México 2012: mi predestinación con México (1ra. Parte) - Vision-Times-en-Español
Viajeros

México 2012: mi predestinación con México (1ra. Parte)

Spread the love

Por Wang B.

Pirámide del Sol, sitio arqueológico de la ciudad antigua de Teotihuacán, a 40 Km. de la Ciudad de México (Fotografía del autor, del 10 de octubre del 2010).

Nunca antes tuve el deseo de ir a México, no obstante y por razones de trabajo tuve que ir a México 8 veces en un año, en principio no me gustaba pero, después me fui enamorando de esta tierra antigua y misteriosa.

I.      El comienzo de una predestinación

En julio del año pasado, debido a los cambios en mí lugar de trabajo, la compañía decidió enviarme a México a trabajar en un proyecto para otra compañía. Este proyecto lleva ya varios meses de haberse iniciado. Los ingenieros de nuestra compañía con experiencia en el ramo, tuvieron que turnarse para laborar en la otra compañía, mis compañeros de trabajo ya habían ido varias veces y estaban enojados y aburridos. Por eso cuando entré en la compañía con el proyecto, esta inmediatamente tomó la decisión de enviarme a México. Al principio no me entusiasmaba la idea de viajar, pero este es mi trabajo, y realmente no me podía negar. Las empresas de los Estados Unidos no son como las empresas de China las personas que solamente son jefes y no trabajan son muy pocas, aquí si tienes un cargo los compañeros ven tú contribución laboral y que tantos beneficios aportas a la empresa.

aviso

II.     Las dos grandes razones por lo que no quise ir a México

Por supuesto en las noticias a menudo informan sobre la violencia que hay en México por el tráfico de drogas, hay muchos incidentes violentos, muertes etc. Los cuales me afectaban un poco psicológicamente, mis compañeros también me decían: ¡a que vas allá, es terrible!, afortunadamente la compañía nos dio el mejor hotel, ubicado en una zona segura de la ciudad de México.

Además de esto tenía otras dos grandes razones por las que no estuve dispuesto a ir en un principio:

Documentos de viajero otorgado por la oficina de migración de los Estados Unidos

 

1.  Definitivamente no pude arreglar mi pasaporte chino.

2. Hace más de diez años que por practicar Falun Gong en China, estoy registrado en la llamada “lista negra” del régimen comunista. Después de la graduación, por haber expuesto públicamente la persecución en contra de Falun Gong, fui enviado a una prisión de trabajos forzados, posteriormente al salir de la cárcel con ayuda  de mi familia y amigos emigré a los a Estados Unidos sin un pasaporte chino. Viajar al extranjero es más difícil para mí, por eso usualmente no salgo de los Estados Unidos.

La primera vez que viaje, tuve que gastar dinero para solicitar una libreta de color verde que se llama documento de viajero, en la oficina de migración (ver foto 2). Para solicitar este documento tuve que esperar varios meses sin embargo, este documento de viaje solamente tiene un año de validez y, en realidad solamente se puede usar medio año, porque la mayoría de los países tienen requisito de entrada de aduana o países limítrofe, piden pasaporte válido con más de medios años de tiempo antes de la fecha de caducidad, por eso durante este año, tuve que hacer dos veces este trámite para poder viajar.

Una vez que se obtiene este “librito verde”,  todavía hay que superar varios obstáculos por ejemplo; gran parte de los agentes aduaneros no saben que este tipo de librito tiene características similares al pasaporte, por eso la mayoría de las veces que abordaba un avión, tanto en la entrada como en la salida de la aduana, me hacían un montón de preguntas.

