Tecnología para Covid de empresas chinas teñidas por abusos a los derechos humanos - Vision-Times-en-Español
Actualidad, Derechos Humanos

Tecnología para Covid de empresas chinas teñidas por abusos a los derechos humanos

Spread the love

El brote de Covid-19 ha obligado a muchas empresas a proteger los sistemas de detección de Covid-19, para utilizarlos en sus instalaciones a fin de identificar a los empleados potencialmente infectados y proteger a los que no lo están.

Sin embargo, parece que algunas empresas estadounidenses están adquiriendo este tipo de equipos de fabricantes chinos; conocidos por su relación con abusos a los derechos humanos de los musulmanes uigures.

Abastecimiento en China

En abril, Amazon trajo desde Dahua 1.500 sistemas de cámaras de mapeo térmico, una empresa china de tecnología de vigilancia. Estas máquinas debían ser instaladas en los almacenes de Amazon para monitorear las señales de calor de los empleados y alertar a los gerentes si el sistema detectaba algún síntoma similar a Covid-19 entre los trabajadores.

Sistemas de rastreo similares también fueron enviados a compañías como Chrysler e IBM. Sin embargo, al asociarse con Dahua, las empresas estadounidenses están apoyando indirectamente la persecución de la comunidad uigur en Xinjiang.

aviso

Dahua comenzó asociándose con el Ministerio de Seguridad del Estado y ahora recibe la mayoría de sus fondos de proyectos respaldados por el gobierno.

Suministra aplicaciones de vigilancia de la salud pública; utilizados en las regiones del noroeste de China para vigilar a los uigures e identificar a los que serán enviados a los campos de concentración.

El software de la empresa permite a las autoridades registrar a las personas mediante rastreo por GPS y reconocimiento facial, al tiempo que permite la identificación por origen étnico.

Dahua suministra aplicaciones de vigilancia de salud pública que se utilizan, para monitorear a los uigures e identificar a aquellos que serán enviados a campos de concentración. (Imagen: captura de pantalla / YouTube)

Vigilancia Dahua

Aparentemente, Dahua recibió mil millones de dólares para construir recintos de vigilancia. El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha incluido a Dahua en su lista negra por su participación en violaciones a los derechos humanos, esencialmente prohibiendo a las empresas estadounidenses vender cualquier cosa a la firma china.

Dadas estas revelaciones, las corporaciones estadounidenses como Amazon, no deberían tener nada que ver con Dahua. Sin embargo, el hecho de que Amazon y otras empresas estén comprando sus productos, podría requerir de un escrutinio más detallado por parte de Washington.

En marzo, un informe del Instituto Australiano de Política Estratégica (ASPI), identificó 83 empresas extranjeras y chinas, que se estaban beneficiando directa o indirectamente del trabajo forzado proporcionado por los uigures.

A través de un programa gubernamental llamado “Ayuda Xinjiang”, se estima que alrededor de 80.000 uigures fueron sacados de Xinjiang y enviados a fábricas textiles, de automóviles y de productos electrónicos.

Entre las 83 empresas identificadas en el informe hay marcas conocidas como Nike, Adidas, BMW, Amazon, Apple, Gap y Samsung.

En julio, el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un aviso que advertía a las empresas estadounidenses, con cadenas de suministro en China; que no se asociaran con entidades involucradas en trabajos forzados y otras violaciones a los derechos humanos.

Desvinculación de China 

El gobierno de Estados Unidos está pensando cada vez más en separar sus cadenas de suministro de China. El presidente Trump propuso recientemente un plan bajo el cual se otorgarán créditos fiscales a las empresas estadounidenses que trasladen sus fábricas desde la nación asiática.

Al poner fin a la dependencia manufacturera de Estados Unidos en China, Trump promete crear 10 millones de puestos de trabajo en 10 meses.

También indicó que las empresas estadounidenses que subcontraten el trabajo a China, podrían tener prohibido recibir contratos gubernamentales.

El presidente Trump propuso recientemente un plan en virtud del cual se otorgarán créditos fiscales a las empresas estadounidenses que trasladen sus fábricas desde China. (Imagen: La Casa Blanca / CC0 1.0)

“Construimos la mayor economía de la historia del mundo y ahora tengo que hacerlo de nuevo”,

señaló, según informó la BBC.

De acuerdo con un informe reciente del Bank of America, la pandemia de Covid-19 ha obligado a las empresas del 80 por ciento de los sectores a nivel internacional, a reorganizar sus operaciones de alguna manera.

Si todas las empresas extranjeras que operan actualmente en China se mudaran fuera del país, costaría 1 billón de dólares durante un período de 5 años; lo que el informe llama “significativo, pero no prohibitivo”.

Las empresas del índice Fortune Global 500, solo en 2019, generaron más de 33 billones de dólares en ingresos.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.