¿Por qué China informaría sobre campos de trabajo forzado en Xinjiang? - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

¿Por qué China informaría sobre campos de trabajo forzado en Xinjiang?

Spread the love

Los medios de comunicación estatales de China siempre han guardado silencio sobre los campos de trabajo forzado en Xinjiang, evitando que el público conozca las atrocidades cometidas contra los Uigures* en la región.

Sin embargo, Beijing ha adoptado un nuevo enfoque sobre el tema.

Ahora admite la existencia de los campos de detención y lo proyecta como necesario para el bien de la gente.

*Grupo étnico que vive en las regiones del noroeste de China continental

Una nueva propaganda

En octubre pasado, la cadena estatal de China continental CCTV* emitió un segmento de 15 minutos que anunció la nueva campaña de propaganda.

aviso

Esto estaba destinado a normalizar las acciones de Beijing en Xinjiang.

“Contaba la historia de lo que el gobierno chino quería comunicar sobre lo que estaba sucediendo en Xinjiang… En Xinjiang, hubo extremismo radical, hubo terrorismo, hubo separatismo étnico.

Y el gobierno está luchando contra esto como parte de una ‘batalla mundial contra el terrorismo’. Así fue como el gobierno lo enmarcó”,

señaló a Al Jazeera Shelley Zhang, escritora de China Sin Censura.

*Televisión Central de China, también conocida en inglés como China Central Television abreviado a CCTV

Las noticias occidentales sobre Xinjiang se presentan como engañosas, impulsadas por intereses creados que buscan destruir a China.

Publicaciones como Xinhua y Global Times también repiten esta narrativa de un gobierno benevolente y autoritario para ayudar a la gente.

Además, la detención se presenta como algo por lo que los detenidos se ofrecen voluntariamente, preocupados  por su propia radicalización.

Cualquier medio que se desvíe de esta narración se enfrenta rápidamente a la represión estatal.

Según las estimaciones, unos 58 periodistas uigures están tras las rejas por no seguir la línea del PCCh sobre el tema de Xinjiang.

La imagen retratada por Beijing al mundo exterior es engañosa. (Imagen: Colegota vía wikimedia CC BY-SA 2.5)

Para presentar una narración falsa de Xinjiang a los organismos de radiodifusión extranjeros, Beijing está realizando giras a los medios donde los periodistas internacionales pueden echar un vistazo a la vida, cuidadosamente orquestada, dentro de los centros de detención.

Uno de esos programas fue transmitido por la BBC. Externamente la gente parece alegre y amigable.

Sin embargo, está claro que los reclusos solo están fingiendo emociones, posiblemente por temor a la persecución si transmiten la verdad sobre el campamento.

“La idea de la perspectiva fabricada se ha hecho eco a lo largo de la historia, desde el libro de jugadas de propaganda de la Alemania nazi hasta los míticos pueblos de Potemkin de Rusia, las estructuras falsas diseñadas para engañar al espectador haciéndole creer que una situación es mejor de lo que realmente es.

Tales giros han sido un elemento básico para los regímenes autoritarios comunistas en Corea del Norte y Camboya, en un intento por enmascarar las atrocidades y engañar a los observadores extranjeros”,

según ABC News.

Censura

Los canales extranjeros que transmiten noticias sobre la situación uigur están sujetos a un bloqueo instantáneo por parte de las autoridades chinas.

En febrero, un informe de la BBC sobre el tema del periodista Stephen McDonell fue interrumpido durante la transmisión.

Se estima que casi 1 millón de uigures están retenidos en campos de detención. (Imagen: YouTube / Captura de pantalla)

“Este es el momento en que los censores de #China retiran la transmisión de @BBCWorld TV esta mañana mientras estoy hablando sobre el príncipe heredero visitante de #SaudiArabia y la posibilidad de que levante los campos de detención masiva extrajudiciales, que albergan a cientos de miles de uigures en el oeste”,
tuiteó en un vídeo (@StephenMcDonell).

Timothy Grose, profesor asistente de estudios de China en el Instituto de Tecnología Rose-Hulman, había escrito una reseña del libro Petróleo y Agua: ser Han en Xinjiang en el que destacó las políticas del Partido Comunista Chino (PCCh) hacia los uigures.

La reseña fue escrita para la revista China and Asia: A Journal in Historical Studies, publicada por una firma holandesa.

Sin embargo, el editor de la revista eliminó la parte que contenía críticas al PCCh. Después de que Grose respondió en contra de la censura, le informaron que su análisis no se publicaría.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.