informes de la NASA Archivos - Vision-Times-en-Español

Beidou del PCCh trae una alternativa al GPS, pero ¿a qué costo?

En junio de 2020, China lanzó el 55º y último satélite que compone una constelación operada por el estado conocida como el Sistema de Posicionamiento y Navegación (BDS) de Beidou.

BDS

La red proporciona al Partido Comunista Chino (PCCh) un sistema de navegación mundial totalmente independiente y autosuficiente que rivaliza y ofrece una alternativa al conocido Sistema de Posicionamiento Global (GPS) mantenido por la Fuerza Espacial de los Estados Unidos.

El diseñador en jefe de Beidou, Yang Changfeng, un miembro del cuerpo de asesores políticos del PCCh, le dijo The Diplomat:

“El sistema de aumento basado en satélites del BDS proporcionará servicios de alta precisión e integridad a los usuarios con posicionamiento en tiempo real a nivel de metros, decímetros y centímetros”.

China, que lanzó por primera vez el sistema Beidou en 2011, ofrece ahora el uso de BDS a todo el mundo de forma abierta y gratuita, pregonando un grado muy alto de precisión que se jacta de ser fundamental para la infraestructura espacial económica y militar.

En la capital de Etiopía, Addis Ababa, se ha disparado la popularidad de una aplicación para la entrega de alimentos llamada Deliver Addis, que organiza entregas de alimentos a través de una ciudad caótica de más de 4,8 millones de personas, ya que las medidas desplegadas para luchar contra COVID-19 obstaculizan las actividades normales.

Deliver Addis no funciona con GPS, sino con el Sistema de Posicionamiento y Navegación Beidou.

Observación frecuente

Un informe reciente del Nikkei Asia Weekly utilizó datos de la empresa estadounidense de receptores de satélite Trimble y demostró que las capitales de 165 de los 195 países principales, que representan un asombroso 85 por ciento, son observadas con mayor frecuencia por los satélites de BDS de lo que lo eran con la tecnología GPS, lo que despertó la preocupación de que las ambiciones del PCCh con los BDS son más que sólo económicas.

La capital de Etiopía, Addis Ababa, por ejemplo, tiene más de 30 de los 55 satélites de la constelación de BDS que transmiten continuamente a la ciudad, más del doble que el sistema GPS mantenido por los Estados Unidos.

Se cree que gran parte de esta transmisión continua es causada por teléfonos inteligentes baratos suministrados por vendedores chinos.

The U.S. Global Positioning Satellite system. (Image: NASA)
El sistema de Satélite de Posicionamiento Global de los Estados Unidos. (Imagen: NASA)

Osa Mayor

El PCCh ha comercializado el Beidou, que significa “Osa Mayor” en chino, por ser hasta 100 veces más preciso que el sistema GPS existente, con el fin de atraer a los países e industrias que actualmente dependen del GPS para tener una ventaja competitiva en la transición hacia la ausencia de este sistema.

Beidou también afirma que proporciona una mejor experiencia en Internet y tecnología a los países de Asia, África y América Latina a medida que se desarrolla la evolución tecnológica hacia la Internet de las cosas, los automóviles automotores, los 5G y los aviones teledirigidos.

Sin embargo, la consecuencia de depender de un sistema de posicionamiento y navegación controlado por el Partido Comunista es que los países, las empresas y los individuos que dependen de los SDE tendrán que tener cuidado de no enfadar a un régimen notoriamente inconstante y fácilmente agitado.

Temas como el Mar del Sur de China, Taiwán, el Tíbet y la persecución de Falun Gong pueden provocar la revocación por parte del partido del acceso a BDS en cualquier momento; de manera similar a como el PCCh ha impuesto agresivos aranceles a la importación de bienes australianos en los últimos meses como represalia por la Ministra de Asuntos Exteriores del gobierno australiano, Marise Payne, pidiendo una investigación sobre los orígenes chinos de la pandemia de COVID-19.

“Beidou es una necesidad para nosotros”

La China comunista, que ahora tiene una alternativa autónoma al GPS, también fomenta grandes preocupaciones de seguridad a nivel internacional.

