Niño con límites versus niño consentido - Vision-Times-en-Español
Vida

Niño con límites versus niño consentido

Spread the love

Por Lilia Santana

Nadie nace sabiendo cómo educar a los hijos, sin embargo cada padre desea hacerlo bien y hacer lo necesario para alcanzar sus anhelos sobre el futuro de sus hijos.

No obstante,  en ocasiones se encuentran con situaciones cotidianas que no pueden controlar, no saben qué hacer cuando sus hijos hacen berrinche, son voluntariosos, caprichosos, no siguen reglas ni obedecen e incluso son groseros con sus padres.

¿Qué hacer?

Investigadores en el tema explican qué hacer ante estas situaciones.

aviso

El pediatra Francés Aldo Naouri, especialista y escritor de varios libros  relacionados con los temas intrafamiliares, explica él porque es difícil para los padres establecer límites, valores y responsabilidades.

Para Naouri, los padres no saben decir «no» por miedo a parecer autoritarios, pero tampoco hacen lo posible por mantenerse firmes.

  • Hay padres que desean actuar de forma absolutamente diferente a sus propios padres, porque cuando eran niños sufrieron el dominio de sus familias.
  • Otros padres imponen a sus hijos límites demasiado estrechos, porque no confían en sus capacidades.
  • Algunos padres no quieren prohibir nada a sus hijos para que se conviertan en personas libres e independientes.
  • Otros padres miman demasiado a su hijo hasta convertirlo en el centro de la familia haciendo que todo gire alrededor del niño.

 

Según Javier Urra, Dr. en Psicología, terapeuta especializado en infancia, y escritor del libro de “Educar con sentido común” explicó que, el poco tiempo que los padres les dedican a los niños, es un factor que les crea a los progenitores sentimientos de culpa, los cuales son el ingrediente perfecto que lleva a consentir, satisfaciéndolos en todos sus deseos y peticiones.

Cuando esto no sucede y el niño recibe un “no”, los recursos que utiliza el pequeño para conseguir lo que quiere, son las pataletas y los llantos.

 

El terapeuta Portilla dice:

“Ante unos padres que no saben decir “no”, se crean niños caprichosos, consentidos, sin normas, sin límites, que imponen sus deseos”.

 

Sugerencias de los especialistas:

Los padres para establecer límites, valores y responsabilidades

El Dr. Urra dice que es importante que el niño se fortalezca en los primeros años de vida, para el experto:

  • El niño debe aprender a ser noble asumiendo las consecuencias de sus actos.
  • A ser valiente y no dejarse amedrentar ante la adversidad o el dolor.
  • Ser persistente, poniendole ganas a la vida y aprendiendo a comprometerse.
  • Con esperanzas como forma de vida, sentido de humor, trascendencia, adaptación, poner en palabras los sentimientos, y confianza en sus propios recursos,

Así que  recomienda:

“Es fundamental que el niño aprenda a ponerse en el lugar del otro, en lo que siente, y piensa”,

y señala que hay que motivar a los niños con derechos, deberes, con tolerancia y evitar el lema “dejar hacer”, marcando reglas, ejerciendo control y ocasionalmente, diciendo “No“.

Agrega el psicólogo que “hay que ayudarles a desarrollar la capacidad de diferir las gratificaciones, de tolerar frustraciones, de controlar los impulsos, de relacionarse con los otros”.

Es importante ser coherentes considerando que el niño es un observador de las conductas de los padres, lo que implica que aprenden del ejemplo e imitan sus valores y acciones.

En otras palabras, es importante que los padres ofrezcan a sus hijos confianza, comunicar con calma e ir en consonancia con su discurso, de lo contrario perderá credibilidad.

Por su parte Aldo Naouri recomienda que en los primeros estadios de la vida se le enseñe al niño a ser consistente.

  • Los límites deben cumplirse siempre que las circunstancias sean las mismas.
  • Hablar con los hijos de los problemas, límites y normas facilita una guía para su propio comportamiento, autocontrol y autodirección.
  • Los errores no son fracasos, sino equivocaciones que nos dicen lo que debemos evitar y nos dan oportunidad para corregir.

Los errores enseñan cuando hay espíritu de superación en la familia. La autoridad positiva  a través del ejemplo, supone que el niño tenga confianza en los padres.

El sentido común es lo que hace que se aplique la técnica adecuada en el momento preciso y con la intensidad apropiada, en función del niño, el adulto y de la situación en concreto.

Decía Buda:

Lo que pienses, serás; lo que sientas, lo atraerás; lo que imagines, crearás

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.