Un Feng Shui desfavorable resulta auspicioso - Vision-Times-en-Español
China, China Antigua

Un Feng Shui desfavorable resulta auspicioso

Spread the love

Por Shuang Men

feng shui3

La virtud de una persona determina su futuro

Una vez escuché a un maestro de feng shui decir que el destino de una persona está determinado por la cantidad de Virtud o “De” que tiene, así como su “predestinación” y “feng shui“. Al principio yo no entendía lo que eso significaba, pero poco a poco he entendido su connotación. Me gustaría compartir una historia interesante que he oído sobre el feng shui.

Eligiendo un cementerio ancestral

aviso

Hace mucho tiempo, había un escudero que era tan conocido por su generosidad y caridad que los residentes de su aldea lo llamaban el “Compasivo Yang“. Estaba finalizando sus cincuenta años, con buena salud, y se llevaba bien con todos los que conocía.

Los antepasados de Yang se asentaron en este pueblo luego que sus padres huyeran de su ciudad natal debido a una serie de desastres. Yang era muy joven en ese entonces, y fue llevado hasta allí a hombros de su padre. La madre de Yang falleció a la edad de 70 años, y debido a la situación en ese momento, fue enterrada en una manera casual.

El padre de Yang, quien tenía 80 años, contrajo una enfermedad desconocida. Después de unos desacertados diagnósticos y tratamientos sin éxito, murió a los pocos días con poco dolor. Debido a la rapidez con la que murió, se decía que el padre de Yang debía haber acumulado una gran cantidad de “De” o Virtud.

En aquella época se creía, que era importante seleccionar un lugar propicio para la tumba familiar, ya que afectaría directamente a las futuras generaciones. Por lo tanto, Yang contrato al mejor maestro de feng shui en la zona.

Después de la cena, Yang se reunió con el maestro de feng shui, quien explicó: “La posición de una tumba familiar debe tomar tanto las características del viento como del agua, también conocidas como ‘feng shui’. El elemento agua puede ser bueno o malo, mientras que el elemento viento puede ser desfavorable”.

“Mañana me puede acompañar por el pueblo para inspeccionar la tierra, el agua, y la dirección del viento. Vamos a escoger el mejor lugar de entierro para su familia”. Yang se mostró satisfecho con el acuerdo y se comprometió con el maestro.

Las hermosas aguas de la Montaña Norteña

A la mañana siguiente, le sirvió al maestro cuatro platos y un poco de vino cuando se despertó. El maestro estaba conmovido por la compasión y la sinceridad de Yang, por lo que estuvo aún más convencido de encontrar un buen lugar de entierro para el padre de Yang.

El sol aún no había salido cuando Yang siguió al maestro de feng shui fuera de la aldea con un pico y un hacha. El maestro dijo: “Ahora es el momento perfecto para medir los canales de energía y seleccionar la ubicación de la tumba“.

Mientras caminaban a lo largo del borde de la montaña al este de la aldea, el maestro de feng shui dio un vistazo de cerca a la zona que rodea el pueblo y dijo: “La montaña del norte tiene un campo de energía muy fuerte. A medida que la montaña se acerca a su pueblo, su forma se estabiliza, con dos corrientes reuniéndose debajo. Los aldeanos que viven aquí están seguros de que es un buen lugar para florecer. Vamos a buscar un lugar allí“. Caminaron juntos hacia la montaña.

La bondad de Yang molesta al maestro

La gente común se hubiera alegrado de esta buena noticia, pero Yang estaba preocupado por sus vecinos y pensaba que no quería disfrutar de los beneficios de la montaña a costa de la felicidad de sus vecinos.

La compasión de Yang por los demás comenzó a molestar bastante al maestro de feng shui. Cada vez que el maestro encontraba un lugar Yang le preguntaba: ¿Será esto perjudicial para mi pueblo?”

El maestro respondió: “¿Por qué siempre piensas en los demás cuando buscas tumba para tu familia?” Yang respondió: “No puedo ser egoísta. Debo tener en cuenta el bienestar de los demás, o me voy a sentir incómodo“. Un día había pasado, pero no pudieron encontrar un lugar adecuado.

Lo mismo sucedió a la mañana siguiente. El maestro de feng shui llegó a estar tan molesto que se sentó en una roca y le dijo: “¡Yang, Por favor, busca a alguien más, me voy!” Cuando Yang le rogó que se quedara, le respondió: “¡Tú eres una persona exigente! ¿Por qué me retienes aquí cuando no puedo satisfacer tus necesidades?“, Yang dijo, “No te pido demasiado. Todo lo que quiero es el bienestar y la paz para mi familia, pero no puedo obtener mi beneficio a costa de los demás“.

