YouTuber chino detenido en Tailandia teme ser enviado de vuelta a China - Vision-Times-en-Español
Derechos Humanos

YouTuber chino detenido en Tailandia teme ser enviado de vuelta a China

Uno de los vídeos de Leng Tao de su canal de YouTube vistp desde un smartphone. (Imagen: Vision Times)
Spread the love

Un YouTuber chino, solicitante de asilo y actualmente recluido en un centro de detención de inmigrantes tailandés, teme ser deportado de nuevo a China, donde una vez más podría ser torturado por su creencia.

El 4 de noviembre Leng Tao, 64 años, fue detenido por la policía tailandesa, supuestamente por su condición de inmigrante, y luego un tribunal local le ordenó que abandonara el país.

Leng, practicante de Falun Gong que sufrió persecución en China, está actualmente en un centro de detención de inmigrantes en Bangkok esperando saber su destino, pero aspira ser asilado en otro país.

Instant Review

En una carta leída por Vision Times, Leng declaró que durante su detención ha sido interrogado por un funcionario de la policía tailandesa y por un representante de la ONU, sobre su canal de YouTube Instant Review.

aviso

Su canal tiene cerca de 30.000 suscriptores y en él se suben regularmente vídeos en mandarín. Uno de los vídeos del canal, sobre el ex líder del Partido Comunista Chino (PCCh) Jiang Zemin, ha tenido más de un millón de visitas.

“El canal expone principalmente los crímenes del PCCh y aclara la verdad sobre Falun Gong, incluyendo también noticias e interpretación actual”,

explica Leng en la carta escrita al Congreso de los Estados Unidos y al presidente Donald Trump para llamar la atención sobre su situación.

Dos de los vídeos del canal de Leng Tao en YouTube Instant Review. (Imagen: Vision Times)

 

Leng dijo que el oficial tailandés que lo interrogó sobre su canal de YouTube, se negó a identificarse y después de interrogar a Leng tomó “por la fuerza” su iPhone, que era una importante herramienta en sus producciones de vídeos.

Una fuente del centro de detención supuestamente le dijo a Leng a dónde fue llevado el teléfono.

“La gente del IDC (centro de detención de inmigrantes) que está familiarizada con estas operaciones, dijeron que mi celular fue llevado a la embajada China”,

escribió.

Leng mencionó que también dio detalles sobre su canal a un funcionario visitante de la Agencia para Refugiados de la ONU.

“También le comenté que después de mi detención se autorizó a otro administrador, por lo que el canal seguía funcionando”,

escribió.

Imagen telefónica de Leng Tao en un centro de detención de inmigrantes en Bangkok. (Imagen suministrada)

 

Encarcelado en China por su fe

Según un artículo publicado en el sitio web de Falun Gong, Minghui, en octubre de 2019, antes de huir a Tailandia Leng fue prisionero de conciencia, pasó 10 años en prisiones chinas.

El artículo describía las experiencias de Leng en prisión, que incluían  torturas y alimentación forzada con drogas desconocidas, que dañaron gravemente su salud en ese momento.

En 2014, Leng huyó de su provincia natal de Sichuan a Tailandia  y dos años después se le concedió el estatus de refugiado a través de la Agencia de Refugiados de la ONU en Bangkok.

Pero los refugiados que se quedan más allá de sus visas o entran a Tailandia sin la documentación apropiada, son considerados inmigrantes ilegales bajo la ley tailandesa, según el grupo estadounidense de derechos de los refugiados Asylum Access.

Tailandia no es signataria de la Convención de Refugiados de 1951 y no reconoce los derechos de los mismos.

Antes de su arresto, Leng esperaba -como otros refugiados- ser re asentado en otro país a través de la ONU.

Si eso no sucede, ahora teme ser deportado a China, donde corre el riesgo de volver a ser encarcelado y torturado, señaló una fuente conocedora del caso de Leng a Vision Times.

La tarjeta de identidad del ACNUR de Leng Tao que se emitió en 2016. (Imagen suministrada)

 

Centro de detención

Leng también teme que otra opción es que sea encerrado en el centro de detención de Bangkok durante años.

La carta de Leng dio más detalles sobre un pequeño número de otros practicantes chinos de Falun Gong en una situación similar en el centro de detención.

La fuente le dijo a Vision Times que actualmente hay más de 100 chinos que buscan asilo y que huyeron de China para evitar ser perseguidos por practicar Falun Gong y que viven una vida precaria en Bangkok mientras esperan la oportunidad de ser re ubicados.

Muchos de ellos han estado varados en Tailandia por más de cinco años.

Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina espiritual basada en la meditación y en los ejercicios de movimiento lento, con practicantes que siguen tres principios principales: Verdad, Compasión, Tolerancia.

Comenzó en el norte de China a principios de la década de 1990. Fácil y libre de aprender, se extendió rápidamente por toda China y más allá de sus fronteras.

Debido a la popularidad de la práctica, el estado comunista de China comenzó a perseguir a los practicantes de Falun Gong en 1999.

La persecución ha sido brutal, siendo el ejemplo más notable los informes sobre asesinatos masivos de practicantes y la recolección de sus órganos.

Vea este premiado cortometraje de Swoop Films sobre la persecución a Falun Gong:

aviso

Artículos PreviosArtículos Siguientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.