Retiro de estudios médicos debido a dudas sobre el origen de los órganos - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

Retiro de estudios médicos debido a dudas sobre el origen de los órganos

Spread the love

Quince estudios médicos fueron retirados de dos revistas, durante agosto, debido a la preocupación de que sus autores usaran órganos de prisioneros ejecutados en China.

Las revistas médicas, Transplantation y PLOS ONE, retiraron los estudios que habían publicado entre 2008 y 2014, informó el blog Retraction Watch.

El informe dice que dos de los estudios incluyeron trasplantes de riñón y el resto incluyó trasplantes de hígado.

“Está claro, con el beneficio de la retrospección, y a través de las posteriores aclaraciones del gobierno chino sobre sus prácticas, que la mayoría de los donantes fallecidos eran de personas ejecutadas; antes de la implementación gubernamental de Donación después de la muerte circulatoria en 2010 en hospitales seleccionados y ampliamente desde 2015”,

señaló en un comunicado el Periódico de trasplante.

aviso

“Esto no fue transparente para los revisores y editores en el momento de la aceptación original de la publicación de estos artículos”.

Retraction Watch declaró que ambas revistas citaban un artículo escrito por Wendy Rogers de la Universidad Macquarie en Sydney, Australia, y sus colegas.

El artículo de Roger fue publicado en la revista médica BMJ a principios de este año y pedía la retirada de más de 400 documentos de investigación de trasplante de órganos de China en medio de preocupaciones de que los órganos fueron tomados de prisioneros.

Retraction Watch agregó que otras dos revistas, la Revista Clínica de la Sociedad Americana de Nefrología y Kidney International, también estaban considerando estudios publicados sospechosos.

Una de las imágenes diapositivas utilizadas en una charla TEDx sobre sustracción forzada de órganos en China. (Imagen: TEDx Talks vía YouTube/Captura de pantalla)

 

La “práctica continúa”

El gobierno chino dijo que había prohibido el uso de órganos de prisioneros ejecutados en 2015, pero los expertos afirman que la práctica aún continúa.

No solo dicen que continúa, sino que creen que la principal fuente de órganos no son los presos criminales, sino los presos de conciencia, incluidos los practicantes perseguidos de Falun Gong y los Uigures.

Un informe histórico de más de 700 páginas a mediados de 2016 demostró el alcance de la sustracción forzada de órganos en China.

El informe estimó que 60,000 a 100,000 trasplantes de órganos se realizan anualmente en China.

Entre las pruebas utilizadas para calcular estas cifras se encontraban datos de ingresos hospitalarios, volúmenes de trasplantes, tasas de utilización de camas, personal quirúrgico, programas de capacitación y fondos estatales.

Condenación

A principios de este mes, el Comité Nacional Republicano adoptó una resolución que condena la sustracción involuntaria de órganos en China, calificándola de una violación grave de los derechos humanos.

“Se cree que desde el año 2000, cientos de miles de personas han sido asesinadas y sus órganos fueron sustraídos involuntariamente”,

dijo la resolución, que también mencionó la sentencia independiente del Tribunal de China de junio de este año, que declaró que el régimen chino ha practicado durante décadas sistemáticamente extracción de órganos de presos de conciencia.

Presidió el tribunal el ex fiscal internacional de crímenes de guerra Sir Geoffrey Nice QC, quien emitió el fallo final.

“La sustracción forzada de órganos se ha comprometido durante años en toda China a una escala significativa y los practicantes de Falun Gong han sido una, y probablemente la principal, fuente de suministro de órganos”,

dijo Nice.

“La persecución concertada y las pruebas médicas de los Uigures son más recientes, y puede ser que la evidencia de la sustracción forzada de órganos de este grupo pueda surgir a su debido tiempo”,

dijo.

Una imagen fija de un cartel de la calle del documental “Difícil de creer” (Imagen: Vimeo)

En junio de 2016, se aprobó por unanimidad una resolución de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos que instó al gobierno chino a dejar de cosechar los órganos de los presos de conciencia y poner fin a la persecución contra Falun Gong.

El Parlamento Europeo aprobó una resolución similar en 2013. Taiwán, Israel y España han prohibido el turismo de órganos a China.

Hablando en el lanzamiento del Informe Anual de Estados Unidos 2018 sobre Libertad Religiosa Internacional, Sam Brownback, el Embajador en general para la Libertad Religiosa Internacional, destacó la sustracción de órganos en China.

“Compartimos informes, una vez más, que otros hacen, de que las autoridades chinas han sometido a presos de conciencia, incluidos Falun Gong, Uigures, Budistas tibetanos y Cristianos clandestinos, a la sustracción forzada de órganos”,

dijo Brownback el 21 de junio.

“Esto debería sacudir la conciencia de todos”.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.