Modismo chino: Regar los campos de sandías - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua, Culturarte

Modismo chino: Regar los campos de sandías

Spread the love

En China, hay un dicho popular que dice así: “Irrigar los campos de sandías del vecino” o simplemente “Regar los campos de sandías”.

La expresión no tiene nada que ver con agricultura o sandías, sino que es un consejo sobre cómo usar la amabilidad para lidiar con la maldad.

El dicho se origina en un conflicto que tuvo lugar en el siglo VIII AC.

El conflicto

Durante el período de Primavera y Otoño, que abarcó entre el 771 y el 476 AC, vivía un juez llamado Song Jiu, que pertenecía al estado de Liang. Se le encargó la tarea de supervisar un área que limitaba con el estado de Chu.

aviso

Ambos reinos habían establecido sus propios centinelas en la frontera para prevenir que el otro organizara una invasión.

Como no había guerras importantes, los soldados de ambos frentes se dedicaron a cultivar sandías en sus tierras. Los soldados de Liang trabajaron arduamente el campo, regando y fertilizando la tierra adecuadamente.

Como consecuencia, sus sandías crecieron y fueron abundantes.

Pero como los soldados del lado de Chu eran perezosos, nunca cuidaron adecuadamente la tierra y las sandías eran menos en número y más pequeñas.

Cuando el juez del condado de Chu se enteró de esto, se enfureció y criticó al jefe de los centinelas. El jefe se enfadó, tomó algunos soldados durante la noche y destruyó las sandías del lado de Liang.

Cuando los soldados de Liang se enteraron de lo que se había hecho en su campo, buscaron venganza y quisieron destruir las sandías del lado de Chu. El centinela jefe de Liang se acercó a Song Jiu para pedirle consejo.

Los centinelas Chu estaban enojados con las grandes sandías de los campos de Liang. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

La solución

En lugar de aprobar un ataque de venganza, Song instruyó al jefe de centinela sobre el valor de la bondad:

“El mal sólo engendrará maldad. Si se vengara de sus crímenes, sólo empeoraría las cosas. Si mi hijo tuviera un campo de sandías, le pediría que irrigara los campos de sandías del pueblo Chu por la noche y que mantuviera su buena acción en secreto”,

dijo Song Jiu, según Clear Harmony.

El centinela Liang implementó el consejo de Song y comenzó a regar en secreto durante la noche, la tierra del lado de los Chu. Finalmente, los melones de las granjas Chu resultaron ser grandes. La producción también fue abundante.

Los soldados de Chu estaban confundidos, preguntándose cómo la producción de sandías resultó ser excelente a pesar de que nunca hicieron un trabajo adecuado.

Llevaron a cabo una investigación y pronto descubrieron las acciones de los soldados de Liang.

La noticia llegó finalmente al Rey de los Chu, quien se sintió avergonzado y enojado por la forma en que sus soldados habían actuado.

Criticó a sus soldados por destruir los campos de melones de Liang y declaró que la gente de Liang tenía un corazón más grande en comparación con ellos.

El rey Chu le regaló a Liang mucho dinero y pidió que se hicieran amigos. Así, los dos estados forjaron una alianza.

Intenta actuar con amabilidad hacia los demás y tus conflictos podrían resolverse. (Imagen: Pixabay / CC0 1.0)

Todo esto fue posible gracias al oportuno consejo de Song Jiu, de usar amabilidad para conquistar enemigos, en lugar de devolver el odio con odio. Se dio cuenta claramente de que el uso de la violencia para contrarrestar la violencia sólo traería miseria a ambas partes.

En tu vida diaria, habrás pasado por numerosas ocasiones en las que el odio entre tú y otra persona siguió ardiendo porque ambas partes nunca quisieron comprometerse.

Intenta ser amable y te sorprenderás con lo rápido que se resuelve todo.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.