Un antiguo texto cristiano dice que la Tierra está gobernada por extraterrestres - Vision-Times-en-Español
Paradigmas, ¡¡ OMG !!

Un antiguo texto cristiano dice que la Tierra está gobernada por extraterrestres

Spread the love

Mucha gente cree que el concepto de alienígenas, o seres de otro planeta, es algo que sólo existe en el reino de la ciencia ficción.

Pero esto no es cierto en absoluto. Hay varias mitologías que hablan de seres extraterrestres que llegan y residen en la Tierra desde planetas distantes.

El cristianismo también tiene historias de entidades alienígenas, mencionadas específicamente en los documentos de Nag Hammadi.

Los Arcontes

aviso

La biblioteca de Nag Hammadi es un conjunto de textos gnósticos cristianos encontrados en 1945 en Egipto.

Se cree que los textos fueron escritos por los primeros cristianos, probablemente entre el siglo II d.C. y el IV d.C.

Lo que hace que la colección sea interesante es que tiene una idea muy diferente del mundo que la que se presenta en los evangelios que componen la Biblia.

Los textos de Nag Hammadi hablan de seres llamados Arcontes que fueron creados durante la formación temprana del sistema solar.

Se cree que son de la constelación de Orión, se dice que los Arcontes son depredadores que se alimentan de la energía humana haciéndonos creer en las ilusiones.

Según los textos, estos seres invadieron la Tierra alrededor del 3600 a.C. y han estado influyendo en la historia humana durante varios milenios.

La biblioteca de Nag Hammadi es un conjunto de textos cristianos gnósticos encontrados en 1945 en Egipto. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

Realidades controladas

“Estas criaturas tenían la habilidad de crear una ilusoria ‘realidad’, de manipularnos y esclavizarnos. ¿Por qué hicieron esto? Se dice que estaban celosos de nosotros porque tenemos un alma, que simplemente no poseen.

Tenemos imaginación, que nos hace creativos y ellos no…. No sólo quieren usar nuestra imaginación y creatividad contra nosotros, para crear una “realidad” para ellos mismos a costa nuestra, sino que realmente los nutrimos cada vez que nos involucramos en la violencia, el odio, la envidia, la agresión y la perversión, entre otras cosas, que se dice que los estimulan y excitan.

Básicamente, odian la paz, odian la felicidad, y quieren mantenernos vibrando a una frecuencia muy baja porque les da poder”,

según Star Seeds Portal.

Para romper con el control de los Arcontes, los textos de Nag Hammadi aconsejan a los seres humanos que reconozcan su soberanía espiritual individual.

Una vez que empecemos a afirmar nuestra soberanía, empezaremos a reconocer las diversas maneras en que los Arcontes tratan de influenciarnos y mantenernos bajo su control.

Sólo reconectándose con su fuerza espiritual interior puede la raza humana derrotar verdaderamente a los Arcontes.

Para dejar de ser controlados por los Arcontes, los textos de Nag Hammadi aconsejan a los seres humanos reconocer su soberanía espiritual individual. (Imagen: pixabay / CC0 1.0 )

 

Adán y Eva

La inclusión de los Arcontes es sólo una de las mayores diferencias entre los textos de Nag Hammadi y la Biblia que conocemos.

Mientras que en la Biblia, el Dios creador es visto como un ser supremo que maldijo a Adán y Eva por comer el fruto de un árbol a instancias de una serpiente malvada, la historia tiene una interpretación muy diferente en los documentos gnósticos.

Según los textos de Nag Hammadi, el Dios creador mencionado en el Antiguo Testamento es en realidad una entidad malvada que atrapa las almas humanas en el mundo de la materia que él creó.

Los Arcontes son básicamente los servidores de esta entidad. Más allá del Dios creador, está el Ser Supremo que se dice es el único Dios verdadero.

Los textos dicen que es este Ser Supremo el que envió a Jesús, en forma de serpiente a la tierra para liberar a Adán y Eva.

El Dios creador quiso impedir que los primeros humanos comieran el fruto del árbol del conocimiento para que siempre permanecieran ignorantes.

Pero Jesús, en la forma de una serpiente, les hizo comer el fruto, permitiendo así a los seres humanos perseguir el conocimiento y alcanzar la espiritualidad.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.