Visitando el pasado, antiguas aldeas chinas - Vision-Times-en-Español
Viajeros

Visitando el pasado, antiguas aldeas chinas

Spread the love

Por: Kanzhongguo staff

v1

Los antiguos pueblos más bellos de la China moderna.

El pueblo de Hong en la provincia de Anhui

v2
Foto: Immanuel Giel/Wikipedia

El pueblo de Hong tuvo surgió durante las dinastías Ming y Qing, está situado en un bello entorno, entre colinas verdes y claros arroyos serpenteantes. El pueblo abarca 30 hectáreas y es popular por su aporte de agua al sistema hidráulico del país. A vista de pájaro, la forma de la aldea es parecida a un búfalo reposando sobre el agua. La corriente fluye devanando zanjas en diferentes direcciones y termina en un pequeño lago en la entrada del pueblo. El ambiente tranquilo con bello entorno proporciona a los visitantes una agradable imagen del campo típico del sur de China.

Todos los días, muchos visitantes se sienten atraídos por el pueblo y sus hermosas vistas. Tiene más de 140 casas antiguas bien conservadas, dentro de estas casas antiguas se pueden apreciar los magníficos tallados de madera sobre sus vigas y columnas. Después de su visita, el turista concluirá que el poblado de Hong a diferencia de otros pueblos es armoniosa por sus construcciones y hermosos alrededores. El pueblo de Hong ingresó a la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2000.

aviso

Las casas tibetanas en Jiaju Zangzhai en Sichuan

Foto: Quang Minh (YILKA)/Wikipedia
Foto: Quang Minh (YILKA)/Wikipedia

Este pueblo está situado al norte de la provincia de Sichuan. Sólo habitan alrededor de 160 familias (Zang). Las casas están construidas con un estilo tradicional  ”Jiarong” con sus bandas pintadas de amarillo, negro y blanco. También tienen torres de piedra blanca en las cuatro esquinas del techo para representar los cuatro puntos cardinales. Las casas están diseñadas para un terreno montañoso y se adaptan bien a la cultura tibetana. Los techos planos funcionan para una variedad de actividades; tanto como para la oración como para secar los granos cosechados. El ganado se mantiene en la planta baja de las casas, mientras que las viviendas y una pequeña capilla se encuentran en los pisos superiores.

El pueblo es encantador y cálido. Sus habitantes locales se suman a esta mágica calidez. Los colores vibrantes y los diseños intrincados que adornan las construcciones no son llamativos, pero están en armonía con el entorno natural.

Una modesta casa de huéspedes satisface las necesidades básicas de los visitantes, proporcionando un banco “duro” de madera pero una buena cena. Los lugareños se sienten orgullosos de su cultura y a menudo entretienen a los visitantes con su danza tradicional “Guozhuang”.

Aldea de Aletaituwa en Xinjiang

Lago Kanas. Foto: Zuxy/Wikipedia
Lago Kanas. Foto: Zuxy/Wikipedia



Este pueblo está situado en Kanas, Xinjiang. Alrededor de 80 familias Tuwa viven en este pueblo antiguo. Kanas significa “rico, hermoso, misterioso y enigmático” en mongol. Creen en el budismo y han mantenido sus creencias tradicionales muy bien. Las fiestas religiosas y tradicionales son siempre alegres y con mucha vitalidad. El paisaje tienta a cada visitante a disfrutar de su naturaleza. Aparte de los habitantes mongoles de Tuva, los visitantes también pueden disfrutar de las costumbres y tradiciones del los kazajas, pueblo hospitalario del Prado Hemu.

Si usted quiere pasar la noche alrededor del lago Kanas, puede vivir con las familias locales o en tiendas de campaña. También puede alojarse en Kanas Shanzhuang, donde encontrará una gran variedad de servicios y hospedaje.

Ahora, si quiere experimentar el sabor de los “viejos tiempos” le recomendamos  quedarse con las familias locales en la aldea de Hemu”.

Aldea de Guoliang en las montañas de Taihang de Henan

Montaña Taihang. Foto: Fanghong/Wikipedia
Montaña Taihang. Foto: Fanghong/Wikipedia



La villa de Guoliang se encuentra en las montañas de Taihang en la provincia de Henan. Fue construido durante la Dinastía Han Occidental. Fue nombrado la villa de Guoliang en honor del líder campesino Guoliang. Este pueblo es un mundo de piedra: las casas de piedra, muros de piedra, las tablas de piedra, sillas de piedra y camas de piedra. En el otoño, un millón de matices de amarillo y dorado, naranja y rojo, marrón y rojizo juegan no sólo en las paredes de los acantilados que rodean la zona, sino también con el caqui del nogal, los árboles y con todo lo que habita allí.

Este pueblo es famoso por el túnel de Guoliang. Antes de 1972, fue un camino esculpido en la roca que solía ser el único acceso que une este pueblo con el mundo exterior. Posteriormente, los aldeanos decidieron cavar un túnel a través del acantilado rocoso. Dirigido por Shen Mingxin, jefe de la aldea, vendieron cabras y hierbas para comprar martillos y herramientas de acero. Trece pobladores emprendieron este proyecto. Les tomó cinco años para terminar el túnel de 1,200 metros de largo, que está a unos 5 metros de altura y 4 metros de ancho. Algunos de los aldeanos incluso murieron durante su construcción. El 1 de mayo de 1977, el túnel fue abierto al tránsito.

