Mantener la integridad - Vision-Times-en-Español
China Antigua, Vida

Mantener la integridad

Spread the love

Por Mary Brigth

Las Analectas, una colección de enseñanzas y pensamientos de Confucio, revelan cómo en el principio él logró su iluminación en la cultivación.

Comenta:

“¿No es un placer estudiar y practicar lo que has aprendido?”

Para mí, aprender y practicar puede ser divertido de vez en cuando, pero no todo el tiempo, especialmente cuando se trata del estudio de un tema aburrido.

aviso

Después de también convertirme  en cultivadora, el placer de aprender y practicar se convirtió gradualmente en algo genuino.

Al final me enteré de que Confucio no hablaba de aprendizaje académico, como las matemáticas.

Aprender y practicar puede ser divertido de vez en cuando, pero no todo el tiempo, especialmente cuando se trata de un tema aburrido. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

Taoísmo

El taoísmo está profundamente arraigado en la historia y la cultura china.

Una parte muy grande del taoísmo es seguir el curso de la naturaleza. Se ha demostrado repetidamente en la historia china que seguir el curso de la naturaleza es el camino hacia la humanidad.

El cultivo no es algo que se pueda exigir, sino que requiere determinación. Es tratar de formar buenos hábitos, como levantarse temprano.

Puede ser difícil al principio, pero una vez que algunos de los beneficios de levantarse temprano se hacen realidad, se convierte en una motivación, y a través de la práctica, un despertador ya no es necesario.

La vida es complicada; seguir el curso de la naturaleza es más fácil decirlo que hacerlo.

Tal vez por eso Confucio señaló:

  • “A los quince años, mi corazón estaba decidido a aprender;
  • A los treinta, me mantuve firme;
  • A los cuarenta, imperturbable;
  • A los cincuenta, conocía el mandato del cielo;
  • A los sesenta, mis oídos eran obedientes;
  • A los setenta, podía seguir a mi corazón sin transgredir las normas”.
Se ha demostrado repetidamente en la historia china que seguir el curso de la naturaleza es el camino hacia la humanidad. (Imagen: vía pixabay / CC0 1.0 )

 

Mente clara

Se necesita una mente clara para cultivarse. Sin embargo, hay pozos y baches en el camino del cultivo.

Confucio también explicó cómo evitar caerse o desviarse.

Quizás los dos mejores ejemplos son que Confucio desaprobaba fuertemente el color púrpura, porque roba el rol del rojo real, y de la canción Zheng, que en ese tiempo era popular en un estado vecino, ya que perturbaba la música clásica divina.

Considerando el rojo real y la música clásica divina como justicia en el camino de la cultivación, el color púrpura y la canción popular de Zheng son cosas que parecen servir una función similar a un color y a una pieza de música, pero de hecho, pueden causar distracción y llevar al fracaso de la cultivación.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.