Policías escapan de la muerte alejándose de la maldad - Vision-Times-en-Español
Historias de Vida

Policías escapan de la muerte alejándose de la maldad

Spread the love

Esta es una historia que tuvo lugar durante la época de la República de China (1912-1949). Zhang Fengjiu, nativo de Jilin, proporcionó voluntariamente fondos para gestionar una escuela gratuita. La policía local no estaba contenta con ello y empezó a acosarlo.

Un día, cuatro policías fueron a crearle problemas con la intención de extorsionar a Fengjiu. Lo llevaron a la comisaría para darle una paliza, le ataron las manos y lo colgaron de una viga del techo.

Antes de esto, a Fengjiu le gustaba pasar tiempo con los sacerdotes taoístas y a menudo escuchaba la filosofía de que “Cuando alguien te golpea, no debes guardar rencor y esto aliviará tu dolor”.

Con este principio en mente, no guardaba resentimiento hacia los policías cuando le maltrataban. En cambio, tenía mucha compasión por ellos. Sentía que los policías eran sufridos y lamentables — por una pequeña ganancia, abandonaron su conciencia y estaban dispuestos a renunciar a la oportunidad de un futuro brillante.

aviso

Después de pasar tiempo con los sacerdotes taoístas, Fengjiu tuvo en cuenta el principio rector de que “cuando alguien te golpea, no debes guardar rencor y esto aliviará tu dolor”. (Imagen: via pixabay / CC0 1.0)

Los cuatro policías se sentaron a jugar a las cartas, como si se hubieran olvidado de las duras circunstancias de Fengjiu. Colgado allí hasta las 10 de la noche, el corazón de Fengjiu se iluminó de repente. Tuvo la premonición de que los policías estarían en grave peligro cuando se acercara el amanecer.

Viendo que los cuatro todavía eran jóvenes, no podía soportar pensar que estuvieran en peligro, así que empezó a llorar. Uno de los policías lo miró y dijo: “¡Te tomé por un héroe que no lloraba, pero ahora veo que eres un cobarde!”

Así que desató a Fengjiu y lo dejó bajar de la viga. Fengjiu respondió entonces: “No estoy llorando por mí mismo, ¡estoy llorando de compasión por todos ustedes!”

Entonces miró a los policías y les contó las cosas malas que habían hecho en el pasado. Les advirtió: “Todos ustedes estarán en peligro cuando llegue el amanecer”.

Al principio, los policías no le creyeron a Fengjiu. Luego, mientras lo pensaban, dudaron, dándose cuenta de que lo que Fengjiu dijo sobre sus malas acciones en el pasado, era todo cierto aunque nadie lo supiera.

Fengjiu continuó: “¡Pronto amanecerá! Si no corren por sus vidas, ¡me temo que será demasiado tarde! Si no me creen llévenme con ustedes. Nos esconderemos juntos y veremos si pasa algo, ¿entendido?”

Finalmente, todos ellos, incluyendo a Fengjiu, huyeron para esconderse en un lugar seguro.

Finalmente, todos ellos, incluyendo a Fengjiu, corrieron a esconderse en un lugar seguro. (Imagen: via pixabay / CC0 1.0)

Al amanecer, un gran grupo de bandidos vino a atacar la comisaría de policía. Los cuatro policías escaparon del ataque. Agradecieron a Fengjiu por haberles salvado la vida.

Fengjiu les dijo: “He filtrado un secreto celestial para salvaros. Si no abandonan el mal y se convierten en buenas personas, el Cielo elegirá otro momento para quitarles la vida y al mismo tiempo, el desastre me caerá encima”.

Los policías se arrepintieron y le dijeron a Fengjiu:

“A partir de ahora, abandonaremos el mal y seremos buenos. Dejaremos nuestros trabajos y volveremos a nuestra tierra natal para trabajar en la agricultura. Respetaremos más a nuestros padres y viviremos en armonía con nuestros vecinos. Haremos más buenas acciones y no haremos cosas malas. ¿Es esto suficiente?”

Zhang Fengjiu les dijo :

“Si esto es cierto, el cielo los perdonará y no habré revelado un secreto celestial”. Los cuatro policías cumplieron su promesa. Volvieron a su tierra natal para trabajar en la agricultura y se convirtieron en buenas personas.

Todos vivieron hasta una edad madura de más de 70 años.

Traducido por Chua BC y editado por Michael Segarty

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.