En 1996, durante la tercera crisis del Estrecho de Taiwán, el Ejército Popular de Liberación de China (EPL) disparó tres misiles contra lugares del Estrecho de Taiwán en represalia por las mociones de Taiwán para lograr la independencia formal del régimen comunista.

Uno de los misiles impactó a unos 18 kilómetros de la base militar Keelung de Taiwán, mientras que el EPL perdió completamente la pista de los otros dos misiles.

China siempre ha afirmado que esto se debió a que EE.UU. cortó la señal del GPS, de la que China dependía para el seguimiento de los misiles, a la región del Pacífico en el momento del ataque.

Tercera Crisis

Un coronel de alto rango del Ejército de Liberación Popular le dijo al South China Morning Post en 2009 sobre la Tercera Crisis:

“Fue una gran vergüenza para el EPL… una humillación inolvidable. Así fue como decidimos desarrollar nuestro propio sistema global de navegación y posicionamiento [satelital], sin importar el costo”.

El sistema Beidou le da al ejército chino un gran impulso en las comunicaciones y el control de incendios. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Beidou es una necesidad para nosotros. Lo aprendimos de la manera más difícil, dijo el coronel del PLA.

Medio planeta

Los medios de comunicación estatales de China afirman que el Beidou es utilizado actualmente por más de la mitad de los países del mundo, y que sus productos de navegación se exportan a más de 120 países de todo el mundo.

Mientras que el GPS, el GLONASS de Rusia y el Galileo de la UE actúan principalmente como balizas que envían señales a dispositivos de todo el mundo; Beidou, en comparación, actúa como un sistema de comunicación bidireccional, permitiendo al PCCh determinar la ubicación precisa de cualquier dispositivo en la Tierra conectado a su sistema.

“Todos los dispositivos celulares, según entiendo su función, pueden ser rastreados porque se comunican continuamente con torres o satélites”,

dijo el Dr. Larry Wortzel en una entrevista con la Voz de América.

“Así que, al igual que aquí en los EE.UU., se teme que la policía o las agencias federales puedan rastrear a la gente por sus teléfonos móviles. Eso puede suceder.

Lo mismo ocurre con un teléfono móvil que depende de BeiDou, Glonass y Galileo. La pregunta es: ¿Por quién te preocupa ser rastreado?”

Por Neil Campbell

Levanten la vista astrónomos, viene un enorme asteroide (Video)

Por Troy Oakes —

“El lunes 26 de enero es el día en que este asteroide se encuentra más próximo a la Tierra, evento que sucede cada 200 años”, según Don Yeomans, director del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en California.

Los hechos:

  • La roca espacial se llama 2004 BL86.
  • Pasará con seguridad aproximadamente a tres veces la distancia de la Tierra a la Luna.
  • Los astrónomos estiman que tiene aproximadamente 500 metros de ancho.
  • Lo más cerca que el asteroide estará es aproximadamente a 1’200.000 kilómetros de nuestro planeta.
  • Viajará rápidamente a 2,7 grados por hora (cerca de 5,5 veces el diámetro de la Luna).
  • Es de un grupo de 551 asteroides cercanos, potencialmente peligrosos, que podrían chocar con la Tierra.
  • Usted podrá verlo con un pequeño telescopio o incluso unos prismáticos grandes.

“Si bien no representa una amenaza para la Tierra en el futuro previsible, es una aproximación cercana de un asteroide bastante grande, lo que nos proporciona una oportunidad única para observarlo y aprender más”, agregó Yeomans en un comunicado.

Los científicos de la antena de la Red de Espacio Profundo de la NASA en California, y el Observatorio de Arecibo en Puerto Rico, intentarán adquirir datos e imágenes de radar generadas durante los días inmediatos a su máximo acercamiento a la Tierra.

“Cuando procesemos nuestros datos de radar el día después del sobrevuelo, tendremos las primeras imágenes detalladas”, dijo el astrónomo de radar del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL), Lance Benner.

meteorito
(Captura de pantalla YouTube))

 

Actualmente, no sabemos casi nada sobre el asteroide, por lo que es probable que haya sorpresas.

Y si no tiene el equipo de visión adecuado, todavía puede presenciar el sobrevuelo. Sólo verifique a qué hora pasará en su zona horaria, y vea la transmisión en vivo, ¡vale  la pena!.