El maestro dijo: “Hemos investigado todos los buenos lugares alrededor de la montaña, y ese es mi límite”. Yang le rogaba al maestro que se quedara, sin embargo, él se rehusó. Entonces Yang, le preguntó sobre la zona donde el maestro estaba sentado, “Señor, ¿podría por favor, dar un vistazo a este lugar?. Se ve igual que los otros que ya hemos examinado“.

Enterrar a los padres en un lugar desfavorable

El maestro miró el lugar y dijo: “Es más o menos. Será mejor que contrates a otro maestro“. Yang respondió: “¿Por qué debo molestarme en preguntarles a otros maestro? Siempre y cuando usted piense que está bien, debería estar bien. Mi única preocupación es, ¿perjudico a los demás si elijo este lugar?

El maestro dejó escapar un profundo suspiro y dijo: “A primera vista, este lugar se ve bien, pero después de un cuidadoso examen, tiene una posición feng shui desfavorable“.

La forma se parece a cinco tigres desgarrando a una oveja, lo que implica una suerte terrible para las personas que lo posean. Yang es demasiado compasivo. Tal vez es sólo su destino“.

El maestro añadió: “Aunque creo que esta situación no afectará a otras personas, te sugiero que invitemos a otros a echar también una mirada“.

Después de llegar a casa, Yang le preparó al maestro una gran comida, y le ofreció una buena remuneración. El maestro sólo acepto un tercio de lo que Yang le ofrecido, ya que no completó su trabajo. Él insistió en darle la cantidad acordada. Antes de irse el maestro instó a Yang a invitar a otro maestro para ver el sitio. Este respondió: “¡Yo confío en usted!

Yang sepulto a sus padres en el lugar de “Cinco tigres desgarrando la oveja“. Cuando el maestro de feng shui se enteró de esto, se sintió muy arrepentido.

Tres años más tarde, el maestro recordó a Yang. Conmovido por su compasión, decidió visitarlo. En el camino le preocupaba que la familia de Yang estuviera en peligro porque él sugirió una mala ubicación para la tumba. El maestro estaba determinado a seleccionar una ubicación mejor para los padres de Yang.

Una gran virtud conduce a una vida próspera

En el viaje el maestro estaba preocupado de que Yang hubiese tenido una mala fortuna, volviéndose tan pobre que hubiera tenido que vender su casa y mudarse. Así que cuando llegó, se sorprendió al ver la nueva casa de Yang.

Mientras estaba pensando, de pronto la puerta se abrió y un hombre mayor de aspecto joven y bien vestido se acercó a él. El maestro se sorprendió al ver que el anciano ¡era Yang!

Saludó a Yang con palabras muy amables. Tan pronto reconoció al maestro, le dio alegremente la bienvenida en su nuevo hogar.

El maestro continúo alabando la lujosa casa de Yang. Más tarde, Yang brindó por el maestro y le contó la historia de su fortuna. El maestro de feng shui estaba tan encantado que siguió bebiendo hasta la medianoche.

 “Cinco tigres desgarrando la oveja” resultó ser “cinco tigres protegen a la oveja”

A pedido del maestro, temprano a la mañana siguiente, Yang lo llevó a ver la tumba de la familia. Al llegar el maestro se percató inmediatamente de que la forma de la colina había cambiado, y los cinco grandes bloques de piedra habían desaparecido. Alrededor de la tumba había árboles florecientes, arbustos y plantas. Ahora era un lugar verdaderamente auspicioso.

Sintiéndose confundido el maestro preguntó a Yang donde estaban los cinco grandes bloques de piedra que habían desaparecido. Yang respondió: “Yo también pensaba que las piedras podían ser obstáculos. Entonces, seis meses después de enterrar a mis padres, las lluvias torrenciales barrieron el suelo alrededor de la tumba. He construido un montículo a lo largo de esa zona, que cubre las piedras con tierra, ramas y pasto“.

El maestro de feng shui exclamó: “¡Maravilloso! Ahora los “Cinco tigres desgarrando la oveja” es “¡Cinco tigres protegen la oveja!”

Yang le expresó su agradecimiento al maestro de feng shui, pero el maestro se negó a aceptar el crédito por la buena fortuna de Yang. En lugar de eso, dijo: “Este próspero lugar es en realidad un regalo del cielo, para las personas con gran virtud. Ya que todo está predestinado, simplemente estoy siguiendo la disposición de nuestros destinos“.

Yang estaba un poco confundido, por lo que el maestro le explicó que él se merecía su fortuna debido a su gran virtud.

Comentario: Las personas con gran virtud merecen la suerte que les dan los seres divinos. También están protegidos por una multitud de dioses. Esta verdad está claramente expresada en las siguientes palabras: “El destino de una persona está determino por la cantidad de virtud o ‘De’ que se tiene, así como su “predestinación” y “feng shui”.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.