De cómo el cultivo de la coca y la cocaína colocaron a un presidente en Bolivia - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Noticias del Mundo

De cómo el cultivo de la coca y la cocaína colocaron a un presidente en Bolivia

Spread the love

Por Trinidad Reyes

Recientemente se ha divulgado en medios internacionales, cómo una revuelta social en Bolivia, puso en jaque al ahora ex-presidente Evo Morales.

Después de una turbia elección presidencial, con acusaciones de fraude, y luego de intentar ser reelegido por cuarta vez, Morales renuncia y pide asilo político a México.

Sin embargo, hace aproximadamente un mes (a principios de octubre de 2019) Jorge Sonnante, diácono argentino, divulga a través de unos vídeos, la existencia de cuentas bancarias en el Banco del Vaticano (oficialmente Instituto para las Obras de la Religión, IOR) de funcionarios y/o personalidades en Sudamérica.

aviso

Entre ellas aparece Evo Morales con una cuenta por $325 millones de euros (abierta en enero del 2013, según muestra el vídeo); el mecanismo, como explica el diácono, fue por valija diplomática a través de las nunciaturas de la iglesia católica de Bolivia.

Aunque los depósitos posteriores, según Sonnante, coinciden con las visitas que Evo Morales hizo al Vaticano.

Esto desató toda una serie de especulaciones y comentarios en Bolivia y Argentina; no obstante, Alessandro Gisotti, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, declaró que no existían tales cuentas bancarias e incluso la Iglesia Católica de Bolivia lo desconoce como perteneciente a esta iglesia.

Los orígenes de Evo Morales del indigenismo marxista, al narco-estado

Juan Evo Morales Ayma, originario del departamento de Oruro en Bolivia, inicia su camino político en los años ochenta como líder sindicalista de los campesinos cultivadores de coca del Chapare boliviano, con esto transforma este gremio rechazado por los gobiernos bolivianos, en la nueva vía de indigenismo en América Latina.

Reforzando la idea de la Pachamama, o las tradiciones de la tierra que son manejadas por algunos grupos indígenas en Sudamérica, se mezcla con el marxismo como justicia social, dando un sincretismo particular a Bolivia.

Sin embargo, el cultivo de la coca y la producción de cocaína, según el libro “El impostor Evo Morales: De la Pachamama al narco-estado” del periodista argentino Nicolás Márquez, convierte a Bolivia en un narco-estado.

De acuerdo al autor

“Remplaza la figura del guerrillero guevarista por la del cocalero, como figura rural incomprendida y maltratada; la proclama marxista por la indigenista y permuta el acento moscovita por el caraqueño”.

Creando una forma asimilable de acceso al poder político.

El indigenismo en Bolivia “Buenos Aires Celebra Bolivia (2010)” (imagen: EOM)

En otra investigación del periodista brasileño Leonardo Coutinho, en su libro “Hugo Chávez o Espectro”, denuncia que de modo sistemático aviones militares venezolanos y bolivianos, llevaron droga desde Bolivia a Venezuela.

El periodista señaló que “Fue continuo este movimiento de droga fomentado por el gobierno de Hugo Chávez“.

La ruta de la droga

Según el Departamento de Estado de los Estados Unidos, actualmente Bolivia es el tercer productor de cocaína. Morales sigue siendo el titular de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, que concentra a los cocaleros.

En esta región región se producen unas 40 mil toneladas de hoja de coca por año, la mayoría de manera ilegal. De hecho, Morales terminó todas las relaciones con el control de drogas del gobierno de los Estados Unidos.

Según el periodista español David Beriain, una de las rutas de salida de la pasta de coca es el Cartel de Sinaloa; Beriain pasó varios meses como un infiltrado en ese cartel. La información recabada se transmitió en tres capítulos del programa Clandestino, transmitido por Discovery Channel.

Un reporte de la gaceta.es de 2015 menciona que se obtuvo información del Coronel Germán Cardona quien detalla testimonios que “implican de lleno [al] gobierno de Evo Morales en el negocio de cultivo y tráfico de cocaína; un negocio que tiene implicaciones geoestratégicas“.

Socios

La nota de la gaceta, dice que el gobierno desarrolló organizaciones ex profeso para el cultivo y traslado a países como  Venezuela, Cuba, Libia, Irán y Rusia “todos ellos socios del gobierno de Morales“. Utilizando el aeropuerto de Chimoré que ocupaba la DEA.

Las fuentes del Coronel Cardona, dicen que estas organizaciones están lideradas por colombianos que estuvieron en las FARC y que recibían armas, transportadas en aviones de la Fuerza Aérea Venezolana, que llegaban desde Irán, Rusia y China “como Fusiles Kalashnikov AK-47 y AK-109, que son introducidos y almacenados al interior del Chapare“.

Según Nicolás Márquez, la fuente de ingresos de la revolución indigenista de Evo Morales, es el narco tráfico de la cocaína, Esta narco-dictadura sindical, como la describe Márquez, con Evo Morales siendo jefe de los cocaleros, era un fascismo totalitario; tenía el total control de la sociedad boliviana.

Sin embargo, la revuelta social después de la elecciones, y su precipitada salida del poder, supone que tal vez las causas del término de su gobierno en Bolivia, sean otras.

¿Que sucedió en Bolivia? ¿Fue el movimiento social o fueron acaso los socios del narco-estado quienes finalizaron el régimen de Evo Morales en Bolivia?

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.