Una historia real fuera de China, la de mi hija del cielo - Vision-Times-en-Español
Paradigmas, ¡¡ OMG !!

Una historia real fuera de China, la de mi hija del cielo

Spread the love

Mi hija, apodada Jen Jen, estuvo en este mundo solo por 24 años. Nació completamente paralizada, cuando alcanzó los 10 meses de edad, finalmente pudo lentamente moverse de lado en el suelo y pudimos entender parte de lo que decía.

Dos meses antes de su fallecimiento, Jen Jen dijo muchas cosas increíbles.

Ella reveló sus antecedentes

“Vine a este mundo porque lastimé accidentalmente a alguien que luego murió en el reino superior. También tengo una casa allí y estamos mi padre, mi madre, tres hermanas mayores y yo.

Soy el cuarto hijo, mi nombre es Tsui Yu-Lan. Tengo un hermano menor llamado Wei-Wei. Mi familia me ha estado buscando desde que caí a este mundo.

Finalmente, me encontraron, conociendo la razón por la que me caí y mi sufrimiento en el reino humano. Han estado buscando formas de salvarme y de ayudarme a volver.

Desde que me encontraron, me he estado quedando en esta casa durante el día, pero regresando por la noche a la casa en el reino superior.

Todos son muy hospitalarios y agradables y simpatizan con mi sufrimiento en el mundo humano. Me sorprenden con sabrosas comidas que no se pueden encontrar en el mundo humano.

Por ejemplo, las uvas en el reino superior, son más grandes y dulces que las de aquí. Aunque estoy discapacitado aquí, mi cuerpo funciona muy bien allá. ¡Incluso me felicitan por mi belleza!”

Jen Jen se rió de esto.

aviso

(Image via pixabay / CC0 1.0)
Jen Jen dijo que sufría en el reino humano durante el día, pero regresaba con su familia en el reino superior por la noche. (Imagen: vía pixabay / CC0 1.0)

Una mañana, descubrí que ella estaba usando maquillaje completo, con base y polvo, cejas cepilladas y labios rojos. Le pregunté qué sucedió y quién la maquilló. Ella respondió “La criada lo hizo anoche”.

Esto es definitivamente imposible, no tenemos una criada en nuestra casa y ella no podría haberlo hecho ella misma, ya que estaba tan seriamente paralizada que requería que alguien la alimentara.

No había manera de que ella pudiera ponérselo y hacerlo tan bien. Además, lo creas o no, nadie en casa tiene maquillaje.

Hay otra cosa para compartir; debido a frecuentes fallas de energía, en nuestro vecindario cada familia usa velas en sus hogares. No compré un candelabro para Jen Jen pero, de la nada, tuvo dos.

La parte inferior del soporte era una tapa de una lata. En la parte superior de la tapa hay una especie de arcilla muy dura.

No tenemos este tipo de arcilla en nuestro jardín. ni ella puede salir sola al jardín. Le pregunté de dónde lo había sacado. Ella sonrió y no respondió.

Entonces le pregunté quién hizo los candelabros para ella. Ella respondió que era la criada. Hasta el día de hoy, todavía mantengo uno de los candelabros.

Una vez se lo llevé a una persona con su tercer ojo abierto. Al verlo, se sorprendió y me preguntó de dónde venía. Después de contarle la historia, dijo que la arcilla no pertenece al espacio dimensional nuestro, sino a otro.

Más allá de todo, esta es la historia de mi difunta hija Jen Jen. La razón por la que la revelo es para demostrar que lo divino realmente existe.

Las relaciones kármicas son ciertas. Todo en nuestro reino humano está controlado por lo divino.

Traducido por Sharon L y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.