Una vez… cuando regrese a los Estados Unidos proveniente de México, fui interrogado en cuatro ocasiones, por llevar este “librito verde” poco común. Primero en el aeropuerto de México no me quisieron dar el pase de abordar, después de charlar un buen rato y explicarle a la persona de la aerolínea, ella me dijo: México es una país democrático, no hace las cosas que hace el PCCh (Partido Comunista Chino), ella me ayudó a conseguir el pase de abordar y después, continuó con la revisión de seguridad. Al terminar la revisión, un policía del aeropuerto me detuvo y me pidió ver el pasaporte, yo le entregue cuidadosamente mi “librito verde”, el policía miró el librito y me miró de arriba abajo, en su rostro había un signo de pregunta, intenté explicarle pero, no sirvió de nada, él llamó a otro policía, después buscó a otro trabajador del aeropuerto y otra vez tuve que explicarles todo el proceso de cómo fui perseguido por el PCCh y cómo era que no tenía pasaporte, lo explique en inglés (cada vez que salgo de Estados Unidos tengo que hablar de esto). Tenía todas las respuestas preparadas como para dar un discurso. Fue así como las tres personas se juntaron y empezaron hablar en español… bla…bla…bla… no sabía que decían, estaba un poco nervioso, preocupado de que me detuvieran allí. No pasó mucho tiempo y uno de ellos se acercó y me preguntó ¿a qué hora sale el avión? y le dije; sale después de las 6 de la mañana, él vio que no quedaba mucho tiempo y…dudo por un momento, luego me entregó mi “librito verde” y agitó su mano en señal de que me fuera y respire aliviado.

Más tarde, me enteré por las noticias que en la noche anterior, hubo tiroteos entre un grupo de narcotraficantes y el ejército en la ciudad de México donde murió un capo del narcotráfico, por esa causa durante esos dos días la situación fue  muy tensa tanto en los aeropuertos como en los puertos. A aquel policía le preocupaba que fuera un narcotraficante. Cuando me entregó mi documento me puse muy contento y me subí al avión muy feliz. Sin embargo, en el momento de abordar el avión otra vez fui interrogado por el personal de seguridad y finalmente al llegar a los  Estados Unidos en la aduana me interrogaron otra vez, ¡En un día me interrogaron 4 veces! Fue tantas veces las que me preguntaron, que cuando veía a una persona ya le contaba directamente lo de la persecución del PCCh.

La segunda razón por la que no quise ir a México fue  ¿qué hago con mi madre?

En aquel tiempo mi mamá justo vino  a verme por segunda vez desde el otro lado del continente; la primera vez vino con mi padre. En principio habían planeado quedarse medio año pero finalmente, sólo se quedaron un mes y se fueron. Mis padres no saben el idioma, no entienden los programas de la televisión, tienen miedo de atender el teléfono de la casa y tampoco saben manejar. Todos los días, después de irme a trabajar, ellos se quedaban en la casa mirándose uno al otro, esperando mi regreso. Lo que más feliz los hacía era escuchar el ruido cuando subía por la escalera. Los fines de semana una o dos veces nos íbamos de paseo, el ambiente de Norteamérica les fue muy agradable y las personas también. Sólo que se sintieron muy solos al no saber el idioma.

La segunda vez mi mamá vino sola, permanecía sola en la casa ¿Qué iba a ser de ella? La última vez que vino la acompañaba mi papá, pero ahora… fue más difícil para ella, la vista de mi mamá no está muy bien, durante los años que estuve encerrado en la cárcel por el PCCh, ella casi quedó ciega de tanto llorar. Mi madre es una mujer china muy tradicional, ella me apoya siempre en mí trabajo con todo su corazón. Cuando le dije que tenía que salir rumbo a México, no tuvo otra opción y me apoyó. Le encargue a varios compañeros practicantes de Falun Dafa su cuidado, como llevarla en el auto al supermercado a comprar alimento, pero a mi mamá no le gusta molestar a otras personas. No les pidió ayuda sino hasta que ya no pudo sostenerse más, entonces quiso ir al mercado.

A pesar de las dificultades aún quise ir a México. El destino de uno no depende de uno, como dice un dicho: “Cuando estas en el rio o en el lago, el cuerpo no depende de uno”. Fui una y otra vez a México, poco a poco me gustó ese país. Durante este periodo mi mamá obtuvo muchos beneficios con la ayuda de mis compañeros practicantes de Falun Gong. Ella también tuvo la oportunidad de ver el espectáculo de Shen Yun Performing Arts y constantemente vio el símbolo Wang girando (ampliaré sobre esto más adelante) no esperaba nada de esto. Existen varias escrituras en sanscrito tanto en china como en occidente que señalan que no debemos tratar a la gente y los asuntos personales con nociones fijas, no se debe prejuzgar a otras personas, todas las cosas deben seguir su curso natural y debemos mantenernos tranquilos independientemente de la situación, porque las personas miran la manifestación sólo en la superficie, en realidad esto es así. Hay un dicho chino que dice: ”una perdida no necesariamente es mala”.

