.

aviso

Más allá del TDAH, sus intereses de investigación incluyen el vínculo humano-animal y las intervenciones escolares.

La investigación de su equipo se publicó recientemente en el Boletín de Interacción Humano-Animal de la Sociedad de Consejería de Psicología de la Asociación Estadounidense de Psicología.

¿Qué te hizo pensar que los perros de terapia podrían ayudar a los niños con TDAH?

aviso

Hay mucha evidencia anecdótica sobre la efectividad de la terapia de perros. El director de nuestro programa escolar fundador trajo un perro de terapia, Teddy, a la escuela todos los días.

Otros han estudiado el desarrollo infantil y el vínculo humano-animal, pero hasta hace poco no había ensayos controlados o aleatorios grandes.

Adaptando esos estudios al trabajo sobre el TDAH realizado aquí en la UCI durante las últimas dos décadas, propusimos un complejo ensayo clínico  para ver si los animales como Teddy hacen una diferencia para estos niños.

¿A quién estudiaste y cómo funcionó el estudio?

Durante cinco años, observamos a siete conjuntos de 12 niños, un total de 88, de 7 a 9 años de edad, que habían sido diagnosticados con TDAH. Ninguno había comenzado la medicación.

Todos recibieron entrenamiento basado en habilidades psicosociales “temáticas para perros” y entrenamiento sobre cómo cuidar y estar a salvo con un perro.

Sus padres también recibieron entrenamiento conductual. Pero solo la mitad de los niños trabajaban con los perros.

¿Como interactúan los niños con los perros?

Durante dos sesiones semanales, los niños tuvieron tiempo semiestructurado para vincularse con los perros.

Rotaron entre estaciones de actividad separadas, lanzando una pelota o un Frisbee, preparando a los perros, trabajando con ellos en la agilidad u otras actividades.

Luego participaron en lecciones didácticas para desarrollar habilidades sociales.

Cuando los niños contribuían a las sesiones, eran recompensados ​​al poder sentarse o recostarse al lado del perro. También escribieron cartas e historias a los perros, y los sábados practicaban técnicas de adiestramiento.

¿Los perros no distrajeron a los niños?

Por el contrario, se necesita mucho para involucrar a los niños que son hiperactivos cuando realizan actividades que no necesariamente prefieren.

Trabajar con los perros parece motivar a los niños a participar en tareas que de otro modo evitarían.

¿Cuanto duró el estudio?

Cada conjunto se estudió durante 12 semanas de tratamiento y luego seis semanas más tarde. Durante las primeras nueve semanas, los grupos con perros de terapia aprendieron cómo entrenar a los animales.

En las últimas tres semanas, los niños crearon sus propios planes de lecciones para enseñar conceptos básicos como sentarse, quedarse y venir.

Luego intentaron entrenar a los cachorros, una tarea que requiere considerable paciencia y autocontrol.

¿Qué encontró el estudio?

Los niños que interactuaron con los perros experimentaron una reducción en la falta de atención y mejoras en las habilidades sociales y la autoestima en comparación con los grupos sin perros.

Sin embargo, no hubo efecto sobre la hiperactividad y la impulsividad.

Vimos los mismos resultados en una medición de seguimiento seis semanas después de que terminó la interacción con los perros.

Estos hallazgos son importantes porque la hiperactividad y la impulsividad tienden a disminuir con la edad, mientras que los problemas de atención tienden a persistir a lo largo de la vida y son los más difíciles de tratar.

¿Puede esta intervención tomar el lugar de la medicación?

Nunca diría que los niños necesitan siempre medicamentos o no los necesitan. Los medicamentos son muy efectivos para reducir los síntomas en muchos niños con TDAH.

Pero también necesitamos saber quién se beneficia de las intervenciones asistidas por animales y cómo podemos medir su efectividad con o sin medicamentos.

¿Qué es lo próximo en el programa?

Queremos entender quién se beneficia más de estas estrategias y por qué.

También queremos examinar cómo implementar de manera viable las intervenciones asistidas por animales, especialmente en las escuelas, para complementar o proporcionar alternativas a otras terapias que sabemos que funcionan.

Nuestro objetivo principal es ver cómo podemos implementar este programa de manera segura y efectiva para ayudar a motivar a los niños a aprender y participar en la escuela.

¿Qué te sorprendió de este estudio?

Este proyecto fue muy divertido. Me encantó ver a los niños alineados en la puerta de la escuela justo a tiempo porque no podían esperar para comenzar la terapia.

Los niños en los grupos con perros estaban siempre a tiempo.

Proporcionado por: UC Irvine Health

[Nota: los materiales pueden editarse en su contenido y extensión]
aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.