La pared del túnel es desigual y hay más de 30 “ventanas” de diferentes tamaños y formas. Algunas ventanas son redondas y algunas otras son cuadradas con un tamaño estándar y recorren decenas de metros de largo. Da miedo mirar hacia abajo desde las ventanas (no apto para aerofóbicos), donde extrañas rocas forman el acantilado por encima y como un “pozo sin fondo” por debajo.

Ciudad de piedra de Baoshan en Yunnan

Vestido típico Naxi. Foto: Brücke Osteuropa/Wikipedia
Vestido típico Naxi. Foto: Brücke Osteuropa/Wikipedia

La ciudad de piedra de Baoshan ha existido desde hace miles de años. En la antigüedad, el pueblo Naxi construyó la ciudad sobre una roca enorme. Se desarrolló a partir de un grupo étnico nómada y su travesía desde el noroeste de China a la orilla del río Jinshajiang duró cerca de un millar de años. Hoy en día, más de 100 familias viven aquí. Se siguen manteniendo las tradiciones antiguas y su vida pacífica y tranquila ha perdurado en esta roca gigante.

La gente de aquí utilizan piedras para construir todo, incluso sus casas, escritorios, mesas, camas, almohadas, cubetas de agua, cisternas y rangos de cocina. Todos los objetos de piedra se pulen suavemente y son un “grabado de vida” del pueblo Naxi desde hace siglos. Lo más maravilloso de la aldea es el acueducto independiente / sistema de riego. Los aldeanos usan el sistema para cada parcela de sus campos, pero sin afectar a los demás.

La Presa del Pueblo (llamada villa de Bamei) en Yunnan

Representación del Valle de Flor de Durazno en una pintura del pasillo del Palacio de Verano, Beijing. Foto: Yongxinge / Wikipedia
Representación del Valle de Flor de Durazno en una pintura del pasillo del Palacio de Verano, Beijing. Foto: Yongxinge / Wikipedia



Situado en la frontera de la provincia de Yunnan y la región autónoma de Guangxi, Guangnan es una zona kárstica típica. El famoso escritor chino Tao Yuanming, que vivió durante la dinastía Jin del Este (317-420), describió una vez a un legendario país de las hadas, llamado “el valle de la Flor de Durazno”, que estaba completamente aislado del ajetreo y el bullicio del mundo ordinario. La gente vivía allí en aislamiento tranquilo y sereno. La descripción del país de las hadas de Tao Yuanming se hizo realidad cuando la villa de Bamei fue descubierta.

Sin automóviles, electricidad, teléfonos o televisores, los pobladores locales siguen viviendo una “vida primitiva” autosuficiente con la pesca, la caza y la agricultura. Siembran maíz, caña de azúcar y frutas tropicales al pie de las montañas, además también cultivan el arroz cerca de la orilla del río.

La cultura Zhuang y sus costumbres tradicionales aún se mantienen aquí. La mayoría de los habitantes del pueblo viven en casas tradicionales “Malan”, una especie de diao jiao lou. Sus costumbres y festivales también están bien conservadas: el Festival del Diablo, el Festival Ox Soul y el Festival de Canto se celebran todos grandiosamente. La gente canta canciones populares en sus eventos más importantes, lo cual es su forma de relacionarse con los demás y expresar sus sentimientos.

Cada verano, los aldeanos de alta jerarquía celebran un ritual en memoria del “Dios del río” con la esperanza de tener una buena cosecha. Durante la temporada baja, los pobladores organizan varios eventos de entretenimiento, como las “carreras de gallos”.

Villa Zili en Kaiping

Villa de Zili en Kaiping, Guangdong. Foto: Payton Chung/Wikipedia
Villa de Zili en Kaiping, Guangdong. Foto: Payton Chung/Wikipedia

La villa Zili está situada en el poblado de Tangkou de Kaiping en la provincia de Guangdong. Ha sido durante mucho tiempo un pueblo de inmigrantes, muchos de los cuales trajeron las ideas y los estilos arquitectónicos de la parte posterior del oeste de Kaiping. El Diaolous (grandes castillos parecidos a casas) utilizan principalmente románicos estilos arquitectónicos islámicos, barroco y rococó con formas decorativas. Fueron hechos principalmente de hormigón armado, lo cual era raro en Asia en los años de 1920 y 1930. En el exterior, los edificios son típicamente de apariencia occidental, pero por dentro, todo, desde los frescos de los utensilios es de estilo tradicional chino.

La villa Zili se compone de tres sub-aldeas construidas entre 1821 y 1920. Hay un grupo de nueve Diaolou y un grupo de seis villas de estilo occidental, junto con las casas de un solo piso. Las casas de un solo piso están construidas con ladrillos y techos de tejas azules que resaltan entre los campos de arroz. La mayoría de las casas tienen un diseño conocido como “tres secciones / dos puertas”. Los Diaolou fueron construidos en la misma época, en la década de 1920 y con características similares, siendo sus propietarios emigrantes prósperos de Malaya, Chicago y otros lugares quienes decidieron volver a sus raíces.

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.