III.     México es un país misterioso

En México hay lugares que me llamaron mucho la atención. Hace mucho escuche que México fue el centro de una civilización muy brillante en el continente americano llamada Olmeca.  

Sin embargo, sus descendientes perdieron la sabiduría de sus ancestros. El calendario maya (calendario solar) divide un año en 18 meses. Los mayas a un año en la tierra la registraron con una duración de 3,652,420 días, mientras que la gente de hoy mide esta duración con  3,652,422 días, con tan sólo una diferencia de 0.0002 días (dos días), esto quiere decir que en 5,000 años hay un error de tan solo 1 día. Los mayas también midieron con 584 días el calendario de Venus, con un error de sólo 700 segundos (11.6 minutos). En el área de las matemáticas, los mayas tuvieron una unidad de tiempo llamada alautun, que equivale a 23,040,000,000 días o 63 millones de años y un alautun equivale a 20 kalabtun, es decir 1,152,000,000 días y un kalabtun equivale a 20 piktún, es decir 57,600,000 días. Estas unidades astronómicas de tiempo, sólo se pueden usar para medir la distancia que hay entre los planetas y para los viajes interplanetarios. Los mayas también tuvieron un calendario llamado tzolkin, el origen de este calendario es realmente un enigma, ellos dividieron el año en 13 meses y cada mes dura 20 días. Esta forma de calendarizar, no se basa en la observación del movimiento de los astros desde la Tierra. Hay gente que considera que el calendario tzolkin fue hecho por los ancestros de los mayas, quienes desde otro planeta desconocido para nosotros hoy en día, llevaron a cabo estas mediciones.

Este calendario registra el orden del movimiento de las estaciones de la Vía Láctea. De acuerdo a este calendario, nuestra Tierra ahora está en la 5 fase del año galáctico, esta es la última fase del año galáctico solar. En esta fase del año galáctico, nuestro sistema solar está precisamente terminando de pasar por un periodo que duró más de 5,000 años del año galáctico. Se comenzó a contar a partir del año 3113 a.C. y terminará en el 2012 d.C. La Tierra en su movimiento y el sistema solar, están atravesando una fase de luz solar cósmica que viene desde el centro de la Vía Láctea, para atravesar este rayo de luz se necesitan 5,125 años, ahora ya estamos llegando al final de este periodo. En este periodo de 20 años desde 1992 al 2012, nuestra Tierra ya entró a la última fase del ciclo galáctico del último periodo. Los mayas consideraron este periodo, antes del alineamiento galáctico, como algo muy importante, ellos lo llamaron periodo de renovación de la tierra. En este periodo la tierra se tiene que purificar completamente y después de esta era la tierra va a salir  para entrar a un nuevo ciclo llamado asimilación galáctica. Los mayas también señalaron que Dios regresará. El día en que terminará nuestra civilización humana será alrededor del 21 de diciembre del 2012, posteriormente la humanidad entrará a una civilización completamente nueva, la cual no tendrá ninguna relación con la civilización actual.

 

Tierras mexicanas, foto tomada desde el avión durante la puesta de sol. (fotografía del autor)

 

Mientras miraba desde el avión la tierra de México, con un paisaje profundo y lejano de puesta de sol, la ternura y tranquilidad me hicieron olvidar el ajetreo y bullicio de la Tierra. Me gusta este tipo de tranquilidad, vasta y amplia, la noche silenciosa me dio una inspiración ilimitada. Quiero aprovechar esta ocasión para escribir sobre la geografía, las costumbres de los pueblos, las culturas prehistóricas, lo que escuché, vi y lo que pienso, en una serie de artículos sobre México 2012 principalmente para los lectores y amigos que van a viajar a ese país. Me acordé de la película Kung Fu Panda, donde la anciana tortuga dice: “No existe la casualidad” La cantidad de chinos en México es muy pequeña en comparación a la población mexicana, tal vez este es mi destino.

 

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.