Un periodista comparte sus experiencias en el epicentro del Coronavirus - Vision-Times-en-Español
China, China Hoy

Un periodista comparte sus experiencias en el epicentro del Coronavirus

Spread the love

Este artículo describe la experiencia personal de un reportero de vanguardia, en una ciudad de Hubei. Lo llamaremos Chen para proteger su identidad.

¿Cómo deben manejar los medios de comunicación la epidemia de coronavirus y cuál es su principal responsabilidad?

La mayoría de las personas entienden que deben desempeñar un papel en la opinión pública y centrarse en informar sobre la prevención y el control de la epidemia.

El gobierno chino, por el contrario, ordenó a los medios estatales que sólo informaran “noticias positivas”.

aviso

En ese entorno, los periodistas que adoptan los principios del periodismo ético, se verían atrapados en un dilema moral difícil y doloroso, ya que no pueden informar sobre la verdad.

Debido a la gravedad del brote en todo el mundo, sólo el hecho de informar sobre la verdadera situación puede salvar a las personas, dándoles la información que necesitan para tomar decisiones informadas sobre su vida cotidiana.

Chen trabaja para un diario en una ciudad de Hubei. Ha estado en el puesto durante seis años.

En la víspera de este Año Nuevo lunar, justo después de su cena de reencuentro en su ciudad natal, recibió una llamada urgente para volver a su unidad de trabajo para mantenerse en alerta de emergencia.

En ese momento, el número total de pacientes confirmados en la ciudad estaba entre los cuatro primeros de la provincia de Hubei, una de las zonas más afectada.

Debido a la gravedad del brote en todo el mundo, solo informar sobre la situación real puede salvar a las personas, al brindarles la información que necesitan para tomar decisiones informadas sobre sus vidas cotidianas. (Imagen: captura de pantalla / YouTube )

 

Chen regresó apresuradamente a la ciudad y asumió la tarea de entrevistar a la gente de primera línea, refiriéndose a los reporteros que realizan entrevistas y reportajes in situ, al personal médico, a la gente de las comunidades locales y a los funcionarios de gobierno a nivel base.

El tercer día de Año Nuevo, Chen visitó el hospital por primera vez para realizar entrevistas. Antes de dejar el hospital, envió un informe a su director incorporando tres temas seleccionados:

1) Dos médicos que son marido y mujer y que trabajan en el mismo hospital;

2) La visita de Chen a la cafetería del hospital para ver cómo el personal médico y los pacientes consumen sus alimentos e identificar los problemas con la manipulación de los alimentos y los cubiertos; y

3) La escasez de suministros de protección en el hospital y un llamado de apoyo.

Los tres temas de Chen también profundizaban en el espíritu del personal médico, la situación actual del hospital y las soluciones a los problemas.

Sin embargo, su director sólo escogió el primer tema para reflejar una imagen positiva e hizo vista gorda a los otros dos temas, que hablaban de problemas y soluciones.

Para el primer tema, el director incluso le pidió a Chen que escribiera que la pareja está dispuesta a “Sacrificar sus vidas” después de enterarse de la grave epidemia, llegando incluso a declarar su voluntad en una carta pegada con sus huellas dactilares usando su sangre.

En el tercer día de Año Nuevo, Chen visitó el hospital por primera vez para realizar entrevistas. (Imagen: captura de pantalla / YouTube )

 

Este es un guiño a la promesa de lealtad que el pueblo chino se ve obligado a hacer con el Partido Comunista, que utiliza la huella sangrienta para crear un juramento de sangre.

Es un sutil recordatorio para aquellos que leen las noticias falsas que deben seguir el control del Partido.

A Chen se le dijo además que agregara que la pareja le dijo a su hijo “Mamá y papá van al hospital a luchar contra los monstruos del virus y volverán a jugar contigo después de la pelea“.

Los medios de comunicación locales que informan en Hubei, donde Chen está destinado, son los mismos en todas partes de China.

Por ejemplo, Noticias vespertinas de Wuhan (Wuhan Evening News) informó de noticias aún más ridículas, como la de una enfermera que regresa al trabajo 10 días después de perder a su bebé por un aborto espontáneo, mientras estaba sufriendo mucho dolor.

El Changjiang Daily de Wuhan entrevistó a un ciudadano de Wuhan llamado Gao Yu que ofreció su transporte gratuito para trasladar al personal médico al trabajo y viceversa.

Sin embargo, después de que el reportero preparara la historia, el supervisor dejó de lado la noticia.

¿Por qué fue eso?  El supervisor creía que la historia sobre el traslado de personal médico por un civil, empañaría la imagen del gobierno.

Cuantos más informes había de buenas personas y cosas buenas, más se preocupaba Chen:

“Como reportero, podía encontrar problemas y resolverlos a través de los informes, pero en realidad, tal como está ahora, los informes de buenas noticias no son realmente buenas noticias ya que los problemas se están cubriendo, los funerales de los que sucumbieron al virus se están tratando como acontecimientos felices”.

Cuantos más informes había de buenas personas y cosas buenas, más se preocupaba Chen. (Imagen: captura de pantalla / YouTube )

 

Chen descubrió que en las zonas rurales hay muchos problemas en los métodos de prevención y control de epidemias y quiso realizar una investigación y un informe en profundidad.

Por ejemplo, hay más de 700 hogares en el pueblo donde Chen está destinado. Muchos aldeanos regresaron de Wuhan, pero sólo hay una clínica en la aldea.

El único médico de la clínica ni siquiera tiene una mascarilla. Toda la atención en la prevención de epidemias se centra en las ciudades, y las condiciones médicas en las zonas rurales están seriamente descuidadas.

Chen ha estado en el epicentro más de 20 días y está considerando renunciar a su puesto, después de que la epidemia haya terminado.

Sus últimas palabras afirman su compromiso de informar con honestidad:

“Ahora es el momento del desastre y me mantendré al margen de este último puesto.

Estoy dispuesto a morir por los principios del periodismo ético y no quiero vivir para escribir noticias falsas”.

Traducido por Chua BC y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.