Usando los poderes divinos, Zhang Sanfeng promovió el bien y castigó el mal - Vision-Times-en-Español
Historias de Vida, T.Q.M.

Usando los poderes divinos, Zhang Sanfeng promovió el bien y castigó el mal

Spread the love

Zhang Sanfeng, nacido alrededor de A.D. 1247, el fundador de Tai Chi, fue un cultivador en la dinastía Ming. Llevaba una vida muy simple, sin poseer artículos materiales, excepto lo que llevaba puesto, una túnica hecha de tiras de plantas secas y un sombrero hecho de tallos de hierba seca.

Deambuló por todas partes y su paradero era incierto.

aviso

Con sus habilidades supranormales, a veces aparecía a miles de kilómetros de distancia en un día; a veces la gente en un lugar determinado lo veía muerto, y luego la gente lo veía riendo y hablando en otra parte.

El emperador Hongwu y el emperador Yongle lo admiraron mucho y enviaron mensajeros a buscarlo, pero nunca lograron encontrarlo. Eventualmente, si estaba vivo o no se convirtió en un misterio.

aviso

Un día, Zhang Sanfeng vagó para ver al Rey de Qiyang y fue muy bien recibido.

Cuando Zhang Sanfeng se iba, le entregó su túnica y su sombrero al rey y dijo: “En no menos de mil días, habrá un desastre en el que toda su familia estará en peligro de morir de hambre. Durante la crisis, puedes usar mi túnica y mi sombrero. Luego, camine por el jardín diciendo mi nombre“.

Aunque el rey creía que la inanición era imposible ya que era tan rico que su riqueza podía servir fácilmente a muchas generaciones, todavía atesoraba mucho los regalos y los cuidaba muy bien.

Zhang Sanfeng le dio su túnica y su sombrero al rey y le dijo que se los pusiera mientras le pedía ayuda cuando enfrentara inanición. (Imagen: Captura de pantalla / YouTube)

Dos años más tarde, de repente surgió una purga política y el Rey Qiyang fue uno de los objetivos. Tanto él como su familia fueron puestos bajo arresto domiciliario sin comida. Salir a comprar comida también estaba prohibido.

Al ver que pronto no tendrían nada que comer, el rey Qiyang recordó las palabras de Zhang Sanfeng e hizo lo que se le indicó. Mientras vestía la túnica y el sombrero, llamó a Zhang Sanfeng.

Inmediatamente en todos los patios de la casa, el mijo creció densamente y maduró en menos de un mes. Toda la familia sobrevivió comiendo el mijo.

Después de que se consumió todo el mijo, se otorgó un suministro de alimentos al rey Qiyang. Cuando el rey Qiyang intentó llamar a Zhang Sanfeng nuevamente, el mijo no creció porque no necesitaba la ayuda.

A partir de entonces, el rey Qiyang consideró el regalo de Zhang Sanfeng como un talismán. Cuando los miembros de la familia se enfermaban, podían curarse bebiendo el agua hecha empapando una tira de la túnica de Zhang Sanfeng.

Un eunuco de alto rango en el palacio del emperador tiene disentería. Usando su posición para beneficiarse, tomó la túnica y el sombrero de Zhang Sanfeng para su propio beneficio.

Tomó una tira de la túnica, la hervió en agua y la bebió esperando curarse. Sin embargo, se enfermó más y murió. Más tarde, la túnica y el sombrero fueron recuperados y devueltos al palacio donde fueron resguardados.

Traducido por Jean Chen y editado por Helen

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.